• LUNES,  29 NOVIEMBRE DE 2021

04 septiembre de 2018  |  12:01 AM |  Escrito por: Edición web

Un viaje por la Cultura del Quindío. Córdoba: El susurro de guaduales como destino verde del Quindío

0 Comentarios

Imagen informe especial

Por: Henry Plazas Olaya y Roberto Restrepo Ramírez

Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan al cambio” Charles Darwin

La guadua sólo es una hierba gigante, quizás alimentó los grandes animales antediluvianos, no tiene la imponencia de un árbol de tronco erguido, pero sí tiene la resistencia del acero; por su flexibilidad y fortaleza se parece al talante de los buenos líderes: soporta la presión de sus rivales o del medio, pero no se rompe, sólo se dobla y vuelven a permanecer en pie. Los guaduales han prevalecido por siglos en las bondadosas tierras del departamento y ahora son el símbolo de este municipio catalogado como el “Destino Verde del Quindío”.

Visitar por primera vez Córdoba, actual remanso de paz, es penetrar a través de un arco o túnel que enmarca una buena carretera, la cual se extiende desde el centro poblado de Rio Verde hasta el casco urbano.

Para llegar a Córdoba desde la Terminal de Transporte de Armenia, sólo tome un bus de la Cooperativa de Motoristas del Quindío, que cumple horarios desde las 5:45 a.m. cada media hora, hasta las 7:30 p.m. y de regreso hasta las 9:00 de la noche.

Recorrido Por La Cultura Cafetera-Recuca

Sobre la vía a Córdoba, a pocos kilómetros desde Barcelona y perteneciente a este corregimiento de Calarcá, se encuentra el mejor parque de turismo experiencial: “Recuca”, donde se enseña de una forma interactiva todo lo relacionado con el café, contando con guías amistosos dentro de un esquema lúdico que integra chistes de la región, amabilidad total, varios ingredientes que configuran una experiencia divertida, apta para toda la familia. Comenzando en la fonda de bienvenida “La Putería”, se ofrece una bebida preparada a base de agua de panela con café llamada “chaqueta”, allí se pueden comprar artesanías, bebidas de hidratación y en medio del recorrido se saborea la “bogadera”, que consta de agua de panela con limón y canela.

La guianza está presente en todo momento. Se asumen los roles de arrieros y chapoleras con vestidos típicos. Se visita el Sendero Cafetero, donde se explican las labores del cultivo del café desde la siembra hasta el simulacro de la cosecha, incluyendo el pago de recolección del grano con billetes especiales. En el sitio de la post–cosecha se realizan las actividades de beneficio y procesamiento y en el sitio del “Rito del Café”, se enseña a preparar y tomar esta tradicional bebida. Allí se ofrece una taza de café Recuca tipo exportación

El “Bitute” o almuerzo típico, consta de fríjoles acompañados de arroz, arepa, huevo, carne molida, chicharrón, tajada de plátano maduro, mazamorra, panela y la famosa “bogadera”, todo servido en vajilla de esmalte. Adicionalmente se presenta la catación como actividad complementaria, para enseñar a diferenciar calidades de café.

Río Verde. Restaurantes y Balnearios

Sería imperdonable pasar por Río Verde sin degustar las mejores muestras de la gastronomía típica del Quindío, en especial los exquisitos sancochos trifásicos y la carne asada. Aquí también existen varios balnearios, algunos con actividad de pesca deportiva y estaderos al borde del río, que son los preferidos por las familias quindianas, sobre todo en días de fiestas para realizar los típicos “paseos de olla”.

Algo de Historia:

La abundancia de tumbas indígenas ricas en elementos de oro quimbaya, (cuyos vestigios y objetos se han perdido lastimosamente en las colecciones particulares) y los campesinos que emigraron de Antioquia durante la Guerra de los Mil Días, atrajeron a los primeros pobladores, quienes construyeron el pueblo con sus manzanas cuadradas, su templo, la Alcaldía y el parque en unos lotes al lado de la Quebrada La Española, que desciende desde las alturas de la cordillera central por su vertiente occidental.

