• DOMINGO,  19 MAYO DE 2019

Armenia  |  28 diciembre de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

El 2 de febrero será la ordenación y posesión del nuevo obispo de la diócesis de Armenia

0 Comentarios

Imagen noticia

La fecha para la Ordenación y Posesión del nuevo Obispo de la Diócesis de Armenia será el sábado 2 de febrero del 2019 a las 10 Am en la iglesia Catedral de La Inmaculada Concepción.

Se informó que luego del nombramiento del Presbítero Carlos Arturo Quintero Gómez como Obispo en la Diócesis de esta capital y de sus contactos con el señor Nuncio apostólico en Colombia Monseñor Luis Mariano Montemayor se decidió la fecha para el inicio de sus funciones.

Antes de su ordenación y a manera de balance de la gestión desarrollada como administrador diocesano al concluir el 2018 el sacerdote Carlos Arturo Quintero admitió que, en el contexto económico, social, político, religioso, personal y familiar, se termina con saldo rojo, en déficit.

Sobre el año 2018 en el Quindío, dijo el sacerdote “Hemos vivido una orfandad que se siente en los sectores menos favorecidos; no podemos ignorar que se han hecho avances y que los gobiernos departamental y de cada municipio, se han esforzado, pero pasamos un año raspado ya que la corrupción tocó duramente a las puertas de nuestra casa común. El cuestionamiento de muchos de nuestros políticos y gobernantes, así como el deterioro moral de una sociedad que se ha erigido con valores y confianza en Dios, nos sacudió el alma”.

Lamentó el administrador Diocesano de Armenia Carlos Arturo Quintero el ocupar los principales titulares por noticias desalentadoras “Fuimos noticia en el contexto regional, nacional y mundial por actos de corrupción, ocupamos por muchos meses el primer lugar en desempleo, violencia intra-familiar y altos índices de suicidios.

Se ha incrementado el número de habitantes en situación de calle, el micro tráfico y el turismo sexual. ¡Cómo nos duele ver municipios como Salento y Filandia, en donde muchos de sus habitantes, hoy están al servicio de extranjeros, con sueldos de hambre y cumpliendo horarios que sobrepasan las exigencias de la ley, sin el más mínimo control de las entidades de vigilancia!

Se refirió a la situación de los migrantes y a muchos otros hechos negativos “La migración de hermanos venezolanos y retornados a Colombia es otro flagelo que ha exigido una mirada a la atención humanitaria; la difusión de noticias falsas y la falta de una conciencia real de responsabilidad social en algunos medios de comunicación y sector empresarial, el aumento de la delincuencia organizada, el incremento de niños y niñas en el mundo de las drogas y embarazos en niñas adolescentes; las riñas callejeras, la crisis educativa, el desamparo de nuestros ancianos, el relativismo moral, el desencanto de la vida en muchos corazones, y la pérdida de valores religiosos y espirituales, además de la desesperanza y el avance de las nuevas tecnologías que nos ha sumergido en una inteligencia artificial que nos desborda, como lo menciona Yuval Noah Harari, escritor e historiador israelí, en su libro “21 lecciones del siglo XXI” y que algunos le llaman el profeta de los algoritmos”.

El presbítero también habló de lo bueno que deja este año que está por concluir” Hay muchas luces, lo bueno de nuestra sociedad quindiana es que tenemos una gente pujante, emprendedora, soñadora y querendona, con deseos de salir de la crisis, viendo en ella una oportunidad.

Hay que destacar el papel de algunos medios de comunicación social y su deber con la verdad y con la paz; el compromiso de algunos empresarios con la realidad de sus empleados, familias fortalecidas en el amor que intentan sostenerse en medio de los ataques de la sociedad, la defensa de la vida, el trabajo de ONGs y fundaciones sociales que trabajan, muchas veces sin recursos, por defender la dignidad humana; cientos de proyectos sociales promovidos por personas e instituciones aportando a la construcción de la paz; impulso a la cultura ciudadana, favorecimiento de una cultura cristiana, un deseo profundo en muchas personas de volver a Dios, el surgimiento de nuevos voluntariados y nuevas comunidades eclesiales, la riqueza de nuestra tierra con una niñez y juventud creativa y con iniciativa; el tesoro humano de nuestros abuelos, la solidaridad de los quindianos ante la migración de venezolanos y al interior del país, volver la mirada a Dios.

Dijo en su balance, que a pesar de los problemas, las sombras, las dificultades, hay mucha ilusión y esperanza de levantarse trabajando unidos por la recuperación del tejido social, haciendo que esta sociedad quindiana sea más justa y más humana.

Anotó que el gran desafío es que hacerle un regalo a la ciudad y a nuestro departamento:” unirnos, levantarnos de nuestras miserias y escombros y volver a soñar la vida.

Celebrar la navidad en paz, sin pólvora, sin licor, sin asesinatos, sin violencia intra-familiar, sin peleas entre vecinos, será una muestra del deseo de aportar para que nuestra comunidad se transforme.

Todo esto exige una conciencia clara que nuestras fiestas, tienen que transformarse en festivales culturales, gastronómicos y sociales en donde ganen los municipios y el departamento, porque cada fiesta, cada carnaval debiera ser una oda a la vida, al civismo, a la tolerancia y a la paz.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net