• MIÉRCOLES,  30 NOVIEMBRE DE 2022

La Guaca  |  19 noviembre de 2022  |  10:08 AM |  Escrito por: Administrador web

Tauromaquia y barbarie I

0 Comentarios

Imagen noticia

Los tiempos no solo cambian, sino que tienen que cambiar. El antiguo Circo Romano, con todas sus características de barbarie, no volverá como espectáculo. Ni los circos que maltratan animales con un fuete en el redondel. Cada vez son menos las corralejas y las peleas de gallos. Y, por supuesto, en una gran parte del antiguo mundo taurino, las corridas han desaparecido, incluyendo países como Francia, Portugal, España y México. La humanidad progresa, y en ese avance tecnológico, también se incluye el avance mental de comprender el sufrimiento de los animales en los espectáculos públicos. Por eso, rechazamos que se haya caído en el Congreso la Ley que prohibía las corridas en Colombia. Hay que terminar con todo tipo de barbarie, la humana, por supuesto la primera de ellas, la guerra y el maltrato a las personas; pero también la barbarie contra los animales. Deben de ser ellos compañía y prestar un servicio, como lo hacen, por ejemplo, los caballos en las exposiciones y ferias equinas, como en las cabalgatas bien dirigidas. Pero, las corridas de toros son, sin ninguna duda, una forma de maltrato a un animal inocente, como el toro.

 

Tauromaquia y barbarie II

Recordemos aquí una opinión del gran escritor Jorge Luis Borges, que nos trae a colación un lector de EL QUINDIANO. “Cuando el periodista Carrizo le hizo la siguiente pregunta: ─Señor Borges, ¿Qué opina de la tauromaquia? ¿Cuál es su concepto sobre la figura del torero? Borges contestó: ─La tauromaquia es una de las formas vigentes de la barbarie. En cuanto a la figura del torero, creo que es esencialmente un cobarde. Un hombre que, con todo un aparato racional de estrategias, entrenamientos, armas, estocadas practicadas, clases y mucho estudio premeditado, se mide frente un animal pasmado por la sorpresa, por la ansiedad; un animal que no tiene otro recurso que los reflejos de su instinto primario. Bajo esa disparidad podemos medir el valor de los toreros. La valentía verdadera no soporta desniveles tan abusivos. Por eso para mí los toreros no son valientes, sino más bien bufones; los bufones de la valentía…”. Definitivamente los toreros son hombres de otra época, no de este momento donde la humanidad tiene que estar más dispuesta al respeto por los seres vivientes, sea cual fuere este.

 

Ciudadano de honor

El municipio de Circasia, a través de su alcaldesa Julieth Díaz Ubaque, entregó al abogado y poeta Álvaro Mejía Mejía la distinción Ciudadano de Honor, por su labor en pro de la cultura de esta localidad. “Con profundo orgullo llevamos a cabo el acto de reconocimiento donde se declara al doctor, abogado, poeta y periodista Álvaro Mejía Mejía como Hijo ilustre del municipio de Circasia. Para nosotros es motivo de honra y satisfacción otorgarle tan merecida distinción. Gracias por enaltecer y enriquecer la cultura de nuestro municipio y departamento”, dice la alcaldía de Circasia en su cuenta de Facebook.

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta este artículo

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net