• JUEVES,  06 MAYO DE 2021

Editorial  |  17 febrero de 2021  |  08:05 AM

Vivero en la Plaza, un proyecto absurdo

0 Comentarios

Imagen noticia

Desde hace muchos años no se presentaba en Armenia un proyecto tan absurdo, como este que nos propone el ministerio del Medio Ambiente en conjunto con la alcaldía de Armenia de hacer un mega-vivero en la antigua Plaza de Toros de Armenia, sitio que en los años cincuenta nació como Circo-Teatro El Bosque.

Absurdo porque este escenario en el centro de Armenia, en el corazón de la ciudad, debe tener otro destino, y no dejarlo como un lugar que, al final, cuando se termine el patrocinio del vivero, quedará como un simple lote abandonado. Sitios para viveros en Armenia hay muchos, empezando por el propio parque ambiental La Secreta, o tantos que han sido cedidos por los constructores al municipio y que este no ha recibido por negligencia e incapacidad jurídica y logística para hacerlo.

La antigua Plaza de Toros o el bello Circo-Teatro El Bosque, debe transformarse, en conjunto con todo el parque El Bosque, en el más importante escenario deportivo ambiental del centro de la ciudad. Un ejemplo muy claro sucedió en Bogotá con el Parque Nacional. Muchas zonas del parque fueron convertidas en escenarios deportivos, lo que le dio vida y seguridad.

La propuesta que hacemos desde EL QUINDIANO es convertir toda esta zona, incluyendo la plaza de toros, en el Centro de Tenis del Quindío. Allí existen hace muchos años dos canchas de tenis. La idea es construir ocho canchas más en los espacios del parque, para que este deporte cuya práctica crece cada día más en la ciudad, se popularice, sea asequible a todos los estratos, para que dejemos de llenar nuestros espacios públicos recreativos de consumidores de droga y escondite de ladrones y los cambiemos por escenarios para el deporte, seguros.

En tanto el parque El Bosque se llena de niños, adolescentes, jóvenes, adultos que desean practicar el deporte del tenis, la plaza de toros debe de ser adecuada como un estadio para competencias y exhibición de grandes partidos de este deporte, que también puede ser utilizado para espectáculos artísticos de teatro, circos, conciertos, etc. Sería la gran Media Torta de Armenia.

En la antigua plaza de toros se ha invertido, históricamente, mucho dinero, en la construcción, la remodelación por lo menos tres veces, el mantenimiento, etc., para orientar el sitio hacia la recreación del pueblo, el esparcimiento, el goce espiritual de las artes. Y, eso, no lo podemos perder por el capricho de un alcalde y un ministro.

Maravilloso el proyecto de un mega-vivero en Armenia, y llenar de árboles la ciudad, los parques, las avenidas, las riveras de nuestras quebradas, el campo, las montañas, una iniciativa plausible y objeto de aplausos. Pero el mega-vivero no puede ser en la plaza de toros, porque perderíamos los armenios un espacio que debe recuperarse para la recreación de los ciudadanos.

Empresas Públicas de Armenia tiene un maravilloso lote en el corregimiento El Caimo, donde bien podría estar el mega-vivero, por hablar solo de un sitio, que los hay muchos, para este proyecto. Los ciudadanos debemos de ponernos en pie de lucha para defender El Bosque, y su escenario, de los caprichos del alcalde y de un ministro. La antigua plaza de toros y el parque El Bosque deben de ser el Centro de Tenis del Quindío, conservando toda su potencialidad ambiental.

El uso colectivo de los bienes públicos los convierte en bienes seguros, de encuentro entre los ciudadanos, y de verdadero goce y recreación de un pueblo ávido de espacios para compartir.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net