• MIÉRCOLES,  18 SEPTIEMBRE DE 2019

Columnistas  |  12 septiembre de 2019  |  12:00 AM |  Escrito por: Mario Jimenez

La verdad sobre la valorizacion

0 Comentarios

Mario Jimenez

Para nadie es un secreto en el Quindío que la famosa y pomposa contribución de valorización en Armenia se planificó con el fin de obtener unos millonarios recursos no para realizar esplendorosas obras en favor de los armenios sino para financiar una campaña política al senado de la república así como la reelección de la mayoría de concejales, y consecuencialmente abrir un boquete de corrupción equivalente a más de 23 mil millones de pesos, que entre la gobernante de turno y la complicidad de 13 concejales atracaron el erario público municipal en detrimento de una ingenua población que resultó afectada en su patrimonio personal.

Para que nos formemos una idea de la magnitud de este huracán devastador es necesario analizar una cifra escalofriante, más adelante, de lo que significa la ineptitud y desgreño de las administraciones municipales de estos últimos 30 años en donde sucede exactamente lo mismo a nivel nacional con las innecesarias y absurdas reformas tributarias, en razón a que no han sido absolutamente necesarias ya que tanto a nivel nacional como local, caso Armenia, hay suficiente dinero para recaudar en pasivo de impuesto predial, que debido a la desorganización con que se maneja las actividades oficiales, lo único que se les ocurre es meterle la mano al bolsillo a los colombianos creando nuevos tributos, sabiendo de antemano que no solo es una medida impopular sino que ya el bolsillo no aguanta soportar esta ineficiencia de los gobiernos.

En el caso de Armenia, se pueden recoger de solo impuesto predial, más de 320 mil millones de pesos represados; entonces para que contribución de valorización, si tienen un dinero por recaudar que si no lo han cobrado, es por física ineptitud, pero si aumentar la carga económica a los armenios en esa forma desmedida, descarada y absurda.

En Pereira, un alcalde verraco, que no hemos podido tener aquí, revocó esa medida, devolvió a los que habían cancelado y terminó las obras de valorización con recursos propios Como se llama eso ?.... honestidad, eficiencia, bofetada a los concejales, amor por su terruño y de lo que sabemos. Con la cifra arriba mencionada, hacemos las obras que faltan y abrimos vías, para desembotellar la ciudad y acabar con el arbitrario pico y placa, dejando de gastar inútilmente nuestros recursos en taches y reductores anti técnicos, que están poniendo intransitables algunas vías y avenidas de la ciudad.

De manera que aspirante a la alcaldía que no tome los correctivos necesarios para revocar esta medida, no debe ser elegido por el pueblo, porque pagar valorización es fomentar la corrupción, además de que hay por cobrar dineros suficientes, sin necesidad de más contribuciones, para cambiarle a la ciudad el remoquete de corregimiento con edificios, o un barrio más de Pereira.

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net