• DOMINGO,  25 FEBRERO DE 2024

Editorial  |  11 octubre de 2017  |  01:27 AM

Clasificaron los que eran

0 Comentarios

Un mundial sin Argentina o sin Colombia no sería lo mismo. Un mundial sin Messi, sin James Rodríguez y Falcao, sería un mundial cojo. No sería lo mismo, sabiendo que estos futbolistas, considerados entre los mejores del mundo, podrían estar en las graderías. Por fortuna para el fútbol, para los aficionados a este deporte en todo el mundo, la jornada de ayer fue justa, al poner tanto a Colombia como a Argentina en la ruta de Rusia 2018.

Clasificaron los que eran. Brasil, que empezó la eliminatoria con muchas falencias, arregló sus cargas más pronto de lo que todos esperaban y terminó sobrado, con 41 puntos, diez más que su inmediato seguidor, Uruguay, que demostró en las eliminatorias un fútbol claro, con figuras fulgurantes como Cavani y Suárez.

Este Uruguay hizo méritos no solo para estar en el mundial, sino para clasificar segundo. Argentina, como lo dijimos arriba, infaltable, pues nadie concibe una cita mundialista sin el país que tiene jugadores en casi todos los equipos profesionales del mundo. Y, por supuesto, Colombia, que en los últimos años no ha salido de los diez mejores equipos del mundo.

Nos alegramos por Perú, aunque da tristeza no ver en el mundial a Chile, el último campeón de la Copa América. Pero podrá estar Perú, si supera en el repechaje a Nueva Zelanda, lo que se da por seguro. Mucho tiempo llevan los certámenes mundialistas sin ver el fútbol de los incas. Tendremos la fortuna de tenerlos ahora, si, repetimos, le gana en el repechaje a Nueva Zelanda, para recordar la fantástica selección de Chumpitaz, Solís y Cubillas.

Al país le volvió el alma al cuerpo ayer en Lima, luego de la desazón que nos provocó el partido del jueves pasado en Barranquilla cuando perdimos 1 a 2 con Paraguay. Colombia clasificó, aunque la selección de Pékerman no termina de gustar del todo. Los directivos tendrán que hacer muchos ajustes, quedan ocho meses para enfrentar la cita mundialista, y es necesario revisar y rectificar, si queremos una bonita presentación en Rusia. Ahora vienen los partidos de preparación, y ojalá estos nos dejen satisfacciones.

Sin embargo, queda una preocupación, expresada aquí el lunes por el columnista Juan Miguel Rojas, cuando decía que si la Selección gana, Colombia pierde, en el sentido de que nos llenaremos de euforia futbolística y podemos perder el norte de los análisis y la comprensión política de las elecciones del 2018, que prácticamente coinciden con el mundial de Rusia 2018. Ojalá que nos equivoquemos en esta apreciación. Qué la alegría de la selección no le ponga mordazas a nuestro criterio político.

Estamos en el mundial de fútbol Rusia 2018 y eso es motivo de alegría y optimismo, en un momento tan difícil para el país. Un triunfo colectivo siempre reconforta, esperamos que sea para bien de todos.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net