• MIÉRCOLES,  19 DICIEMBRE DE 2018

Región  |  09 diciembre de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Análisis: ¿Por qué el Quindío subió 4 puntos en competitividad? Aquí se lo explicamos con todos los detalles

2 Comentarios

Imagen noticia

El año pasado los medios de comunicación hicieron un escándalo regional porque el Quindío se ubicó en el puesto 14 de competitividad en el país, entre 26 departamentos de Colombia. Llovieron las críticas. Este año, el Quindío mejoró cuatro puestos, fue el departamento que más escaños escaló, es decir, el que mejor se comportó en el periodo 2017-2018 y, sin embargo, muchos medios guardaron silencio.

Si se lee en detalle el informe que presentaron el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario sobre el Índice de Competitividad Departamental, se nota a las claras que hay un motivo superior para el ascenso del Quindío en la competitividad: la transparencia administrativa en el departamento, esto es en el gobierno seccional, como en la administración de justicia.

Capacidad administrativa y de gestión

El ítem que más hizo posible el escalonamiento es el de Instituciones, que tiene que ver con la capacidad administrativa y de gestión, especialmente de los entes del Estado. En este indicador, el Quindío escaló 8 posiciones, pasando del puesto 13 al 5 en la tabla general. Concretamente sobre este particular, el informe de competitividad asegura: “Quindío presenta avances en materia de eficacia, requisitos legales, capacidad administrativa y gestión, y eficiencia de la justicia, en las que registra puntajes por encima de 8,50”. Aquí, sin duda, está reflejado el gobierno departamental y su trabajo de gestión administrativa, enfocado en la transparencia en todos sus procesos contractuales.

El segundo ítem más importante que procuró el ascenso del Quindío en el rango de la competitividad fue la salud, que logró escalar siete puntos, pasando del puesto 11 al 4 lugar, un renglón privilegiado en el rango nacional. Sobre este avance, el informe sostiene: “Putumayo y Quindío son los departamentos que más avanzan en posiciones en este pilar (…) El departamento de Quindío por su parte gana siete puestos y pasa al cuarto lugar en 2018. Dicho avance es el resultado principalmente de una mejor calificación en el indicador mortalidad materna, la cual pasa de 5,23 a 9,94”. Sin duda, aquí están reflejados los buenos resultados que en este cuatrienio ha dado el manejo eficiente del principal hospital regional: el San Juan de Dios, que está bajo la batuta del gobierno departamental.

Le sigue en avance de puestos en la tabla por pilares, al de Educación Superior y Capacitación, donde se escalaron 7 puestos, pasando del 16 al noveno. Dice el informe: “El departamento que más avanza en materia de educación superior y capacitación es Quindío, con un puntaje de 5,30 en 2018 frente a 3,99 de 2017. El departamento avanzó en cobertura en instituciones de educación superior con acreditación de alta calidad y en cobertura de formación técnica y tecnológica, con calificaciones de 6,44 y 7,32 puntos, respectivamente”. Es evidente que la universidad del Quindío con su proceso de acreditación está reflejada en este punto, lo mismo que los convenios que ha hecho el gobierno departamental con institutos técnicos.

Un pilar que se ubicó muy bien fue el de Sostenibilidad Ambiental, pues en el ranking nacional ocupó la casilla sexta, ganando tres puestos, pues el año anterior había estado en el renglón nueve. Otros ítems que tuvieron mejoría fueron los de Eficiencia de los mercados que ganó tres puestos al pasar del 12 al 9 renglón; y el de Innovación y dinámica empresarial que subió dos escaños, aunque el índice disminuyó.

Lo que bajó

Hubo índices donde se disminuyó, como el de Infraestructura, que se descolgó 7 puestos, dado la parálisis en la construcción en Armenia, tanto de las obras de valorización como de vivienda, por los problemas de corrupción como por la inseguridad jurídico del Plan de Ordenamiento Territorial.

También disminuyó el pilar de Tamaño del mercado, que se descolgó un puesto, pasando del 22 al 23. En este aspecto, al Quindío no le va bien. Basta recordar que en los últimos 25 años, el departamento, tras la crisis cafetera, redujo su participación en el Producto Interno Bruto Nacional del 1.8% al 0.75%.

Igualmente bajó el puntaje de Educación básica y media, que se deprimió dos puestos, pasando del 14 al 16 entre 27 departamentos medidos en el Índice de Competitividad Departamental. Todo indica que este ítem podría subir poderosamente en el próximo año, pues los expertos en el tema en el Quindío sostienen que la medición del presente año no tuvo en cuenta las nuevas alternativas del departamento como la primaria artística, el arreglo de casi todas las escuelas rurales, el inicio del proyecto Quindío Bilingüe y Competitivo y el bachillerato con énfasis en deporte y artística.

Hay un renglón denominado Sofisticación y diversificación en el que el Quindío bajó un renglón, pasando del 16 al 17 y en el que, tradicionalmente esta región no ha sido muy competitiva. Aquí se mide la capacidad tecnológica de intervenir con productos diversos en los mercados, en lo que apenas se está incursionando en este departamento.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net