• DOMINGO,  22 JULIO DE 2018

Editorial  |  21 junio de 2018  |  06:57 AM

Mataron un gran proyecto para Armenia

0 Comentarios

Imagen noticia

Primaron los intereses mezquinos de la pelea de comadres.

Invías le pidió al municipio de Armenia tapar los huecos que se hicieron en el antiguo patio de las máquinas y los vagones de la estación del ferrocarril de esta ciudad, abiertos dentro del proyecto de Centro Cultural y Turístico la Estación para levantar allí los aparcaderos de este complejo, y encima de ellos ubicar la plazoleta central de este ambicioso plan. 

La petición de Invías se hace con base a la certidumbre de este instituto de que esos terrenos le pertenecen. Sin embargo, el municipio de Armenia tiene 26 escrituras de los predios de la estación, adquiridos desde la década del 90 del siglo pasado, cuando el bien fue declarado patrimonio cultural de la nación. Escrituras que se hicieron por compra como cuerpo cierto, es decir, a la luz del derecho, que incluye todo aquello que se llamó estación del ferrocarril, sin hacer mediciones precisas del terreno. Y lo que reclama invías está en todo el centro del globo adquirido, lo que en el momento de la compra se dio como incluido en esta.

Por la enorme disputa que el alcalde Carlos Mario Álvarez le propuso a la exalcaldesa Luz Piedad Valencia, gobierno donde nació el proyecto del Centro Cultural y Turístico, aquel no dio la lucha jurídica sobre el predio y aceptó, más que con resignación, con sentido de retaliación, que Invías fuera el dueño del predio y con ello hacerle un escándalo a la exmandataria. No se dio cuenta el doctor Carlos Mario que la perdedora no era la señora Valencia, ni que el ganador era él, sino que la gran damnificada iba a ser, como lo es ahora, la ciudad. 

Está claro que sobre este predio, que se alega que es parte de la antigua línea férrea, no va a volver nunca el tren. Si por alguna razón este regresara, no va a ser a este antiguo patio, pues la planeación y el ordenamiento territorial de la ciudad ya es otro muy distinto. Debió de pelearse la propiedad, debió seguirse lo ordenado por el ministerio de Cultura, debió seguirse el proyecto, y no declararse derrotado, como lo hizo la administración municipal, solo con un ánimo revanchista contra una persona. Ahora no hay proyecto, y los dos ‘líderes’ en disputa están en la cárcel.

Ahora no solo se perderán los $2.000 millones invertidos en la apertura de los enormes huecos, sino que habrá que invertir otro tanto para taparlos, pues no se trata simplemente de echarle tierra, hay que hacer un lleno técnico, con proyección estructural, para evitar el colapso de las edificaciones de la antigua estación del ferrocarril. Y de contera, casi que dar por cerrado el proyecto del Centro Cultural y Turístico de la Estación, que tantas expectativas había generado para la ciudad y el departamento.

Si se insiste en la propiedad de Invías sobre este lote, y sellados los huecos del proyecto de aparcaderos, tampoco se podrá utilizar este espacio para nada, porque es ajeno, lo que ‘mata’ de una el proyecto en general. Les faltó perrenque, les faltó verraquera, les faltó criterio, les faltó agallas al alcalde Álvarez y a su equipo para pelear con honestidad la propiedad y el derecho sobre este lote, que en derecho existe en las escrituras públicas. Primaron los intereses mezquinos de la pelea de comadres en la galería comarcana, al gran interés general de la ciudadanía. ¡Qué dolor de patria chica!

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta este artículo

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net