Córdoba fue fundado en 1912 por los Hermanos Jaramillo y otros colonos provenientes de Antioquia, algunos del Tolima y otros de Cundinamarca. Perteneció a Caldas y fue erigido municipio en 1967.

Como la guadua, que se renueva permanentemente, los habitantes de Córdoba han enterrado los días aciagos de la violencia partidista de los años 50, las recientes crisis cafeteras y las más recientes asedios y desplazamientos originados por las acciones de los grupos armados: una nueva generación de jóvenes hoy integran bandas musicales, comparsas, grupos de teatro, son los nuevos escritores y cantantes, que se imponen con su renovado estilo en el ambiente campesino bucólico de la región.

También, al igual que en los guaduales, se han tapado con nuevos rizomas, las hondas cicatrices de sus entrañas que un 25 de enero de 1999, hizo temblar de dolor e impotencia todo el país, puesto que éste fue el epicentro del terremoto que destruyó casi todo el Eje Cafetero. Ahora sólo quedan algunas cárcavas en la vereda “Media Cara” para asombro del turista furtivo.

 

Córdoba, con sus 8.2 kilómetros cuadrados y sus colinas onduladas y agrestes, propias de la zona montañosa, cubre el 5,7% del Departamento del Quindío por su centro y por sus laderas corren en valles estrechos las 24 micro cuencas del Río La Vieja, incluyendo las del Río Verde, la ya nombrada Quebrada La Española, Las Pavas, El Cedral, El Edén, Magallanes, La Siberia, la Concha, Sardineros y muchas otras más, teniendo, por lo tanto, una gran oferta hídrica que constituye así una de las más abundantes de la región.

Con alturas que van desde los 1.700 hasta los 2.300 metros sobre el nivel del mar y temperaturas entre 18 y 24 grados centígrados, este municipio tiene todos los climas posibles, desde el cálido a nivel de Río Verde ya nombrado, hasta la zona de páramo correspondiente a la vereda Las Auras, siendo los climas medio y frío los más prevalentes.

Esta rica región de condiciones ambientales excepcionales en la calidad de sus suelos, sus recursos de flora y fauna y sus aguas, que sirven para alimentar los acueductos de varios municipios, ha sido asediada por la posibilidad de implantar actividades mineras, a lo cual los habitantes han levantado su voz de protesta para impedirlo.

“Nuestro Río Verde debe continuar puro y precioso como su consigna: aguas claras y transparentes como su gente” dice Doña Dignori, Mujer Comfenalco 2007, quien junto con la Asociación de Mujeres Cafeteras de Córdoba, Quindío y todas las fuerzas vivas de la ciudadanía cordobesa, incluyendo la comunidad Embera Chamí, han sentado su justa protesta.

Por qué visitar Córdoba. Destinos con sentido.

Para los amantes de las Caminatas, Eco excursionistas y exploradores de la naturaleza, Córdoba es especial para practicar todo tipo de caminatas por las múltiples vías carreteables y con placas huellas: en sus recorridos se puede observar la flora, la fauna, los ríos y sus bellezas naturales, las aves y sobre todo, reconocer la actividad cafetera que sigue siendo la base de su economía, el cultivo del plátano y la ganadería; en síntesis, caminar Córdoba es gozarse la naturaleza propia de la zona montañosa quindiana.

El primer recorrido recomendable es el ecosistema de un guadual natural, existente en el Centro de la Guadua: una de las mejores experiencias como destino con sentido: en este lugar de investigación y laboratorio vivo creado para fortalecer el esquema de conservación y protección del medioambiente en el Eje Cafetero, se trabajan temas de reproducción por semilla (germinación), banco de propagación y germoplasma, fertilización, hormonas y se ha acondicionado el vivero de adaptación de las plántulas de guadua y bambú para la protección de las microcuencas de la región, la construcción de edificaciones, la transformación en artesanías y muebles, implementos para el hogar y pisos. Igualmente, allí se cuenta con un sendero de interpretación ambiental de 1,4 km, donde se observan las colecciones vivas de bambú americano y asiático y un guadual didáctico natural, cuyo recorrido en la zona de protección Río Verde es toda una delicia.

