• MIÉRCOLES,  18 SEPTIEMBRE DE 2019

Economía  |  19 agosto de 2019  |  12:52 AM |  Escrito por: Edición web

La crisis económica de Armenia se origina en la inestabilidad jurídica y la falta de garantías para los empresarios, dice presidente de Camacol

0 Comentarios

Imagen noticia

El presidente de Camacol Quindío, ingeniero César Augusto Mejía Urrea hizo un llamado urgente a la dirigencia local para unir esfuerzos y sacar adelante la ciudad y el departamento. El pronunciamiento lo hizo en el Foro Económico Sectorial de Camacol, realizado ayer en el auditorio de la Edeq.

Mejía presentó el panorama económico de la ciudad, donde la construcción ha experimentado una fuerte caída, indicando que mientras las ventas en el primer semestre crecieron un 4,1% en el país, en el Quindío disminuyeron -4,7%. Mientras que en el país hubo un 3% de iniciación de proyectos, en nuestra región su disminución fue del -74%, con relación al año 2017.

“Ante todo este panorama nuestra invitación como Camacol, va encaminada a que trabajemos juntos y a que como empresarios exijamos mayor respaldo de las autoridades e instancias competentes, no es justo que tengamos esa prevención constante como si quien debiera ser nuestro aliado, sea esa sombra enemiga de la que debemos cuidarnos porque en cualquier momento ataca”, sostuvo.

Mejía mostró el trabajo del gremio en las instancias de los gobiernos locales y nacional, y dijo que es necesario construir un nuevo Plan de Ordenamiento Territorial en Armenia muy técnico, que dé seguridad jurídico, porque “la falta de estudios serios de los Planes de Ordenamiento Territorial, nos está llevando a problemas muy grandes”.

Denunció que la falta de seguridad jurídica afecta no solo a los empresarios de la construcción, sino a otros sectores. “Los empresarios en general necesitamos mayor seguridad jurídica, pues la industria de la construcción no es la única afectada con las normas sorpresivas del país. Esto claramente impide que Colombia sea foco de inversión extranjera”.

Dijo que hay un endurecimiento de los bancos con los créditos para el sector: “Con todo lo que está pasando, es indudable que los bancos están tomando posiciones más duras, demoras en las aprobaciones de créditos, rechazo o negación y hasta demasiada intervención del sector financiero en los mismo diseños arquitectónicos”.

Mejía dijo que si a la actividad de la construcción le va bien, a la ciudad también. “Es claro que si a la actividad constructora le va bien, va a haber progreso y desarrollo en la región. Y si por el contrario, el gremio no cuenta con las garantías y respaldo suficiente para el ejercicio normal de sus funciones, la economía en el Quindío se verá afectada y esto se verá reflejado en mayor desempleo, menos progreso, insuficiente instalación de nuevas empresas en la región, disminución en los índices de competitividad, pérdida de confianza inversionista, entre otros aspectos cruciales para el desarrollo de un departamento y la calidad de vida de sus habitantes”.

Finalmente, el presidente de Camacol Quindío precisó que se requiere de acciones concretas e inmediatas, ordenamientos unificados, y precedentes claros y contundentes que brinden estabilidad para el ejercicio inversionista y la transformación de la ciudad a través de proyectos de construcción.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net