• VIERNES,  01 JULIO DE 2022

Política  |  25 mayo de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Germán Estrada Mariño

Las élites son responsables de un gobierno de izquierda en Colombia. Análisis desde el Quindío

0 Comentarios

Imagen noticia

Por: Germán Estrada Mariño

Psicólogo clínico

Psicoanalista

Psicoterapeuta individual de pareja y familiar

Universidad Nacional de Colombia

Líder de campaña gratuita de prevención del suicidio juvenil

Wp: 3164502080

Gracias a Arturo Leongómez Borray mi familiar y amigo que se sale de esta camada de lobos depredadores por inspirar esta columna, mostrándome sensibilidad en sus opiniones en medio de la privilegiada vida que ha tenido, lo cual lo hace aún más meritorio, saliéndose de su zona de confort en procura del bien común, ejemplo para muchos!

Es una clase perversa y egoísta que solo procura el propio bien común, la clase que ha gobernado por décadas y que solo buscaba hacer el bien como lo hizo Jesús, si claro...no necesito aclarar el sarcasmo.  Jesús, el hombre más justo en la historia al que tanto llevan en sus hipócritas discursos más no en las obras en las que la misericordia, la caridad que no es dar limosna de las migajas que te sobran, sino de lo que te falta para ejemplificar la piedad por los más necesitados, lo cual construye sociedades justas y naciones prósperas y no perversas, más allá de tus creencias religiosas que más que dogmas deben ser obras y acciones tangibles. ¡Esas que le recalcas en sermones cantaletas y discursos moralistas a tus hijos cuando se equivocan! ¿Se sienten ustedes muy orgullosos?

¿Es sentarse en una iglesia cada domingo con sus mejores trajes y atuendos en procura de la aprobación social y superficial suficiente para merecer la redención espiritual o moral a pesar de sus crueles e insensibles acciones carentes de coherencia y obras?

Dar de comer al hambriento así es.

Eso no lo ha hecho, no lo hará jamás la ultraderecha colombiana que con ambición desbordada reparte las migajas de sus utilidades en medio de un país tan desigual lleno de mendigos.

Les elites acomodadas que no tienen valores porque no todas operan así, son poco conscientes que esto es un país muy subdesarrollado con 50 % de pobreza con 9 millones de víctimas y con múltiples etnias indígenas, 3.5 millones de desplazados internos y con millones de campesinos desprotegidos y niños con desnutrición mientras sus hijos aprenden hasta 3 idiomas sin inmutarse por el otro. ¿Eso les parece justo? Como declararon hace no mucho Einstein: ¡Solo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida!

No considero pecado tener, pero si indigno, bajo, ruin y muy grave no compartir y no pensar en el otro si se tiene algunos privilegios. ¡Eso si es ser pobre de corazón de valores de espíritu! ¡Esa es la peor y más baja de las pobrezas señores indolentes!  No soy guerrillero como me llamarán o ya lo han hecho, pero si entiendo la indignación de los millones de débiles que siguen a Petro.

También me han llamado uribista por criticar a la izquierda, pero solo como muchos busco promesas reales sumada a más paz, más equidad más justicia y menos guerra, ¡cosas que juntas parecieran imposibles de materializar en un solo candidato!

Qué tristes y vacías existencias de quienes jamás se conmueven con el sufrimiento de sus hermanos, de sus semejantes, de su prójimo y de los más desprotegidos de la sociedad. Ello va más allá de ideologías, dogmas, doctrinas o creencias religiosas. Se trata de desarrollo moral y así lo muestra la psicología del desarrollo socioemocional humano.

Muchas personas que atiendo a diario carecen de empatía, que más que una habilidad que se aprende y se puede entrenar incluso en consulta,  es parte de la estructura de la personalidad de muchos que si no reconocen su necesidad jamás la desarrollarán ni buscarán potenciarla en sus vidas para darle mayor sentido a las mismas y poder gozar de  la profunda felicidad,  no pasajera, que solo pueden dar la práctica  del amor y la compasión en un mundo cada vez más egoísta y enfermo . 

Esos conceptos de amor y compasión tan poco de moda, son los que sustentan mi labor en psicoterapia y que promuevo a veces con suma frustración  en padres, madres, docentes, políticos y actores sociales cuando los tengo al frente en la campaña de prevención del suicidio, y que salva vidas cuando se ejerce en la familia, en la escuela, en la empresa, en las mismas calles cada vez más frías y salvajes.+

(*Ver la película Joker (Guasón, 2019) ( 14 años en adelante ) y en el papel de Joaquín Phoeniz que le mereció Oscar a mejor actor, pregúntense al verla : ¿Cómo se gesta el psicópata potencialmente más cruel  y perverso, sino es  también a partir de la indignación que incuba la ausencia de empatía del otro y la colectiva y cómplice  indolencia social!

Cristo amaba a los débiles, a los pobres, a los indefensos, a los leprosos, a los marginados.

