• SÁBADO,  02 JULIO DE 2022

Armenia  |  15 noviembre de 2017  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

El microtráfico es el peor mal del Quindío, dijo Monseñor Pablo Emiro Salas al despedirse de la Diócesis de Armenia.

1 Comentarios

Imagen noticia

El obispo de Armenia, monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz, nombrado arzobispo de la Arquidiócesis de Barranquilla, dijo, en entrevista con EL QUINDIANO, que sale de una diócesis pequeña donde es fácil recorrer cada una de sus parroquias, para una arquidiócesis complicada y muy grande, pero su vocación sacerdotal está hecha para trabajar donde Dios y la Iglesia lo pongan. Sostuvo que se lleva muy bonitos recuerdos del Quindío, porque encontró gente maravillosa, pero se va con gran pesadumbre en su corazón por la tragedia que viven los jóvenes y los adolescentes de Armenia y de casi todos los pueblos de este departamento frente a la drogadicción y el microtráfico.

EL QUINDIANO habló con el nuevo arzobispo de la Arquidiócesis de Barranquilla, quien, al tiempo, se despide de la Diócesis de Armenia, que dirigió desde agosto del 2014. Esta es la entrevista completa con monseñor Pablo Emiro Salas Anteliz.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net