• MIÉRCOLES,  18 SEPTIEMBRE DE 2019

Columnistas  |  26 julio de 2019  |  12:00 AM |  Escrito por: Jhon Jairo Salinas

Armenia, Quindío, ciudad de ´sultanes y sultanas´

0 Comentarios

Jhon Jairo Salinas

Por estos días la capital del Quindío, Armenia, se armó un revuelo por la pintada de un mural, con el rostro de un Sultán. Bueno hagamos un recorderis, para los que lean este artículo del por qué esta historia.

Armenia, Quindío, fue fundada el 14 de Octubre de 1889, por Jesús María Ocampo, más conocido por el Tigrero. Pero la noticia de la matanza por parte de los rusos en una región de Besarabia llamada Armenia y la existencia ya de una finca con este nombre, , hicieron que los fundadores prefirieran este nombre.

Dicho genocidio en contra de la población Armenia fue adelantado por el imperio otomano, este genocidio se dio el 24 de Abril de 1915.

La original Armenia, está ubicada (nombre local, Hayastani Hanrapetut'yun) es un estado en el suroeste de Asia, al este de Turquía. Es un país sin salida al mar situado en Asia menor, entre los mares Negro y Caspio. Limita al norte y al este con Georgia y Azerbaiyán, y al sur y al oeste con Irán y Turquía.

En los principales diarios del país registraron la noticia de la invitación de unos concejales de Armenia y el alcalde; para una gira por el país, otrora del Imperio Otomano. El viaje, que concluyo el 13 de febrero, fue costeado con recursos del Gobierno de Turquía. “Incluso en la carta de invitación quedó claro que el transporte y hospedaje correrán por parte de ellos, y que es importante mencionar que los demás gastos que se generen serán asumidos por cada uno de los concejales y el alcalde. No se tocará un solo centavo del erario municipal”, expresó Torres Vizcaino, Presidente del Concejo de Armenia.

Bueno, el caso es que el Concejo Municipal de Armenia, en su reglamento interno quiere conmemorar el día de Genocidio del Pueblo Armenio. Precisamente, en este reglamento del Concejo de Armenia, aparece el 24 de abril dentro de las fechas especiales a conmemorar, como el 20 de julio, el 7 de agosto y los aniversarios del Quindío el 1 de julio, y de Armenia el 14 de octubre.

Ahora, veamos la similitud del por qué Armenia, Quindío, también ha tenido Sultanes y Sultanas. Precisamos entonces que es un Sultán, en antiguo Imperio Romano, los cargos de Poder eran emperadores, en el Imperio Otomano eran Sultanes, máximos gobernadores que ejercían el poder avasallando todo lo que encontraba a su paso, eran invasores, ladrones, asesinos, Corruptos, déspotas y basaban todo su poder en la acumulación de todo el oro que se robaban en las provincias que ellos invadían.

En el imperio Otomano, tenían grandes y majestuosos palacios y en especial que llamaba la atención, el palacio del Harén. El término harén o harem ( ) designa al mismo tiempo el conjunto de mujeres (concubinas o, simplemente, mujeres hermosas) que rodeaban a un personaje importante, así como el lugar en el que ellas residían.

Para los sultanes el Harén era un sitio muy especial donde ellos decidían sobre lindas mujeres esclavas, cuál era la que le iba dar un primogénito, heredero del corona, aquellas que eran escogidas por el Sultán se le llamaban Sultanas.

Las mujeres del harén se debían al señor una devoción casi divina y una sumisión absoluta. La concubina elegida para pasar la noche con el Sultán al entrar en la habitación, debe mostrar una gran humildad, dejará caer el camisón y entrara en la cama por los pies y avanzará así hasta el dueño del Harén. En el Harén también se conspiraba, se asesinaba, se desaparecían aquellos y aquellas que no se dejaban sobornar, en fin también el Harén era un sitio de licencia para delinquir.

A buena ahora el Concejo Municipal de Armenia, le quiera rendir un homenaje al País turco, con la pinta de un mural con símbolos del País Euro Asiático, no es nada descabellado. Armenia, Quindìo, también ha tenido Sultanes y Sultanas, que al igual como antiguos sultanes del imperio Otomano, han robado, han saqueado el erario Público, han conspirado, e inclusive hasta han hecho desaparecer contradictores políticos.

En eso si hay una gran similitud, quizás dicho mural muestre la grandeza de los déspotas y sátrapas Sultanes del antiguo imperio otomano, con los sátrapas y déspotas políticos de la Ciudad Milagro de Colombia. El sultán más recordado en el imperio otomano fue el Sultán Suleiman y la Sultana Hurren , mujer llena de ambición y avaricia; que coincidencia, en Armenia, Quindío tenemos a la Sultana Luz Piedad Valencia, mujer que robó y expolió al pueblo del tigreros, y su esposo el Sultán Francisco Javier Valencia, que desde el confort de la justicia corrupta, siguen gobernado y manejando a la ciudad milagro como un milagroso Harén. ¡Larga vida a sultanes y sultanas¡

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net