• JUEVES,  20 ENERO DE 2022

La Guaca  |  16 agosto de 2018  |  12:00 AM

Sin argumentos serios I

1 Comentarios

Imagen noticia

Primero dijeron que había preferido la terna a las elecciones porque uno de los candidatos fuertes de la exalcaldesa Luz Piedad Valencia era el odontólogo Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas y como el gobernador, que es el nominador, seguía las órdenes de la exalcaldesa desde la cárcel, tenía que escogerlo a él. Y especularon con este tema durante casi un mes. Y llegó la terna integrada por el partido Liberal, donde efectivamente se incluyó a Jaramillo Cárdenas dentro de los candidatos para ocupar la alcaldía de Armenia en reemplazo de Carlos Mario Álvarez. Entonces dijeron que todo estaba consumado, que el gobernador Carlos Eduardo Osorio era rehén de Luz Piedad y de Pacho Valencia que desde la cárcel lo ‘manejaban’ y por tanto no tenía otra opción que escoger a Roberto Jairo. Pero, en su juicioso análisis jurídico, el gobierno determinó que el señor Roberto Jairo Jaramillo está inhabilitado y, por tanto, no podía integrar esa terna, por tanto la misma se devolvió. Una bofetada para aquellos que predican y critican con la maledicencia y los intereses politiqueros de grupos derrotados. Se quedaron sin argumentos.

Sin argumentos serios II 

Igualmente, especularon los mismos maledicentes y politiqueros derrotados que el gobernador lo que estaba haciendo era un juego para su propio beneficio. Y que en ese juego lo que mejor le servía era dilatar el nombramiento de alcalde para mantener al doctor Álvaro Arias Young y con él darle a la Fundación Shambalá la licitación relacionada con los recursos para ancianos en los centros vida de Armenia. Llegaron a decir que lo que buscaba el gobernador era ganarse más de $2.200 millones en esa licitación en manos de su amigo el exsacerdote Darío Ospina, representante legal de Shambalá. Para desgracia de los maledicentes, la Fundación Shambalá fue descartada por razones técnicas de la licitación y fue otra entidad la que resultó ganadora. Nuevamente les fallaron los cálculos embusteros y los decires injuriosos de quienes no pueden admitir, después de casi tres años, haber perdido el poder en la gobernación.

Sin argumentos serios III 

Han utilizado ardides y estratagemas de todo tipo para desprestigiar al padre gobernador. Incluso, desde la propia Procuraduría Regional, abriendo indagaciones preliminares y entregándoselas de inmediato a políticos y periodistas del pasado régimen, para que ataquen ante la opinión pública al gobernador. Estrategia rastrera que ya conoce el Procurador Carrillo y que, si es sensato, tendrá que entrar a corregir y sancionar. Indagaciones tan pobres jurídicamente, que ya empiezan a caerse por sus débiles demandas, como la que puso hace un año la diputada Gloria Patricia Pareja, que fue archivada. Seguros estamos que otras aperturas de indagaciones también se van a caer, por su pobreza jurídica. Sin embargo, lo que les interesa es el escándalo. Como decía el expresidente Laureano Gómez, ‘calumnie, que de la calumnia algo queda’, por supuesto, en política. Lo que se ve en redes sociales y en algunos medios es pura charlatanería, que raya con el odio y los intereses particulares de aquellos huérfanos de poder, que están buscando reencaucharse para las próximas elecciones.

 

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net