• VIERNES,  03 DICIEMBRE DE 2021

Cultura  |  26 octubre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Es con los amigos que uno trabaja las pasiones

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Manuel Tiberio Bermúdez

Dicen que en donde hay dos escritores pueden saltar chispas de sus egos porque son seres extraños caprichosos, autosuficientes, engreídos, sobradores y otros etcéteras más, retrato que permanece en el magín de los mortales que no tienen por oficio escribir.

Pero en Cali, hay un grupo, insólito que se ha unido, para, sin herirse, sin dobleces, sin palmaditas de amistad; ejercer la crítica, leer sus producciones, y dar conceptos que ayuden al otro a mejorar sus niveles, a enderezar los textos que a veces cojean, y tener un producto final acorde con los cánones del buen escribir, pero, sin envidias, sin burlas, sin aspavientos.

Es un grupo de 9 personas que ya había pasado por talleres de escritura creativa y decidieron la unión por vocación y pasión, con el propósito final de ser mejores en el oficio de narrar.

Para esta Feria Internacional del Libro, Cali 2021, unieron esfuerzos, compartieron gastos, juntaros sus mejores textos, y los metieron en un libro que titularon “Ases Negros” que reúne una muestra de su quehacer literario para ponerlo a consideración del público.

Los que firman los cuentos que hay en Ases Negros son: Jorge Alberto Gómez; Juan Carlos Tafur; Hernando Orozco; Sándor Espinosa; Wvelny Ríos, Gerardo Cuesta y Rubén Darío Figueroa.

Se hacen llamar “Cismátikos”, un colectivo de nueve escritores que ha decidido recoger sus experiencias de lectura y escritura. Es un combinado de voces narrativas que trabaja avalado por el Ministerio de Cultura, la Red Relata, y tiene ya un capital de trayectoria de tres años.

“Todos somos egresados de talleres literarios de escritura creativa, y estamos unidos por la vocación hacia las letras y por la pasión de escribir, de contar, de expresarnos en palabras”, dice Wvelny Ríos Toro, quien hace parte de la agrupación. Antes que escritores, son amigos, “y es con los amigos que uno trabaja, las pasiones, y las vocaciones” señala Wvelny.

Los motivos para unirse fue que al haber terminado un taller de escritura creativa, sintieron que querían seguir trabajando, querían continuar con nuevas lecturas, querían seguir escribiendo y se reunieron en un grupo grande del cual se desligaron y crearon “Cismátikos”, por aquello de la separación.

Las condiciones para pertenecer al grupo son: ser buenos lectores y tener ganas de escribir, de contar, de expresarse con palabras; que escribir no sea un pasatiempo sino una pasión, sin importar el “género” al que se dedique.

Algunos de los integrantes han sido publicados en revistas, tienen reconocimientos en concursos, tienen trabajos independientes, como Wvelny que ya ha publicado libros, pero todos tienen experiencia en el oficio de escribir.

Ases Negros

El libro que está presentando el colectivo en la Feria Internacional del Libro, Cali 2021, contiene historias salidas del encuentro con el día a día, son narraciones logradas de tanto escudriñar en las calles, en las voces de otros , en los recuerdos propios.

No son cuentos para escrupulosos, pues ya la portada, que exhibe: armas, granadas, metralletas y un manchón de sangre, anuncia lo que el lector va a encontrar en las páginas interiores.

“Su nombre –cuenta Rubén Darío Figueroa-, se debe a los chistes que hacían a Wvelny, quien es la gestora, coordinadora, e impulsora del grupo, a quien le decían que el resto de compañeros “eran los escritores negros de ella”. Como se sabe escritor negro es quien escribe un texto que otro firmará. Esto no es así, pero de ese chiste hacia la coordinadora surge el nombre del libro que recoge sus trabajos”.

“El libro contiene historias trágicas, violentas; solamente hay un texto en el libro en el que no hay muertos. De resto a lo largo del libro hay muerte, sangre, o gente afectada por un suceso que le lleva a la muerte”, cuenta Figueroa, otro de los integrantes del grupo.

Como colectivo vienen trabajando en tres líneas consolidadas: una es la de corrección, que implica la revisión de los trabajos realizados por el grupo y también la recomendación, o sugerencia, de otros escritores, noveles como ellos, que les presentan trabajos bien sea de cuentos o novelas, para que sean analizados y corregidos por el grupo.

Hay otra línea que es la de trabajo en literatura de revisión de textos, a manera de textos maestros, y la otra es el trabajo de escritura individual apoyado en un trabajo colectivo de edición y revisión.

A futuro, los Cismátikos aspiran a pasar de ser una tertulia literaria para convertirse en un taller de escritura creativa reconocido. Saben que es un paso difícil pero tienen el tesón y la vocación para hacer ese tránsito de manera segura para formular un proyecto más amplio en torno a la literatura y a la cultura en Cali.

“La pasión por la escritura y las ganas de producir textos literarios, de trabajar su propia corrección, ser muy buenos lectores, son las condiciones básicas para aspirar a ser parte del grupo”, dice Hernando Orozco.

“Se valora que ya haya escrito algo: cuento, ensayo, poesía, y que nosotros evaluemos mediante la lectura, y también que nos demuestre que es un promiscuo de la literatura, que le gusta leer de todo, que le gusta afrontar, sin pereza, cualquier tema, que no se dedique a un solo género, que sea abierto para la literatura en general”, agrega Hernando

Es de destacar que el grupo Cismátikos está integrado por personas de diferentes profesiones: ingenieros, médicos, sociólogos, biólogos, pero su mayores fortalezas son: la disciplina, y la pasión por leer y escribir. Porque su lema recóndito es: escribir no es solo cuestión de talento, también lo es la disciplina.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net