• MIÉRCOLES,  08 DICIEMBRE DE 2021

Editorial  |  01 diciembre de 2018  |  09:40 AM

La Patria, ejemplo de convivencia

0 Comentarios

Imagen noticia

Dicen que la Navidad es época de recogimiento alrededor de la familia, de los vecinos, de integración y de mucha alegría, en todo caso diciembre es un mes diferente que despierta los sentimientos de amistad, amor y sana convivencia con nuestros semejantes.

Aún en algunos sectores de Armenia y del Quindío el espíritu de la Navidad permanece, aún hay intercambios de regalos y sobre todo de viandas entre los vecinos, quienes además se unen para adornar la cuadra del barrio con luces multicolores o los elementos propios del mes más alegre del año.

Esa unión que aún se siente en Navidad, años atrás se manifestaba durante todo el año a tal punto que fue la responsable de la construcción de muchas obras en Armenia cuando la comunidad realizaba los famosos convites con llamativos bazares y en los que no podía faltar la venta de empanadas. Hoy esa unión se percibe en la Ciudadela La Patria, populoso sector ubicado en el occidente de Armenia donde los vecinos trabajan durante todo el año con un único propósito: la construcción de la capilla Santa Laura Montoya.

“En casa vamos a colocar una alcancía para que las visitas hagan su donación, tenemos el objetivo de recoger 300 mil pesos para comprar uno de los vitrales que requiere nuestra parroquia”, dijo una de las familias del sector comprometida con la causa.

Y alrededor de la construcción de la parroquia se evidencia la integración de la comunidad, unos trabajando en la obra, otros haciéndole mantenimiento y muchos otros contribuyendo con sus aportes para cumplir con un sueño colectivo.

Los habitantes de la Ciudadela La Patria, liderados por varios de los vecinos se han convertido en ejemplo para la ciudad. Hay que destacar que la comunidad en su integración por una causa comparte asimismo sus problemas, sus vivencias y en esa convivencia liberan sus tristezas y sus alegrías al igual que muchas ideas sanas que son acogidas por el resto de los integrantes de la comunidad.

Esos espacios, que se han perdido, se destacan igualmente por la solidaridad y el respeto, indirectamente se educa en valores y en civismo. La familia completa participa de los convites, aprende del ejemplo y ese núcleo familiar, base de la sociedad, se hace fuerte con el compartir ya que construye la coraza del amor y la protección.

Un intento de estos convites en los que todos ayudan, todos se apoyan, ha tratado de implementar la actual administración departamental, con características un poco diferentes en donde funcionarios sacrifican sus fines de semana para hacer mantenimiento a escuelas, parques o sitios comunales en el departamento del Quindío, actividades que van acompañadas de la solidaridad de los propios funcionarios y de las comunidades del sector que hacen su aporte tanto en trabajo como en material para mejorar dichos lugares. Comunidad y gobierno comparten por una causa común.

Es cierto que trabajar en equipo tiene ventajas y grandes resultados, el más importante la integración de la comunidad y con ella la de la familia. El de la Ciudadela La Patria teniendo como eje la parroquia, es un ejemplo digno de imitar en otros sitios de la ciudad y del Quindío para que la unión sea una realidad y se rescate ese núcleo de la sociedad cuya desintegración es la responsable de una gran mayoría de los flagelos sociales por los que atraviesa la región.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net