• LUNES,  20 AGOSTO DE 2018

Editorial  |  10 agosto de 2018  |  12:00 AM

‘Baños de agua tibia’ para habitantes de calle

10 Comentarios

Imagen noticia

Los supuestos 1.000 habitantes de calle que desde hace más de cuatro no disminuyen ni aumentan en las cuentas de la administración municipal, hacen parte de los más de cinco millones de indigentes que según el gobierno nacional deambulan por la calles de Colombia.

El próximo 18 de agosto se llevará a cabo en Armenia un censo para determinar con cuántos habitantes de calle cuenta Armenia en la vigencia de 2018, y según la secretaría de Desarrollo Social de la alcaldía de la capital quindiana, se pondrá en marcha la actualización de la caracterización de esa población, lo que según el titular de esa cartera, James Cañas Rendón, permitirá identificar a quienes no estén cedulados para gestionar la respectiva documentación ante la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Suponemos que el censo de los habitantes de calle arrojará un número mayor y no se quedará en los mismos 1000, porque para todos los que residimos en la Ciudad Milagro la cifra de habitantes de calle sube todos los días, y no solo porque, según el gobierno, vienen de otros lugares, sino de los propios, de nuestro enfermos mentales mal atendidos, de los niños abandonados y hombres desempleados que son caldo de cultivo para la drogadicción y que no les queda otro remedio que convivir en las calles de una ciudad que nos les ofrece oportunidades y que se ahoga en sus fenómenos sociales con la indiferencia de sus dirigentes, que solo se dedican a mencionar proyectos que en nada remedian el grave problema que cada día crece ante los ojos de una ciudadanía, además, indiferente.

Aterra que el señor secretario de Desarrollo Social del municipio, James Cañas Rendón, hable para ese mismo 18 de agosto de la recuperación del sector de los puentes de la 26 simplemente con la atención en salud, peluquería y limpieza a los habitantes de calle que pernotan en el lugar, atención para la cual piden el apoyo de la Cámara de Comercio y otras entidades para realizar un aseo general a dicha población como al sitio donde habitan.

“Plan integral de atención, que vinculará también a Empresas Públicas de Armenia, y las secretarías de Infraestructura y Gobierno y Convivencia”, suena sofisticado y no nos oponemos a ello, pero esto no son más que paños de agua tibia como dirían las abuelas, pues no hay un proyecto contundente que traslade esta población a un sitio donde verdaderamente se pueda atender de manera permanente, que se pueda aliviar, sanar, sobre todo en su parte sicológica y mental que es en realidad lo que los afecta. Un baño y una peluqueada no es la medicina para las emociones desequilibradas de un ser humano.

Entendemos, de acuerdo con el programa de la secretaría de Desarrollo Social del municipio, que los habitantes de calle del sector de los puentes de la 26 seguirán viviendo allí, les limpiarán la ‘casa’ por un día, les darán un baño y una peluqueada, no importa que a las pocas horas el problema siga igual.

No hay profundidad en las acciones sociales. De nuevo solo vitrina para unos cuantos funcionarios. La tan cacareada política pública del habitante calle solo quedó en los registros o papeles sin valor del concejo municipal de Armenia.

 

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta este artículo

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net