• MIÉRCOLES,  30 SEPTIEMBRE DE 2020

Región  |  13 abril de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Génova celebro una atípica Semana Santa

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Luis Fernando Franco Ceballos

Como en gran parte del universo católico, Génova se sumó a la celebración de una Semana Santa atípica, la cual no estaba en los planes de nadie, y la que a decir de las gentes, ni en la época de la nefasta violencia esta religiosa actividad, -que para la localidad se iniciara en 1928-, tuvo cancelación o cierre de las puertas del templo.

Por disposición diocesana el templo San José fue cerrado el 16 de marzo, anunciándose a la par la cancelación de la programación de la Semana Mayor, la cual ya se venía organizando por parte del párroco Luis Eduardo Román Giraldo. Al paso de pocos días, se determinó la práctica de varias celebraciones a puerta cerrada, y otras al aire libre pero sin acompañamiento de la feligresía, y teniendo como apoyo especial las redes sociales y el canal local de televisión Asupagen.

Fue así como el día 5 de abril, inicio de la gran celebración con el denominado Domingo de Ramos, el Sacerdote Román Giraldo, adelantó con el apoyo de organismos del municipio, un extenso recorrido por toda la geografía pueblerina, en una representación de la entrada triunfal del Cristo a Jerusalén, encontrando en el pasar, gracias a la iniciativa comunitaria, muchas de las calles ornadas con palmas.

Durante los días lunes, martes y miércoles, oraciones a puerta cerrada de manera especial la Santa Misa, fueron transmitidas a la población gracias a los medios dispuestos.

En la tarde del Jueves Santo, en medio de la soledad del imponente templo se cumplió con la ritualidad establecida de la Ultima Cena, y en horas de la noche, con el apoyo de la Policía Nacional y el Cuerpo de Bomberos la imagen del Cristo ya en manos de la soldadesca recorrió las calles municipales, para ser observado desde las ventanas por las gentes refugiadas en cuarentena.

El Viernes Santo, día que congrega a la comunidad en el rezo camino hacia el Calvario, encontró en la ocasión calles solitarias y algunas motivaciones con altares para la celebración de cada una de las estaciones, mientras la Cruz del Dolor era llevada por el alcalde Jorge Iván Osorio Velásquez, quien al igual que voluntarios bomberiles y unidades policivas así como algunas silentes compañías hicieron parte del limitado cortejo que cumplió con el Viacrucis de la Solidaridad, el que a la vez permitió que las gentes hicieran entrega de ofrendas alimentarias que servirán para paliar la difícil situación de algunas familias en esta época de pandemia.

En la tarde del mismo viernes, se adelantó el sermón de las Siete Palabras y la ceremonia del descendimiento, en actos cumplidos en el interior del templo, y bajo la conducción del director espiritual de la localidad.

Para el día sábado en la tarde noche, el sacerdote cumplió con el rito de la bendición del fuego y el agua, como antesala de la conmemoración de la Pascua, y el día domingo antes del mediodía, se ofició la Santa Misa de Resurrección, con lo que concluyeron los actos religiosos de esta atípica Semana Santa en el municipio de Génova.

El prelado Luis Eduardo Román Giraldo, ha sido objeto de variados reconocimientos por su decisión, voluntad y entrega en la tradicional celebración, a la vez que la comunidad guardando el debido aislamiento, por igual ha hecho hincapié en el compromiso y accionar del alcalde Osorio Velásquez así como de las instituciones policiva y bomberil.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net