• MARTES,  22 OCTUBRE DE 2019

Columnistas  |  14 octubre de 2019  |  12:14 AM |  Escrito por: Luis Fernando Abad Barón

Las dos caras de la moneda del juicio a Uribe

0 Comentarios

Luis Fernando Abad Barón

Mañana inicia la audiencia de indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia el ex presidente Álvaro Uribe y con ella también se inician unos largos y tortuosos días por cuenta de los seguidores de éste que prometen llenar todas las calles de las ciudades Colombianas con los más de 90% de los ciudadanos (según ellos) que lo aman y estarían dispuestos algunos a llegar hasta las últimas consecuencias (léase “bala” o “pelar al que sea”) con tal de que se declare su inocencia en este y en todos los más de 200 casos por los que está investigado desde hace muchos años sin que salga un veredicto que lo absuelva o lo condene. Éste parece ser que es el primero de los muchos casos que hay en su contra que puede tener una sentencia por lo que su importancia es fundamental tanto en lo que a él se refiere como para el futuro político de nuestro país pues es de libro reconocer su influencia entre un sector de la población a punto de haberse hecho elegir dos veces y poner los dos presidentes siguientes. No deja de sorprender que los 26 testigos que ha usado la defensa de Uribe para que declaren en su favor en ésta etapa, la mayoría han sido paramilitares confesos y condenados por delitos atroces como masacres, secuestro, violación, extorsión, sedición y concierto para delinquir agravado entre otros y los abogados de éstos. Lo difícil para él es que si se demuestran los delitos de fraude procesal y manipulación de testigos, debería iniciar o seguir un proceso aún más grave y es la de juzgarlo por la participación directa en la conformación de grupos paramilitares y participación en masacres.

La otra cara de la moneda son los otros Colombianos (90% según ellos) que preparan fiestas, manifestaciones de apoyo a la Corte, rumba y guachafita como si la llegada de este día nos diera la libertad, o nos sacara del subdesarrollo en el que estamos por el solo hecho de ver a Uribe entrar a la audiencia. Muy a nuestro pesar, antes que beneficiar a unos o a otros este asunto, pienso que toda esta situación vergonzosa nos va dejar muy mal sea cual sea el veredicto final y por el contrario seguiremos aún más polarizados toda vez que él es el mayor factor de polarización de nuestro país. Antes de preparar fiestas, celebraciones y rumbas unos, rezos, cadenas de oración y ayunos otros, deberíamos más bien prepararnos para elegir bien a quienes nos van a gobernar los próximos años porque con la condena o absolución de Uribe no se va acabar la corrupción en Colombia, no se van a acabar los clanes que gobiernan en las regiones, como, cuando y con quien les da la gana, comprando conciencias y desangrando los presupuestos territoriales robando a manos llenas. Reconozco que será muy difícil pedirles a unos y a otros que acepten la decisión de la Corte Suprema pero en lo que a mí respecta, daré mi voto de confianza a la justicia y asumiré respetuoso el veredicto final.

 

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net