• JUEVES,  29 SEPTIEMBRE DE 2022

Editorial  |  17 abril de 2020  |  12:00 AM

Una postal de Armenia en cuarentena

0 Comentarios

Recorrer las calles de Armenia, casi solas, con sus gentes confinadas en casas y apartamentos por culpa del miedo a ser contagiados con el virus Covid-19, produce una sensación de nostalgia por la ciudad que se fue y lo poco que queda de ese pasado arquitectónico y patrimonial reciente.

Hay una calle en Armenia, que hasta hace poco, su costado oriental parecía una postal del recuerdo. Era toda una cuadra que llenaba media manzana con tres edificios que fueron levantados entre los años treinta y cuarenta y cinco. Aunque los aleros fueron recortados, la imagen que irradiaba se parecía a las fotos viejas de aquella ciudad próspera, cafetera, que Colombia admiró en los años cincuenta y sesenta.

Esta calle céntrica, carrera 18 con calles 17 y 18, se formó con el proyecto de la nueva galería, tras el incendio que destruyó la plaza de mercado Cervantes en 1935, en el lote donde se levantaron los edificios de los bancos de la República y Popular, el hotel Maitamá y la antigua Alcaldía. Algunos inversionistas previeron la trascendencia del nuevo lugar, tras la edificación de la nueva galería, e hicieron allí cerca sus casas.

Las dos primeras casas, que limitan con la carrera 18 y la calle 18, hacían parte del patrimonio local de la arquitectura regional, levantadas en bahareque, pero retocadas con revoque de cemento. Ahora solo queda una, la de la esquina de esa carrera 18 con calle 18. El eclecticismo hizo su trabajo en la fachada, pero conservó el alma fundacional al interior. Las escaleras de madera, el piso completo de los cuartos sociales y las piezas privadas mantienen las tablas de caracolí, y el cielorraso conserva las soleras en algunos rincones.

Las ventanas y puertas de madera, los postigos silenciosos por donde se asoman muchachas entristecidas, el enlucido de las paredes y la verticalidad de los dos pisos que resistieron el terremoto de 1999, parten la historia de la ciudad con su entorno de ladrillo, hierro y cemento. Las segundas plantas de las dos casas prevalecían hasta hace poco, socialmente con un entramado que no es ajeno al medio donde permanecían sembradas, cumpliendo el papel de pensión, y de sórdido inquilinato. Pero en la parte inferior exalta el comercio. Cada metro se ha convertido en una venta de productos y servicios que las hacen ver como el último rescoldo de la antigua galería.

Sobre la calle 18 permanece el café-bar El Pescador, que, según su propietario, está cumpliendo noventa años, pero que muchos aseguran que su vida no supera los setenta, pues antes de servir como intermediario entre el hombre y la alegría, allí se zurcían trajes domingueros. El café es una momia arquitectónica. Parece embalsamado, con sus sillas de vaqueta y la vieja cafetera Vittoria, donde sus asiduos visitantes no desentonan, con ruanas y sombreros y ponchos y botas campesinas, en este bucólico y antiguo cuadro de la Armenia de ayer que, hoy, con la pandemia del coronavirus encima, permanece cerrado.

El tercer edificio es una mole de concreto, erigido a imagen y semejanza de la antigua galería, seguramente en la misma época, finales de los años treinta y comienzos de los cuarenta. Sus zapatas limitan con la calle 17 y la carrera 18, en una esquina famosa, pues en alguna época albergó al célebre café Palacio. Es una sola planta de estilo Art-deko, que cobra volumen en la parte superior, donde se muestran medias circunferencias infladas.

También este edificio alberga hoy un pequeño centro comercial y de servicios, que permite conservarlo. Hoy se vislumbra más añejo que nunca, parece abandonado, tras la tristeza que nos deja la soledad de las calles y los edificios por el confinamiento obligatorio.

Mientras toda la cuadra tenga un uso real, social, mientras las edificaciones cumplan una función en la ciudad, el patrimonio permanecerá, esta cuadra seguirá siendo el único rincón del centro de Armenia donde se revuelven los recuerdos y las nostalgias con el modernismo, ahora, y después de la pandemia del Coronavirus.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net