• JUEVES,  20 ENERO DE 2022

Cultura  |  21 noviembre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Cuento del domingo

0 Comentarios

Imagen noticia

En esta oportunidad, en el Cuento del Domingo, la niña Violeta Cardona Jaramillo de tan solo 8 años de edad, estudiante de 2 grado del colegio Confuturo de Armenia, hija de Leonardo Cardona y Luz Yenid Jaramillo, nos envía una fábula de su autoría. El Quindiano en su objetivo de potenciar a los niños escritores, con el debido respeto por ellos, publica el trabajo literario de la pequeña Violeta.

Los animales mágicos

Por la niña Violeta Cardona Jaramillo

Había una vez unos animales de la selva, un día como cualquier otro, hasta que vieron una bruja que tenía muchas pociones y una de esas pociones era tan poderosa que podría explotar el mundo con ella.

Uno de los monos de la selva se montó en la cabeza de la bruja, la bruja sin querer se le cayó la poción más poderosa y se le regó en todos los animales. Cuando los animales tocaron con sus patitas se volvieron:

-El león se volvió mágico

-El tigre se volvió adivino

-La jirafa se volvió doctora

-La serpiente se volvió bailarina

-Los monos se volvieron granjeros

-Las conejitas se volvieron cantantes

-El hipopótamo de volvió malabarista

-El cocodrilo se volvió cocinero

Luego que todos los animales se convirtieron en animales mágicos, la bruja dijo que había más efectos: humanización de los animales incluyendo hablar y comer con cubiertos.

Pero la bruja les dijo que había una manera de revertir el hechizo. Cuando la bruja les dijo que había una forma de arreglar el hechizo los animales se emocionaron mucho, pero la bruja les dijo que no era tan fácil como creían.

La bruja les dijo que tenían que cruzar el Polo Norte, tenían que viajar por los montes más profundos tenían que viajar por el desierto y tenían que llegar a la playa de España y verían una poción verde que los convertiría en animales y con estas palabras emprendieron su viaje.

Cuando por fin llegaron a España vieron una gran poción que brillaba en la arena, corrieron hacia aquella poción, cuando tomaron el líquido vieron que no había cambiado nada. Cuando vieron detrás de la botella había una etiqueta que decía: Limonada extra dulce y muy verde.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net