Algunos otros recorridos pueden comenzar desde la carretera que parte del Centro de la Guadua hacia la Vereda La Soledad y salir hasta Barcelona pasando por el puente nuevo sobre el Río Santo Domingo, o recorrer desde Córdoba hasta el Mirador de Carniceros y volver por el camino a Bomberos, o caminar hacia Morro Azul, o por el Rio Verde arriba, o por los Lagos del Edén o hacia el Mirador del alto del Oso y muchos otros sitios apacibles y en todos los niveles de dificultad. Sólo tiene que contactar y dejarse orientar por los yiperos del parque de la Cooperativa Cootranscord Ltda, que ofrece el servicio de Jeep desde la cabecera municipal a hacia las diferentes veredas y viceversa y contactar los guías profesionales.

Las Artesanías en Guadua: Córdoba, por estar rodeado de copiosos guaduales, es pionero en la elaboración de hermosas y variadas artesanías en guadua, instrumentos musicales, utensilios de cocina, adornos y muebles que se venden donde Julieta en la esquina del Parque o en otros sitios como en las anexidades del Centro de la Guadua, donde puede observar una réplica de la Basílica de Buga.

 

Arquitectura: Es bueno conocer la Casa de la Cultura “Horacio Gómez Aristizabal, representa la hermosa arquitectura de guadua y cemento, tanto por fuera como en su interior donde se alberga la biblioteca, y en las anexidades de la plaza, todavía se conservan las tradicionales casas de la arquitectura de la colonización antioqueña, con sus balcones coloridos.

Gastronomía Local: En la Heladería Napolitana frente al paradero de buses, además de los mejores helados de crema, se prepara la mejor comida criolla tradicional y en especial la “Mini bandeja paisa”; también se puede conseguir en otros restaurantes, “la costilla endiablada”, el sancocho, “el pollo al paseo” y el más delicioso kumis que se prepara tradicionalmente en la panadería cerca a la Alcaldía. En el corredor gastronómico del parque, usted también puede encontrar la mejor variedad de la comida criolla a precios muy cómodos.

¿Dónde Alojarse? Se puede conseguir un buen descanso en el Hotel la Casona de doña Nubia Jiménez en el casco urbano, pero si prefiere un descanso diferente en un ambiente confortable rodeado de naturaleza viva, “Destinos con sentido” se recomienda ir a Soñarte, donde Patricia Salazar, nueva propuesta de hotel, mirador, con sendero ecológico, terraza café con fogatas, música en vivo y avistamiento de aves, o al reciente sitio Canta lobos, situado a la entrada, por la vía principal cercana al centro de la Guadua, donde encontrará Tejo, Pesca, lagos y camping.

En la Finca La Arboleda muy cerca de la ciudad, se ofrece vivir una experiencia durante un pasadía en torno a la cultura y proceso del café, que incluye el recorrido por los cultivos y el proceso de transformación desde el grano hasta convertirse en una rica taza. Igualmente puede hospedarse en la finca para vivir como recolector cafetero.

Degustar el mejor café de Córdoba: En el Café Frida de los Mahecha, cerca de las instalaciones de la Umata, usted puede degustar un buen café al mismo tiempo que puede escuchar de vez en vez, cuenteros o alguna actividad musical en vivo, pero si quiere encontrar el ambiente de café típico de pueblo quindiano, vaya a la esquina del parque y tómese un tinto en el Café de Aquilino mientras escucha una canción de los Visconti o si prefiere un ambiente al aire libre, déjese tentar con un capuchino recién preparado en la Cafetería Mujer, en una de las esquinas del Parque.

Fiestas: La Fiesta del Bambú y de la Guadua se celebra durante la última semana de abril y la primera de mayo, cuando se presentan todo tipo de manifestaciones culturales y deportivas, musicales principalmente a cargo de estudiantes del Colegio José María Córdoba, con su banda musical. Igualmente se realizan las verbenas populares anuales durante el 6 y el 7 de diciembre.

Venga a Córdoba, Quindío y quédese una noche para saber lo que es el susurro de guaduales, cantar alrededor de una fogata, observar las estrellas y experimentar lo que decía el maestro Echandía: “Sólo tendremos paz cuando en Colombia se pueda pescar de noche”. ¡Allí sí se puede!.

Comenta este informe especial

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net