• DOMINGO,  14 AGOSTO DE 2022

Cultura  |  29 junio de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Libro: Cómo la música no cura nada pero sí salva vidas

0 Comentarios

Imagen noticia

Publicado por el Grupo Planeta.

Manuel Carreño nació en una familia de clase media alta bogotana. Desde que tiene memoria, en su casa sonaba música. No la música que le gustaría en la adultez, por supuesto, pero entre boleros, rancheras y canciones ochenteras de Menudo, poco a poco descubrió el Rockanroll como un paraguas que lo salvaría siempre de tiempos difíciles. Entre lluvias y días de sol, este libro se lee cantando: a veces de dolor, porque la vida está hecha de eso, pero también de ternura y compasión por los amigos y la vida compartida.

En este bellísimo recuento atravesado por canciones, amores, despedidas, depresiones, adicciones, amistades, conciertos y duelos, Manuel, periodista musical conocido por programas como "La silla eléctrica", en la frecuencia joven 99.1, y "La clase", en Radiónica, profesor de una célebre cátedra sobre "Rock y política" y músico aficionado con su banda Los Pussylánimes, reconstruye una memoria afectiva que no se entendería sin la presencia inequívoca de Miguel Mateos, el punk de The Clash, los tránsitos de Bowie, las canciones rápidas de Ramones y la salvación de la tristeza gracias a Pulp.

En su recorrido desde los años ochenta hasta la segunda década del siglo XXI, cuando una pandemia nos cambió para siempre, este libro nos demuestra que las canciones no curan pero sí nos permiten vivir y ensanchar el horizonte y las posibilidades psíquicas; que el Rock es uno de los fenómenos culturales más importantes de los últimos setenta años; que varias generaciones tienen escritas en la piel las canciones de The Beatles, los Rolling Stones, Soda Stereo, Caifanes, Pearl Jam, Nirvana, Pixies, The Jesus and Mary Chain, Aterciopelados, 2 Minutos, I.R.A., Interpol o Idles; y que cada vez que oímos una canción o una melodía que nos gusta podemos volver a ese bar de los quince años en donde una banda de muchachos soñaba con ser como Red Hot Chili Peppers.

Este es un libro para quien considera que el pasado no quedó atrás sino que lo llevamos a cuestas, como testimonio de lo que hemos sido y quizás de lo que seremos.

"Esta pequeña compilación de historias es una manera de compartir muchas de esas bellas mentiras que he cargado en mi cabeza durante tanto tiempo. Tal vez al hacerlo me deje de sonar la canción de Mecano en la cabeza. O por lo menos construya un espacio que sea como el hueco en la pared del cuarto de mi hermana, que aún permanece abierto en mi memoria".

La idea de ese tipo de listas es hacer catarsis, llorar lo más que se pueda. Eventualmente me cansaba y me sentía mejor.

Algunos fragmentos:

"La música, como cualquier arte, necesita del tiempo para que comprendamos qué hizo en nosotros o en la humanidad. Yo, de apenas diez años, aún no entendía que la música iba a ser mi compañera a lo largo de todos los días de mi vida".

[Página 29]

"Una canción con una letra clásica del rocanrol: la idea de estar solo y bailar con uno mismo, con todas las interpretaciones onanísticas que pueden salir de ahí, pero que finalmente es una invitación a bailar, a sentir la música sin tener a nadie al lado para validarlo. Si a eso le sumamos un teclado icónico, era imposible no ponerle atención. Era audaz, era cantable, era bailable, era honesta. Fue la primera canción de rock que realmente me atrapó".

[Página 38]

"¿Cómo se define la idolatría? ¿Qué hace que alguien decida poner el afiche de algún artista en su cuarto y pasar mucho tiempo escuchando su música, descifrando sus letras en una especie de idilio?

El diccionario de la RAE define la idolatría de dos formas:
1. f. Adoración que se da a los ídolos.
2. f. Amor excesivo y vehemente a alguien o algo".

[Página 119]

Sobre Manuel Carreño:
Manuel Carreño nació y creció en Bogotá. A los doce años el rock lo atrapó. Es politólogo de la Pontificia Universidad Javeriana y magíster en Comunicación de la misma universidad. Después de ser profesor de colegio, comenzó su vida en los medios en el legendario programa “La Silla Eléctrica”, junto a Andrés Ospina, en la emisora 99.1.

Trabajó en medios como Radiónica, Radio Nacional de Colombia, Señal Colombia y Canal 13. Ha sido profesor de temas emparentados con la comunicación y la cultura pop en universidades como el Rosario, el Externado y la Javeriana. En esta última se inventó la electiva “Rock y política”, que dicta hace veinte años. Además de haber escrito en medios como El Tiempo, Arcadia y Publimetro, ha sido DJ de miniteka y cantante de la banda de punk Los Pussylánimes.

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net