• LUNES,  22 ABRIL DE 2019

Columnistas  |  11 febrero de 2019  |  12:00 AM |  Escrito por: Rafid Alain Ortegón Castañeda

Entrenar fatigado afecta la técnica y eficiencia de los deportistas

0 Comentarios

Rafid Alain Ortegón Castañeda

Hablemos del efecto fisiológico de entrenar con alta fatiga y cómo esta afecta los nuevos movimientos y el progreso de la técnica deportiva.

Si bien la parte del entrenamiento físico es un proceso de años y aconductamiento en el que se reciben constantemente cargas que hacen que el cuerpo entre en crisis para poder adaptarse a las necesidades, es posible encontrar algunas bases que le permitirán al deportista dirigir, evidenciar y planificar sus actividades de una forma más lógica, optimizando así la energía y la técnica que se requiere.

Es necesario considerar el aspecto técnico como la capacidad cognitiva de tomar una decisión que implique el menor impacto energético posible y que contrarreste un elemento externo o movimiento. Lo anterior se logra gracias a la irradiación y evidencia desde el primer momento en que se recibe el mensaje en el cuerpo o se observa un movimiento por primera vez.

Luego de lo anterior el movimiento llega a cada una de las neuronas asociativas, motoras y sensitivas, permitiendo a la memoria recurrir con información precisa cuando se quiera hacer de nuevo.

Para aprender un movimiento deportivo es necesario que las neuronas pasen sustancias en concentraciones exactas, grabándose de manera precisa al contraerse cada fibra muscular.

Con relación a lo anterior, las cargas de entrenamiento para asimilar nuevos movimientos y técnicas, no deberán llevar alta fatiga debido a que esta superará la barrera de concentración de las sustancias neurotransmisoras y se llevará a que la acción motriz termine siendo olvidada, errada y mal ejecutada, siendo la ausencia de oxígeno y ambientes de toxicidad los determinantes para llegar más rápido al fracaso.

Un ejemplo claro es cuando el deportista de competencia o amateur está realizando una carrera 100 metros y somete el cuerpo a más velocidad por incrementar la carga. Al final termina perdiendo la técnica de carrera por querer llegar a registrar el tiempo que le pide la competencia.

¿Entonces qué se hace para mejorar el nivel?

El deportista debe ir planificando progresivamente su carga, comenzando con pocas repeticiones donde cada una sea bien realizada. De esta forma cuando se asimilen esas repeticiones, el cuerpo pedirá un progreso que se le podrá dar luego de considerar una ejecución de calidad en el ejercicio.

Hay que entender que en lo deportivo la calidad siempre superará a la cantidad. Muchas modas del fitness hoy están llevando a realizar 500 abdominales en corto tiempo. Esa cantidad generará una fatiga extrema donde el deportista luego de ir en la mitad trabajará cuello, cabeza o cara, y no el abdomen que es el objetivo inicial.

Lo diferente al ejemplo anterior es mejor hacer unas 120 abdominales pero todas con una buena técnica y para que el abdomen sienta esta carga y no otras partes del cuerpo.

Para finalizar, si usted decide incrementar su carga de ejercicios y tener otro tipo de adaptación es mejor fijarse que el cuerpo técnicamente haya realizado bien el movimiento que le exige y no que por moda o competencia termine levantando un peso o haciendo el ejercicio sin lograr el trabajo que necesitaba en las fibras musculares.

 

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net