• LUNES,  15 AGOSTO DE 2022

Columnistas  |  30 junio de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: ÁLVARO AYALA TAMAYO

La caja negra no miente

0 Comentarios

Imagen noticia

ÁLVARO AYALA TAMAYO

Por Álvaro Ayala Tamayo

Ya estamos sobre los tres meses desde el último accidente de un avión comercial chino y el mundo no sabe aún qué sucedió. Lo único revelado hasta hoy es que murieron 132 personas. En China muchas cosas son un misterio y algunas se conocen porque sus propios ciudadanos logran filtrarlas a la opinión pública internacional. En su sistema político nadie se puede meter, según sus gobernantes. Eso no es de controversia en el presente escrito. No queremos abordar ese vuelo porque hay muchos vientos cruzados y la turbulencia política que genera nos puede hacer desviar de la ruta que nos proponemos. Un hecho tan grave no puede callarse.

Es imperativo y urgente que las autoridades aeronáuticas de Pekín expliquen claramente el acontecimiento. El 22 de marzo pasado, horas después del siniestro, en la zona de Guangxi, los organismos de socorro que llegaron al lugar anunciaron que no hubo sobrevivientes, aunque avisaron que hallaron las 2 cajas negras del avión Boeing 737-800, del vuelo MU5735 de la empresa China Eastern Airlines. Las cajas negras son color naranja. Una tiene grabadas todas las conversaciones de los pilotos con la torre de control y la otra los registros técnicos del vuelo. Las características del accidente son inverosímiles y muy extrañas de acuerdo con algunos especialistas.

El 21 de marzo pasado, el avión volaba normalmente a velocidad crucero, en medio de buen clima, sin que sus comandantes reportaran novedades. Buen viento de cola y avión en excelentes condiciones mecánicas por los acertados protocolos de mantenimiento dice el MLB, (libro donde se apunta todo lo relacionado con acondicionamientos preventivos). Repentinamente, el vuelo se frenó y cayó en picada durante 60 segundos hasta chocar en zona montañosa dejando un cráter de más de 150 metros.

Hay un video de una empresa minera que monitorea las 24 horas que capta la aeronave precipitándose verticalmente a tierra, audiovisual ya arrimado oficialmente a la investigación. Según los expertos, hay anormalidades durante los últimos 5 minutos del vuelo. Por experiencias de aeronavegabilidad y físicas, un avión que vuela en condiciones normales no puede frenar en seco y caer en picado. No tropezó con un marciano ni con una nave espacial. Tampoco atentado o explosión porque se derrumbó con su tabaco intacto. No hubo humo ni fuego durante la caída. Durante los 60 segundos de picado los comandantes no activaron alarmas, ni se comunicaron con la torre de control. Oficialmente ya se informó que no tuvo problemas mecánicos y su fabricante, la empresa norteamericana Boeing fue exonerada de responsabilidades.

Para no echar a volar más conjeturas sería acertado un pronunciamiento de los responsables de la aviación China sobre vuelo que cubría la ruta Kunming, capital de la provincia de Yunnan hasta Guangzhou. Desde el momento del despegue voló 48 minutos, a 8.900 metros. A las 14 horas 19 minutos redujo su velocidad y el registro dice que ya estaba a 1.300 metros. A las 14:22 desapareció del radar. China es uno de los países del mundo con mayor seguridad para la aeronavegación.

Sucedido el accidente, todos los Boeing 737-800 fueron dejados en tierra por precaución, hasta investigar las causas del percance. La medida ya fue levantada porque nada tuvo que ver con el avión. En China casi todo es hermético. Sería bueno que explicaran porque ya se despresurizó la versión que, fue un pacto entre los 2 pilotos de suicidarse para protestar contra algo que todos saben y no se atreven a decir por miedo.  Para que la aviación china no quede entre nubes, sus directivas tienen la obligación de aterrizar la verdad. El manual de vuelo político de su sistema no puede confundirse con las rutas de la seguridad aérea de una empresa que viaja a 170 destinos internacionales. Su flota la componen 730 aviones y en promedio moviliza al año 130 millones de pasajeros.

 

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net