• MIÉRCOLES,  26 ENERO DE 2022

Región  |  03 diciembre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Con tecnología de punta, la empresa Don Pollo se posiciona como una de las grandes avícolas colombianas

0 Comentarios

Imagen noticia

La empresa Don Pollo está recogiendo sus pequeñas granjas productoras de pollo en el Quindío, que utilizaban métodos antiguos de levante de aves, para convertirlas en granjas modernas, con tecnología de punta y con estricto control sanitario y ambiental.

EL QUINDIANO visitó las tres grandes granjas de esta avícola en el Quindío, sector de la vereda San José, en el municipio de Montenegro, donde se desarrolla este proyecto que, por el momento, levanta 1 millón 500.000 aves para el consumo humano. Las granjas están completamente cubiertas y cerradas por todos los costados, con control de temperatura y aire permanente para el bienestar de las aves y evitar los malos olores.

El agua que consumen los pollos proviene de grandes depósitos que recogen las aguas lluvias y son procesadas para potabilizarlas y no afectar la salud de los animales. No se utilizan aguas de los acueductos rurales ni de las fuentes hídricas locales.

Los galpones, terminado el proceso y sacados los pollos para la planta de sacrificio son barridos y desinfectados. Los residuos provenientes de las heces de los animales se reutilizan y se convierten en abonos, lo mismo que los pollos que mueren en el proceso de crecimiento. Con uno y otro se hace un compostaje rico en elementos propios de abonos para suelos de cultivos, especialmente de verduras y hortalizas. No hay ninguna disposición final en quebradas ni en terrenos cercanos o lejanos de las granjas.

Juan Carlos Uribe, presidente de la compañía Don Pollo exhibió todos los permisos pertinentes para esta actividad: Uso de suelos, que tiene permiso del POT municipal como suelos agrícolas; licencias del Instituto Colombiano Agropecuario en el manejo sanitario; y permisos de la CRQ en el control ambiental.

EL QUINDIANO consultó a tres familias campesinas que habitan enseguida de cada una de las fincas, y las tres manifestaron que no hay malos olores ni afectaciones de ninguna índole a sus actividades diarias.

Hablemos con el presidente de la compañía Don Pollo, el empresario Juan Carlos Uribe, que lleva 43 años en el Quindío haciendo empresa agroalimentaria y esto fue lo que nos contó sobre su empresa: 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net