• DOMINGO,  18 FEBRERO DE 2018

Editorial  |  13 febrero de 2018  |  12:21 AM

Socialización de licitaciones y concursos

0 Comentarios

Imagen noticia

Hay que insistir en trabajar por la transparencia, en conjunto, entre todos.

La invitación que hicieron empresarios de la región y la Cámara de Comercio de Armenia para que se socialicen mucho más las licitaciones públicas, poniendo como ejemplo lo que hace la Empresa de Energía del Quindío –Edeq- es una muy buena estrategia, para buscar la transparencia en la contratación del Estado.

Si uno no se mete en política, la política se mete con uno. Y se mete con uno quitándole las oportunidades de participar en los grandes negocios legales que tiene el gobierno, cuando de contrataciones se trata. Si existen entidades que invierten, que compran, que hacen obras, son las del Estado, es decir, mueven muchos miles de millones de pesos que, infortunadamente, los beneficiados de esas compras y esos contratos son unos pocos privilegiados, que se ‘enroscan’ con los políticos, actúan conforme a sus lógicas de corrupción y dejan a la mayoría sin posibilidades de participar.

Los empresarios, en su mayoría, son apáticos a la política, porque la ven tan sucia que prefieren estar lejos de ella. Sin embargo, es ese distanciamiento, esa mirada de desprecio lo que ha hecho es que unos pocos se queden con el botín del gobierno y lo aprovechen para sus intereses personales y sus grupos políticos.

Participar activamente es la primera condición del ciudadano y, por supuesto, del empresario, para evitar que siga sucediendo lo que ha venido pasando con el erario: que quede en manos de unos pocos. Si queremos que las licitaciones sean más abiertas, conocidas, transparentes, que estén en una urna de cristal, es necesario participar mucho más en la política.

Hay que invitar al alcalde de Armenia, a los alcaldes de los municipios, al gobernador, a los directores de los institutos descentralizados a que cuenten públicamente, en un escenario donde participemos todos, cuáles son las licitaciones y concursos públicos que se harán en el año, qué necesita de los proveedores el Estado territorial y cómo entrar en el juego, lícitamente, para poder acceder a los contratos, sin que medie la propuesta cochina de la coima.

Los grandes responsables de la corrupción no son solo los funcionarios y políticos, sino los empresarios que se prestan para esta nefasta práctica: constructores, comerciantes, industriales, etc. De manera que pedir que se socialicen las licitaciones, que sean más transparentes, es apenas normal.

Veremos quienes se le apuntan a esta solicitud. Quienes responden a los empresarios y a la Cámara de Comercio y van allí, entre cientos, a exponer las licitaciones próximas, a buscar proveedores entre todos, o quienes prefieren el silencio y se quedan con sus amigos para que los provean de los insumos que necesitan las entidades públicas, pero, a la vez, de la coima que cobra el jefe de estas oficinas.

Hay que insistir en trabajar por la transparencia, en conjunto, entre todos, para que no se le cuelgue la lápida a una sola persona. Por eso, apoyamos la petición de los empresarios de exigirles a los gobernantes que divulguen y socialicen esas licitaciones.

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta este artículo

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net