• JUEVES,  21 ENERO DE 2021

Región  |  28 noviembre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Mujeres del Quindío le dicen al gobierno seccional ¡Nada sobre nosotras, sin nosotras!

0 Comentarios

Imagen noticia

Con el liderazgo del Observatorio Mujer, Cultura y Derechos se conformó en esta zona del país la Mesa Departamental de Mujeres para exigir a la secretaria de Familia del Quindío retirar el Proyecto de Ordenanza propuesto por la gobernación por medio del cual se busca crear el Consejo Consultivo Departamental de Mujeres como Mecanismo de Diálogo Formal del Departamento.

Las organizaciones de mujeres en el Quindío piden retirar de la Asamblea Departamental la iniciativa del gobierno seccional que pasa a segundo debate, por considerar que no contó con la participación significativa y a tiempo, de las mujeres del departamento.

La Mesa de mujeres, insta a la corporación a convocar una reunión con la participación de la mencionada organización, para garantizar su participación en el diseño de un nuevo Proyecto de Ordenanza basado en la evidencia y el diagnóstico situado.

Dicen las integrantes de la organización de mujeres del Quindío que luego de varias reuniones con la secretaria de Familia del Departamento, en las que diferentes organizaciones de mujeres y lideresas del territorio presentaron críticas estructurales al proyecto, posterior a la presentación del mismo en un primer debate en la Asamblea Departamental, manifestaron su desconcierto por la exclusión de las mujeres y las organizaciones sociales que trabajan el tema en el Quindío, sin embargo, no recibieron respuestas satisfactorias desde el despacho, pese a los reclamos justificados.

Explicaron que se han organizado y en calidad de Sociedad Civil exigen se les convoque, escuche y articule en el importante proceso desde el cual se definirán las políticas públicas para las mujeres en el departamento.

En su comunicado las mujeres alertaron a otros sectores de la sociedad civil y a la opinión pública sobre las graves irregularidades y las prácticas nefastas, que niegan la participación significativa de las mujeres en asuntos de su mayor interés.

Afirman que este comportamiento naturalizado en el Quindío, no puede continuar porque las consecuencias son conocidas y tienen que ver con la exclusión de las mujeres de sus propios asuntos.

Argumentan que las políticas públicas han fracasado porque han sido embebidas en modelos foráneos que desconocen la diversidad, las condiciones culturales, étnicas, identitarias, económicas y sociales, de las mujeres en su territorio, entre otras.

Explican en su documento a la opinión pública, las razones por las que consideran debe ser reformulado el proyecto y afirman que se debe respetar el derecho a la participación significativa de la ciudadanía, lo que implica hacer la convocatoria, tener presupuesto que garantice el mecanismo de participación plural y realizar una asamblea de mujeres en la que se revise y apruebe el proyecto, teniendo claro que la participación debe enfocarse más en las organizaciones de mujeres, que en las mujeres per se.

La periodicidad de reunión del consejo consultivo no es pertinente en términos de intervalo y por características de territorio, sino que deberá ser por lo menos cada dos meses o una vez al mes, no cada cuatro como propone el proyecto.

Dicen que se debe garantizar el ejercicio de la autonomía territorial, mientras el proyecto evidencia la línea del gobierno central sin tener en cuenta el contexto de las necesidades de las mujeres del Quindío y se refieren a la financiación estadounidense proveniente del Instituto Republicano Internacional IRI, asociada al Partido Republicano, abiertamente conservador y anti derechos.

Indican que el Consejo Departamental cuya revocatoria están promoviendo, fracasó debido a que no contó con significativa participación de las mujeres en toda su diversidad y en todo su ciclo vital.

Tampoco contó con la participación juiciosa de funcionarios públicos competentes, ni con un presupuesto, como ocurre con el actual proyecto y por eso es difícil garantizar la intervención efectiva.

Argumentan las personas inconformes con el Proyecto de Ordenanza, que se debe reformular para hablar del contexto actual de las mujeres en el Quindío y dar cumplimiento a la política pública para las mujeres y equidad de género del departamento y se refieren por ejemplo a las pocas acciones para el fortalecimiento de los liderazgos femeninos, o las organizaciones sociales de mujeres, además de los altos índices de violencia, la baja representación política y las pocas garantías para las organizaciones sociales defensoras de los derechos de las mujeres, entre otras.

Afirman que su propósito es motivar la creación de un espacio de participación que consulte al 50% de la población afectada por estas problemáticas y pensar mejor cuál debería ser la conformación de un órgano consultivo para el departamento.

Indican que no es posible crear un espacio autónomo de participación por medio de una ordenanza, sino que debería ser un proceso iniciado desde la sociedad civil.

Cuestionan que el proyecto fue redactado por un hombre y quienes lo aprueban también son hombres, dado que la Asamblea está integrada sólo por varones, demostrando la poca representatividad de las mujeres quindianas en los espacios de decisión y a pesar de la evidente falta de representatividad, no se generan espacios de interlocución efectiva para las mujeres ni en la secretaría de Familia ni en la Asamblea Departamental para evaluar la pertinencia de la ordenanza.

Añaden que no se cuenta con un diagnóstico de las organizaciones o procesos organizativos públicos y privados de mujeres en el Quindío y tampoco es clara la representatividad de los municipios, por lo que se dificulta proponer la conformación del Consejo que lea la realidad departamental.

En su mensaje de protesta a esta iniciativa gubernamental, afirman que la conformación de dicha mesa constata que las mujeres están organizadas, listas y con toda la capacidad técnica para contribuir con el diagnóstico y diseño de un nuevo documento que pueda resarcir las falencias estructurales del actual Proyecto de Ordenanza, en aras de construir colectivamente mecanismos y políticas públicas que transformen radicalmente las condiciones de vulnerabilidad e inequidad de las mujeres y garanticen sus derechos humanos, incluyendo sus derechos políticos.

La propuesta fue presentada por el Observatorio Mujer, Cultura y Derechos Armenia, el Consejo comunitario Nuevo amanecer de Montenegro, la Asociación Afro futuro, la Asociación panafricanista proyección afro de La Tebaida, el Consejo de mujeres Quimbaya, por Carmen Aydé Fernández Rincón, Académica, activista OSIGD, integrante del grupo de investigación en educación QRIEEQ, la Organización Yukasa Feminista, la Red de mujeres y diversidades del Quindío, Margarita Rosa Tirado Mejía líder de la Reserva Natural La Rosa de los Vientos de Salento, la Red de Mujeres de Salento y la Fundación Bahareque Coquindios, la Cooperativa los Quindos y el Comité por la defensa de Génova.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net