• MIÉRCOLES,  30 NOVIEMBRE DE 2022

Mascotas  |  23 septiembre de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Enfermedades que pueden contraer los gatos si no se cuida bien su arenero

0 Comentarios

Imagen noticia

Uno de los cuidados más importantes que tenemos que hacer bien con nuestros gatos es el mantenimiento de su arenero, ya que, a través de él, se exponen a contraer enfermedades. Por eso, escoger una arena adecuada para ellos, cambiarla cuando sea necesario y limpiarla diariamente, será una responsabilidad que todo dueño de estos mininos tendrá que asumir.

Si se trata de arenas aglomerantes, las micciones se podrán eliminar a diario, ya que lo que caracteriza a este tipo de arena es la capacidad de generar una masa compacta al entrar en contacto con un líquido, por lo que podremos hacer un mantenimiento diario con facilidad. Deberíamos realizar un cambio completo de la arena y una limpieza de la caja cada dos o cuatro semanas.

En cuanto a las arenas no aglomerantes, la orina es absorbida pero no es fácilmente retirable, por lo que es recomendable cambiar la totalidad de la arena una vez por semana.

Son muchas las enfermedades que pueden desarrollarse por la incorrecta higiene del arenero, como, por ejemplo, las urinarias. Estas pueden estar desarrolladas por el sobrecrecimiento de bacterias en la arena. Areneros húmedos, con material fecal y mal ventilados propician el sobrecrecimiento de microorganismos patógenos.

También pueden desarrollarse enfermedades parasitarias, en cuyo caso, el desencadenante se encontraría en las heces. Parásitos como el toxoplasma necesitan 24 horas para poder desarrollarse y ser patológicos, por lo que retirando las heces a diario estaríamos evitando la parasitosis tanto en nuestro compañero felino como en nosotros, debido a que se trata de una enfermedad transmisible de animales a personas.

Otro tipo de enfermedades que pueden deberse a la mala higiene del arenero son las respiratorias. La orina de nuestros gatos contiene gran cantidad de amoníaco, por lo que, si no realizamos una correcta limpieza y no proporcionamos ventilación en el arenero, éste se irá acumulando en el ambiente, siendo altamente irritante para las vías respiratorias.

El mal mantenimiento del arenero también puede provocar cambios conductuales. Es frecuente que nuestro gato decida no utilizar su arenero a causa de la falta de higiene. Los felinos son animales extremadamente limpios, por lo que, si la arena no está a su gusto, podrían dejar de utilizarla, disminuyendo el número de micciones y, por tanto, favoreciendo las enfermedades urinarias o, lo que es más frecuente, realizarán sus necesidades en otros lugares de la casa.

Todas estas patologías son bastante comunes en el mundo de los gatos domésticos, aunque algunas no son exclusivas de una mala higiene del arenero, aunque sí se ven favorecidas por esto.

Además, la gravedad de la enfermedad se verá influenciada por el tiempo que pase sin ser diagnosticada y tratada, el estado del paciente y otras características individuales. Por ejemplo, una cistitis (infección de orina) puede producir una pielonefritis (enfermedad real).

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net