• VIERNES,  25 MAYO DE 2018

Columnistas  |  04 octubre de 2017  |  12:01 AM |  Escrito por: Felipe Robledo

¿Paga ser pilo?

2 Comentarios

Felipe Robledo

A propósito del sesquicentenario de fundación de la Universidad Nacional y respecto del contexto social de posconflicto por el que actualmente atravesamos, conviene preguntarse sobre la importancia de la educación superior en Colombia1.

Son muchos los mitos que se han tejido alrededor de la educación superior en Colombia, algunos van en defensa de lo público otros de lo privado, y como es de esperar en muchos casos caen en extremismos. En relación al sector privado afirman que dichas universidades por el hecho de ser privadas obedecen a intereses particulares o que quienes estudian allí van tan sólo a “comprar un título”; en el otro bando están quienes dicen que la universidad pública, al no estar al vaivén del mercado tiene costos más elevados por estudiante, así como afirman que la burocracia las hace “inoperantes”, e incluso algunos se atreven a afirmar que la corrupción es “imperante”, o como me sucedió en días pasados cuando una persona en redes sociales afirmó temerariamente que la Universidad Nacional se gastaba el 3% del PIB.

Dichos aseveraciones deben ser cuestionadas entre otras porque parten de la desinformación y a cambió generan exclusión y divisiones negativas que impiden acuerdos robustos que redunden en una educación de calidad y Universal para los Colombianos. Como primer medida diremos que no todas las universidades privadas son “lavaderos de título”; El Externado, la Javeriana, los Andes son ejemplo de una educación privada con criterios de alta calidad, igualmente no todas ellas están al servicio de intereses privados que sesguen el conocimiento, si fuera así, Juan Carlos Henao Rector del Externado, no hubiese invitado a exguerrilleros de las Farc a eventos Académicos dentro del claustro. Lastimosamente ésta no es la regla general de las universidades privadas en el País, pero no por ello deben pagar “justos por pecadores”.

Por su parte, respecto de las Universidades públicas lo primero que debemos desmentir es la supuesta “inoperancia” o “corrupción”, al contrario, Universidades como la Nacional, la de Antioquia y el Valle, a pesar de tener recursos limitados y que sus pocos recursos cada vez más son recortados por el Gobierno Nacional, aún siguen estando a la vanguardia de la calidad en la educación en Colombia y el Mundo; por otro, hay entender de manera concluyente que la finalidad del sector público no es el equilibrio económico, sino el de educar, lo que termina siendo una ventaja para el sector público, ya que la realidad muestra que educar con estándares de alta calidad en términos económicos resulta muy costoso en un País principalmente pobre. Aquellas universidades privadas que cobran poco, resultan sacrificando la calidad en su educación2.

Hoy 4 de Octubre, compañeros de las Universidades Publicas saldrán a marchar en contra de “Ser Pilo Paga”, un programa que ideo Felipe Penagos; Quindiano admirable por cierto educado en Colegio Público, y del que nunca se imaginó en los vericuetos en los que resultaría; “ser pilo paga”, se creó con la finalidad de permitir a estudiantes de escasos recursos acceder a una educación de alta calidad en Colombia y así permitir la Movilidad Social, aun así en la práctica, dicho programa ha sido muy criticado; lo que habla muy bien de él como persona pero muy mal de nuestro sistema y política educativa, ya que es allí donde radica nudo gordiano…

Continuará el próximo Miércoles.

 

1 Este artículo se concentrará en este sector

2 Costo promedio de una profesión con alta calidad excede los 100 SMMLV

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net