• LUNES,  27 JUNIO DE 2022

Educación  |  25 junio de 2019  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Letras que se tejen desde la escuela: revista Tagarnia, de I.E. Antonio Nariño de Calarcá comprometida con la lectura

0 Comentarios

Imagen noticia

El arcoíris sáliva, La inclusión educativa, una búsqueda permanente; ¿Ayudamos sin ánimo de lucro?, Leer nos hará eternos, nos hará libres; Un salto hacia el pasado; El sismo pasó, pero la tragedia no; El gecko y el lobo, La paloma torcaz y La Sesera hacen parte del contenido de la revista digital Tagarnia en su primera edición, cuya directora Martha Isabel Marín dentro de su condición docente ha logrado vincular a los profesores de la institución educativa Antonio Nariño en un proyecto en donde los niños, jóvenes y los propios profesores publican literatura de su autoría.

La revista Tagarnia es pues una idea de docentes de la institución educativa Antonio Nariño del municipio de Calarcá, su publicación No 1 de junio 2019 está en circulación y tiene como codirector al también profesor Carlos Andrés Rojas y en la parte del concepto a Juan Carlos Londoño López.

Editorial

En parte editorial, el especialista Francisco Javier Díaz Sepúlveda, rector del plantel educativo, asegura que en la Antonio Nariño se han implementado los diferentes programas de lectura y escritura impulsados por el Ministerio de Educación Nacional y otras entidades del gobierno y que en ese sentido se han impulsado proyectos convencidos que la vía más importante para superar las grandes dificultades de acceso al mundo del conocimiento es a través de la lectura.

“Es muy gratificante que desde el área de humanidades, en básica primaria, castellano e inglés, se impulse esta nueva propuesta como es la edición de la revista Tagarnia. Es una gran oportunidad para que los alumnos se atrevan a escribir sobre diferentes tópicos, para lo cual es muy importante que exista esa doble relación de estudiantes que escriben y de estudiantes que leen”.

 

Tagarnia

Por su parte, su directora la magister Martha Isabel Marín afirma que hasta hace un par de años el festival de La Tagarnia era uno delos más reconocidos de la región y del país. Que más de doscientos artistas llegaban a Salento a darse y hartarse de buena música. “La gente podía escuchar jazz y terminar bailando las canciones de Antara, grupo de un puñado de buenos músicos salentinos quienes interpretaban las mejores canciones de la música andina, ellos fueron los gestores de este buen festival musical, Mauricio era uno de los culpables de la realización de este evento, como él mismo solía llamarse”.

Asegura que en uno de esos bellos festivales, entre aguardiente y tabaco, Mauricio relató que la palabra Tagarnia había sido muy usada en Antioquia, y que los antiguos paisas la utilizaban para referirse a un exceso y que exactamente eso era lo que ellos pretendían, hacer un exceso de buena música y cultura para nuestro pueblo.

Manifiesta que ya han pasado un par de años de aquel bello festival el cual por múltiples razones no se volvió a celebrar, que sin embargo, la palabra Tagarnia siempre retumba en la memoria de los salentinos, quienes rememoran el festival que llenaba de música y cultura su pueblo.

“Tagarnia es la palabra, que como título de revista, evoca las letras que se tejen desde la escuela, y con alas de niño vuela para hacer soñar al joven, al viejo, al pueblo o a uno solo. Tagarnia es exceso de letras, cuentos y narrativas de estudiantes y docentes, que fantasean con literaturas constructoras de mundos posibles, párrafos que sean imanes para la vida, el dolor, la soledad o la catarsis de un mundo desesperado, pero, sobre todo, un espacio de reconocimiento para las voces de los invisibles, de los que quieren ser y no son, o de los que siendo, siempre son mejores.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net