También fueron amados por unos pocos y trasformadores lideres sociales y políticos de la historia y de diversas corrientes ideológicas que ya he mencionado en otras columnas como las del fanatismo. La bondad trasciende a las ideologías o corrientes, el ser humano está llamado a ser grande y darle un sentido a su vida más allá del egoísmo, desde cualquier orilla o doctrina.

En síntesis, Los buenos seres humanos que necesita este mundo en la política y en la sociedad , en la religión y en las calles, en los hogares y en las escuelas trascienden a las meras creencias o dogmas impuestos  y ejemplifican vidas moralmente superiores a través de actos de amor y compasión, mas no tan solo a través de rituales o hábitos religiosos que no  siempre se reflejan en la vida diaria.

Cristo no se la pasaba con reyes y faraones bebiendo vino en un palacio mientras los pobres pescaban o sufrían injusticias. ¡Qué hipócritas, que vacíos corazones y que pobre desarrollo moral a la luz de la teoría de kholberg* poseen muchos (no todos afortunadamente) pero si cada vez más "colombianos de bien " que se autoproclaman superiores!  Fachada moral e incoherencia.

Los gobiernos de izquierda adquieren popularidad gracias a que muchos grandes países de Latinoamérica, y veamos tan solo la historia reciente en la región sin ir más lejos: Brasil, Chile, México se cansaron de la indolencia de los privilegiados, y con ello llevaron a facilitar el acenso con promesas de cambios radicales, no siempre realizables ni realistas, a los líderes de extrema izquierda al poder.

Esos mismos indolentes de las élites colombianas, si hubiesen gobernado con justicia, con consciencia social y con compasión en procura del bien de todos y todas y no solo de ellos mismos, no hubiesen alimentado el crecimiento volcánico de la indignación que ha llevado a que bajo el resentimiento se funden guerrillas, se delinca, se odie, se geste un estallido social de protestas justificadas muchas ellas, y se favorezcan y faciliten  las condiciones para que líderes mesiánicos populistas calculadores, astutos e inteligentes se presenten y sean elegidos como la única alternativa para derrotar el Statu Quo del cual muchos están suficientemente hastiados, desencadenando marcada resistencia psicológica y emocional  colectiva a más de lo mismo que debe ser reconocida por los nuevos y futuros  liderazgos.

Se podría equivocar y mucho, el próximo presidente de Colombia, ojalá no, y por el bien de todos y todas debemos desearle bien si nos ponemos, señores, por primera vez en nuestras vacías vidas, en los zapatos de los demás.

Este grupo de selectos,  cínicos y privilegiados individuos  tienen razón parcial en prever que el nuevo presidente podría llegar a ser totalitario y cumplir la mitad o menos de lo que prometió aprovechando la indignación a través del populismo exagerado con promesas desproporcionadas e infladas, pero todos sus desaciertos y la instauración potencial de dictaduras de izquierda en América Latina incluyendo la venezolana, están gestadas por la indolencia histórica de las élites insensibles, insaciables y despiadadas cuando han ejercido un poder narcisista y cruel que no aprovecharon para servir, sino para ser servidos.

Gracias a ustedes, a sus egos depredadores de las necesidades de los débiles, a sus oscuras conciencias y a sus corazones despiadados es que la gente saldrá indignada a votar el 29 de mayo por lo que sueñan con infantil e ingenua idealización y con ilusión algo irracional, sea el cambio profundo y definitivo que quieren ver en sus desoladoras y traumáticas vidas llenas de los sufrimientos más elementales a diario, que ustedes desconocen.

Reflexionemos: El ser más involucionado y menos inteligente es aquel que jamás es capaz de hacer un balance de sus acciones y mirarse a sí mismo antes que asumir la cómoda posición de víctima, señalando siempre a los otros como culpables de sus desgracias, tantas veces como las que no está dispuesto a reconocer, gestadas por su propias acciones autodestructivas y necias.

¡A revisarse élites insensibles a la luz de sus creencias morales! Esas que muchas veces pregonan, pero no modelan a sus hijos, y como dice un popular dicho de nuestra cultura: Al que le caiga el guante que se lo chante y se revise porque el día de tu muerte será demasiado tarde para arrepentirse.

Sin ir más lejos y sin religiosidad, independiente de sus creencias religiosas, les dejo para que revisen la teoría del desarrollo moral del DR alemán lawrence Kohlberg , referente académico y teórico  en la formación de psicólogos,
 

1. 2. https://www.psicologia-online.com/estadios-del-desarrollo-moral-de-kohlberg-2315.html

 

 


 

 

Análisis de la película joker: https://www.facebook.com/GERMMMMMMM/posts/pfbid02Ehtd3ameb5vuFGxSTqiKGMug13CKg7a1F8kgEtQmjfTnMURpb8p3ciijwVbEu57pl

 


 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net