• MIÉRCOLES,  18 SEPTIEMBRE DE 2019

Editorial  |  03 julio de 2018  |  12:01 AM

Ley de honores al Quindío

0 Comentarios

Imagen noticia

A propósito de la celebración, el pasado domingo 1 de julio, de los 52 años de creación del departamento del Quindío, hay que decir que la Ley de Honores que el Congreso de la República expidió en agosto de 2016, cuando se cumplieron los 50 años de esta gesta, no ha sido cumplida.

El Artículo 2° de esta Ley, dice así: “El Gobierno Nacional y el Congreso de la República rendirán honores al Departamento del Quindío, en la fecha que las autoridades locales señalen para el efecto, y se presentarán con comisiones integradas por miembros del Gobierno Nacional y el Congreso de la República”. Pasados dos años, esas comisiones y esos honores no se conocen. Le hicieron pistola a la región con este protocolo.

El Artículo 3° sostiene: “Se autoriza al gobierno nacional para que asigne en el presupuesto de la nación y/o el Sistema de Cofinanciación, las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar las siguientes obras y actividades de interés público y social, promotoras del desarrollo regional, que beneficiarán a la comunidad del departamento del Quindío, así como efectuar los traslados, créditos, contracréditos y convenios interadministrativos entre la nación y el departamento del Quindío para vincularse al cincuentenario. Dichos proyectos y obras son los siguientes: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación, ampliación y pavimentación de las vías Armenia - Boquía - Salento y Salento - Palestina - La Nubia; ampliación y rehabilitación de la vía La Tebaida, Pueblo Tapao, Montenegro, Circasia; Biblioteca Pública Departamental; construcción de las dobles calzadas Armenia-Calarcá y Armenia Montenegro Ouimbaya”.

Este artículo tampoco se cumplió. Solo se asignó una partida para la vía La Tebaida-Pueblo Tapao, pero los trabajos están inconclusos. Del embalse ya nadie habla, y es mejor, frente a los problemas ambientales que ello acarrea, y las demás obras quedaron solo en las buenas intenciones.

Los parlamentarios que trabajaron en esta ley no han hecho nada para hacerla cumplir. Tampoco hicieron nada los promotores de la celebración de los 50 años de creación del departamento del Quindío. La ley va a cumplir dos años, y, como lo dijimos antes de que se expidiera, es letra muerta, o mejor dicho, un saludo a la bandera.

Otros departamentos, con otros congresistas y gobernantes, han prodigado leyes similares, y las han hecho cumplir. Tienen líderes y peso en el concierto de la nación. Lo que le hace falta al Quindío.

Seguiremos esperando. Tal vez cuando celebremos el centenario, los primeros 100 años de creación, el departamento pueda ver realizados estos sueños.

 

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net