• DOMINGO,  25 FEBRERO DE 2024

Editorial  |  21 octubre de 2017  |  12:00 AM

Galeón San José, espada de Damocles del Tesoro de los Quimbayas

0 Comentarios

Hoy presentamos un análisis sobre lo dicho por el Ministro de Educación, Cultura y Deporte de España con relación a la decisión de la Corte Constitucional de Colombia de solicitarle al gobierno que le pida a España la devolución del Tesoro de los Quimbayas.

Hay que leer con desconfianza lo que dijo el ministro de Educación de España, el señor Íñigo Méndez de Vigo, al referirse a la reclamación que hará Colombia del Tesoro de los Quimbayas. Miremos sus palabras: “…en ocasiones hemos tenido alguna controversia como el galeón San José, donde también España tiene una posición y no siempre es atendida”. ¿Qué quiere decir? Ustedes nos dejan intervenir en el rescate del galeón y nosotros les devolvemos su Tesoro.

Todos los caminos conducen a que España abre la puerta para la devolución de nuestro Tesoro, pero esa decisión estará condicionada a las reclamaciones que han hecho los ibéricos de su derecho a intervenir en el rescate del galeón San José, una embarcación española hundida en el mar Caribe, frente a Cartagena en el año de 1708.

Y es que desde que se anunció, en 1982, que las coordenadas del galeón se habían descubierto, ahí frente a Cartagena, muy cerca de la isla de Burú, España ha manifestado su interés en esta embarcación, hundida por los ingleses en 1708, pero que era de su propiedad, para entonces. Y el interés de España es porque al interior, el galeón San José cargaba un tesoro de esmeraldas, barras de lingotes macizos de oro y de plata, custodias y valiosos objetos, valorados en más de 10.000 millones de dólares de hoy, una cifra cercana a la deuda externa de nuestro país.

Y claro, ahora con el asunto del Tesoro de los Quimbayas, se abre un argumento grande para los españoles y un dilema absolutamente difícil para el gobierno y la diplomacia colombiana. El negocio, desde el punto de vista económico, saldría desfavorable para Colombia, aunque fuera bueno para el país en términos del rescate del patrimonio histórico y cultural.

El tesoro que hay en el galeón San José no solo está referido en lingotes macizos de oro y esmeraldas, sino que también contiene objetos valiosos de orfebrería, tanto como las 122 piezas del Tesoro de los Quimbayas. Si la propuesta de España va a ser que los dejen intervenir en el rescate con un porcentaje del tesoro para ellos, y así devuelven el Tesoro de los Quimbayas, va a ser muy difícil la negociación y, posiblemente, imposible de llegar a un arreglo.

Lo cierto es que el gobierno colombiano va a cumplir con lo pedido por la Corte Constitucional: gestionar la devolución del Tesoro de los Quimbayas, lo que no implica necesariamente que lo devuelvan. Gestionar es pedirlo oficialmente, por las vías diplomáticas, o las jurídicas, aunque la canciller colombiana María Ángela Holguín ha dicho que no hay ninguna institución internacional a dónde acudir para hacer esta reclamación.

En estos términos, el galeón San José se convierte en una espada de Damocles para el Tesoro de los Quimbayas.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net