• DOMINGO,  21 ABRIL DE 2019

Columnistas  |  17 marzo de 2019  |  12:00 AM |  Escrito por: Aldemar Giraldo

Ya lo esperábamos

1 Comentarios

Aldemar Giraldo

A pesar de que la Corte Constitucional dio su aval a la reglamentación de la Jurisdicción Especial de Paz, tumbó las inhabilidades pactadas a última hora para ser magistrado de esta justicia e hizo precisiones sobre terceros y la participación en política, nuestro presidente la objetó, en una jugada más política que de conveniencia; seis de los 159 artículos de la estatutaria de la JEP quedaron tambaleando para satisfacer los intereses del senador Uribe, del Fiscal General de la Nación y el Centro Democrático.

De esta manera se genera un choque de trenes y, lo más peligroso, al buscar debilitar este tribunal de paz, se fomenta un sentimiento de inseguridad jurídica en quienes se han sometido a la JEP, como también en los excombatientes de las FARC.

Seguiremos pedaleando sin cadena y dando tumbos por todas partes; surgirán leguleyadas todos los días y les mostraremos a todos los países que nos han apoyado que no estamos maduros para construir paz; que no somos capaces de diferenciar entre hacer justiciar y cobrar venganza; que la paz le pertenece a un partido politico y no a todos los que ocupamos este espacio llamado Colombia; que el poder es para poder y no para construir futuro; que nuestros gobernantes viven para los politicos y no para los ciudadanos de carne y hueso.

Continúa el escándalo en el fútbol femenino

En una columna anterior expresé: no es raro que desaparezca la Liga de Fútbol Femenina para tapar el escándalo. Dicho y hecho, acabaron con la Liga Profesional Femenina, aduciendo falta de patrocinio y escaso número de clubes en Colombia, pero se les fue el tiro por la culata cuando la prensa denunció grandes anormalidades, máxime cuando intervinieron instancias como la Fiscalía, la Procuraduría y el Ministerio del Trabajo.

Salió a relucir la historia del acoso sexual y laboral y la manera como la Federación Colombiana de Fútbol y Difutbol se han hecho de la oreja mocha ante la denuncia constante de jugadoras y personal vinculado a las selecciones; manejan este deporte como un carrito de dulces y lo han convertido en la gallina de oro que les entrega grandes dividendos, tanto monetarios, como personales. Me gustaría conocer los pasaportes de Jesurún y González, sus visados, sus comisiones internacionales y el crecimiento de su riqueza a expensas del fútbol aficionado y profesional de Colombia. Algo muy bueno debe tener Difutbol para que un personaje se perpetúe en ella; ¿qué pasa?, ¿quién protege a Álvaro durante más de 35 años? Es un tirano que quita, pone, señala y veta jugadores y jugadoras; quien se atreva a denunciar algo, termina su carrera deportiva por anticipado, gracias a este personaje que sabe cómo cobrar la sinceridad.

Muy graves las denuncias de las niñas de la sub 17, en las cuales hacen ver el acoso sexual que han tenido que padecer para poder jugar fútbol y representar a Colombia; un país que no protege a sus niños no tiene futuro; su siembra es vana y su cosecha malograda.

La ficha que le faltaba al juego; varios árbitros activos han denunciado acoso sexual por parte de algunos que ya se retiraron y quienes tenían poder para poner, quitar y manejar la corrupción a su antojo; como pertenecen al equipo de los poderosos, muchos callan por temor a represalias. Ya sé de memoria las respuestas que dan los denunciados en Colombia: “Es una persecución orquestada contra mí”, “Falso de toda falsedad”, “Quieren destruir mi nombre y a mi familia”, “Así le pagan a quien es exigente en su trabajo”, “Confunden el papel de un padre cariñoso”, “Los colombianos somos envidiosos y oportunistas”.

De todas maneras, esperamos resultados de las investigaciones y el peso de la Ley sobre los culpables; que las próximas elecciones no sirvan de cortina para tapar todo lo que ha pasado en el fútbol femenino y en el arbitraje colombiano. Como decía mi abuela:” No se hagan los bobos con la reventa de boletas en el pasado mundial que se los lleva el diablo”.

 

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net