• MIÉRCOLES,  16 OCTUBRE DE 2019

Editorial  |  19 junio de 2018  |  12:00 AM

La ciudad convertida en sanitario

0 Comentarios

Imagen noticia

¿Cuál política pública de Habitante de calle? ¿Cuál Armenia Ciudad de Derechos?

La aprobación de una política pública en beneficio del habitante de calle por parte del concejo de Armenia, era uno de los principales objetivos de José Marcial Apablaza Yáñez, coordinador del programa Habitante de calle de la Pastoral Social de la Diócesis de Armenia.

Para inicios de noviembre de 2017, Apablaza Yáñez, uno de las personas más insistentes en crear programas para remediar la problemática de los habitante de calle, fue quien más trabajó para la validación de una política pública para esa población por parte del concejo municipal de Armenia.

En sus estadísticas había identificado más de 1000 personas en condición de calle de las cuales tenía acercamientos con 350, un 10 por ciento de mujeres, un promedio del 70 por ciento de jóvenes adultos y el resto adultos mayores.

La llamada política pública de habitante calle con que se se pretendía "mejorar la calidad de vida de dicha población", fue aprobada a finales de ese mismo mes, el 28 de novimebre de 2017, por el concejo municipal de Armenia, 18 concejales votaron a favor. “La iniciativa busca que quienes vivan en las calles sean reconocidos por el Estado como personas con múltiples problemas y que sean atendidas a través de programas de asistencia en distintos frentes, y buscar así su reinserción en la comunidad como un ciudadano productivo y de servicio al colectivo”, fue el argumento de los ponentes.

La administración municipal había presentado el proyecto de acuerdo Política Pública de Habitante de Calle 2017 -2027 Armenia Ciudad de Derechos, dentro del Plan de Desarrollo 2016-2019 Sigamos Adelante, con todos los argumentos del caso.

Hace pocos días por este mismo medio de comunicación se volvió a hablar de esta población, que en la actualidad se ha incrementado de manera alarmante, generando riesgos sanitarios y de seguridad.

El secretario de Salud de Armenia Fernando Vivas Grisales, sobre el particular

indicó que a estas personas se deben comprometer con el cuidado de la ciudad, la seguridad y la limpieza y que se conviertan en parte de la solución.

Estamos de acuerdo con el funcionario. Pero de nuevo, al parecer, todo queda en el papel, en los programas, planes y proyectos, en una política pública de habitante de calle que solo sirvió, como tantos otros acuerdos, ordenanzas y leyes, para el champú o la vitrina de quienes aprueban sin tener como cláusula principal vigilar que se cumpla lo aprobado.

La tal política pública de Habitante de calle, enmarcada en el programa Armenia Ciudad de Derechos, no ha tenido ninguna incidencia. Las calles de la capital cafetera, incluso las de muchos de los municipios del Quindío, uno de los destinos turístico preferidos por colombianos y muchos extranjeros, siguen siendo el hogar de las cientos de personas que por desplazamiento, abandono familiar, consumo de sustancias alucinogenas o por trastornos mentales, no tiene otra alternativa.

Los programas, los planes y proyectos, para estas personas que afean, ensucian, le dan inseguridad, y responsables que en muchas calles céntricas de Armenia huela a mierda y orín, llevan más de un semestre de aprobación en el papel y hasta ahí. ¿Cuál política pública de Habitante de calle? ¿Cuál Armenia Ciudad de Derechos?

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net