• SÁBADO,  18 MAYO DE 2024

Colombia  |  16 abril de 2024  |  01:16 PM |  Escrito por: Administrador web

Bitcoin: Estrategias de inversión pre y post halving

0 Comentarios

Imagen noticia

En general, el mercado Bitcoin encierra, de forma inherente, ciertas complejidades. No obstante, en una situación particularmente especial como la del halving, encontramos algunas variables adicionales que sobrecargan en cierto modo la actividad analítica. Y es que en periodos de halving, los recursos estratégicos deben ser distintos porque, entre otras cosas, los mercados de cada etapa siempre serán distintos.

El próximo 18 de abril se oficializará el que será el Bitcoin Halving 2024 en la popular blockchain y, por supuesto, el proceso irá seguido de su correspondiente efecto. Los analistas e inversores se inclinan a pensar que el recorte de recompensas originará una importante presión de compra.

Así y todo, las consecuencias no se materializarán de un modo automático en el precio del BTC sino que, por el contrario, tal y como se puede extraer de los patrones históricos de comportamiento de la criptodivisa, cabe esperar que se produzcan ciertos movimientos.

La naturaleza de las inversiones en pleno periodo de halving

A rasgos generales, es fácil identificar que durante el año en que se produce un halving, la inversión brinda resultados bastante diferentes en comparación con los que podemos encontrar en aquellos años que se alejan del evento en sí. De acuerdo con los defensores de la teoría cíclica del precio de bitcoin, su tendencia puede fragmentarse en segmentos de cuatro años. Al mismo tiempo, estos registran dos sub-ciclos de forma individualizada. Por un lado, uno alcista y por otro, uno bajista.

Como resultado, el año del halving y aquel que es inmediatamente posterior a este, registran una subida importante en los precios. Algo diferente a lo que ocurre en aquellos años más lejanos que se posicionan como los de mercados bajistas. En definitiva, el sentimiento de mercado que impera en cada uno de ellos es radicalmente diferente.

Es importante tener en cuenta que la sucesión de estos ciclos no es algo matemáticamente exacto. De hecho, al finalizar el mercado alcista de 2020-21, únicamente 2022 se comportó como uno bajista. Al contrario, 2023 reflejó una importante recuperación con un 160% de crecimiento. Por ello, cabría esperar que 2024 y 2025 sean alcistas.

Al mismo tiempo no se debe olvidar que una subida muy escarpada en 2024 podría conllevar el adelanto del periodo correctivo (quizá bajista) durante el próximo año. Sea como sea, los pronósticos que se originan a lo largo de estos periodos tienden a ser poco fiables por lo que, en general, las propuestas estratégicas deben tender a una flexibilización.

Pautas que tienden a repetirse antes de que se produzca el halving

A lo largo del tiempo se ha podido demostrar que el precio del BTC presenta un comportamiento positivo en los períodos inmediatamente anteriores al halving. En cualquier caso, tiende a ser sutil pues suele predominar una actitud temerosa por parte de los inversores pues acaban de despedir una época bajista. En general, un año antes del halving suelen comenzar a producirse ciertos movimientos recuperativos.

Esta tendencia suele mantenerse a pesar de ser interrumpida de forma habitual mediante correcciones, es decir, ganancias de los inversores que tratan de incrementar capitales. Es por ello que predominan las estrategias pre-halving con recogidas rápidas y ágiles.

En este sentido, 2023 se presentó como un ejemplo atípico en donde la macroeconomía favoreció la recuperación de un modo más intenso de lo que en principio se preveía. Partiendo de los 16.000 dólares, la criptomoneda logró situarse en los 40.000 aproximadamente. Además, este año, la tendencia alcista se ha visto potenciada por la fiebre de los ETF al contado en la bolsa de Nueva York.

Esto es lo que ocurre con el precio del bitcoin después del halving

Donde se encuentra el meollo del asunto es en el periodo post-halving. A partir de que el evento se materializa, se espera que se produzca el bull-run, pero eso no significa que las estrategias deban enfocarse a la recogida de ganancias durante la propia jornada, ni siquiera en las semanas y meses que le siguen.

Según los datos de procesos anteriores, el precio de la criptomoneda suele verse incrementado un año más tarde en promedio. Tal y como hemos puntualizado, en realidad los ciclos del precio tan solo pueden tener sentido como una guía a nivel de inversión, pero no, bajo ningún concepto, como un manual preciso. No debemos olvidar que cada ciclo alberga sus propias particularidades y que, por tanto, el mercado se comporta de un modo único en cada periodo.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net