• MIÉRCOLES,  19 DICIEMBRE DE 2018

Editorial  |  14 marzo de 2018  |  12:00 AM

Los ganadores de las elecciones en el Quindío

0 Comentarios

Imagen noticia

En todo caso, la escena política del Quindío cambió.

Estas elecciones que acaban de concluir en el Quindío tienen dos lecturas muy importantes. La primera, la derrota de quienes en los últimos años ostentaron el poder en la región, a través de los dos partidos de mayor significación electoral: Cambio Radical y partido Liberal. Se trata de la exgobernadora Sandra Hurtado y la exalcaldesa Luz Piedad Valencia. Ninguna de las dos alcanzó curul, ni en la Cámara, a la que aspiró Hurtado, ni al Senado, el que persiguió Valencia.

Las dos habían elegido durante sus mandatos 2012-2015, parlamentarios, diputados, concejales, alcaldes y gobernador. No olvidemos que siendo gobernadora del Quindío, Sandra Hurtado pudo trabajar para elegir en su partido Cambio Radical a dos representantes a la Cámara, Atilano Giraldo y Antonio Restrepo, y ponerle una escandalosa votación a un foráneo en el Senado, Germán Varón; pero también un número importante de concejales y diputados, como alcaldes de municipios diferentes a Armenia. Y la exalcaldesa Luz Piedad Valencia hizo lo propio, ayudando a elegir al representante a la Cámara Luciano Grisales, al alcalde actual Carlos Mario Álvarez y al gobernador de este momento Carlos Eduardo Osorio, además, también, de concejales y diputados.

Sin embargo, y a pesar del poder que acumularon, no fueron capaces de hacerse elegir en cuerpo propio. El poder las ha desgastado, seguramente, y en el caso de la señora Hurtado, la destitución en primera instancia que le hizo la Procuraduría, por hechos de corrupción, además de la inhabilidad para ocupar cargos públicos por 12 años. De manera que no haber sido elegidas, después de ostentar en gran medida el poder territorial del Quindío, es un hecho muy trascendental en la vida política regional.

Y la segunda lectura es que quien ganó, en verdad, las elecciones, fue el alcalde de Armenia Carlos Mario Álvarez Morales. Cumplió su objetivo, derrotar a su antigua mentora y presidenta del directorio Liberal Luz Piedad Valencia, y lo hizo desviando los votos que deberían de haber sido depositados por ella, hacia un candidato al Senado de Antioquia. Derrotada Luz Piedad y habiendo ganado la Cámara de Representantes, en el partido Liberal, su amigo Luciano Grisales, le queda, al alcalde, el camino expedito para ayudar elegir, con coaliciones que se avizoran, al próximo alcalde y gobernador, de su cuerda y confianza.

El otro triunfador, sin duda, fue el gobernador del Quindío Carlos Eduardo Osorio, pues su pupilo Diego Javier Osorio fue elegido representante a la Cámara por el Centro Democrático. Además, con la derrota de Luz Piedad, puede sentirse liberado del apoyo que esta le ofreció para llegar al primer cargo del departamento.

Así las cosas, ya se empezó a hablar de una coalición que incluye los tres parlamentarios: Luciano Grisales, Atilano Giraldo y Diego Javier Osorio, con el alcalde Carlos Mario y el gobernador Carlos Eduardo, para las elecciones próximas. Unos pondrán candidato a la alcaldía y los otros a gobernación.

Sin embargo, el no haber alcanzado curul en el Senado no significa para Luz Piedad Valencia una derrota y un abandono de la política. Sigue siendo la presidenta del partido Liberal, y la última batalla aún no se ha dado, la de presidente de la República, que será definitiva para su futuro dentro del panorama político regional.

En todo caso, la escena política del Quindío cambió, porque ya no están en los puestos relevantes de mando, ni Sandra Paola, ni Luz Piedad.

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta este artículo

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net