• MIÉRCOLES,  15 JULIO DE 2020

Columnistas  |  14 enero de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: RENÉ ROJAS

EL MAL COMIENZO DEL NUEVO MINISTERIO DE CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN

0 Comentarios

RENÉ ROJAS

Han pasado pocas horas desde que el Presidente Iván Duque oficializó en la ciudad chocoana de Quibdó el nombramiento de Mabel Gisela Torres Torres como la primera Ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación, y las reacciones en contra comenzaron a surgir por parte de diferentes sectores representativos de la comunidad científica y académica, como de la opinión pública; inclusive pidiendo al primer mandatario que reverse esta designación tal como lo solicitó el periódico El Mundo.Com este domingo pasado.

Los cuestionamientos a la ministra Torres tienen que ver con su poca experiencia en la investigación científica, sobre todo porque aparentemente se atrevió a tratar pacientes enfermos de cáncer sin tener en cuenta todos los procesos y protocolos que exige la ciencia; hecho este que la descalifica ante la comunidad científica colombiana e internacional que a lo largo de los años ha realizado excelentes experiencias en beneficio de la humanidad y del desarrollo de los pueblos.

Es un mal comienzo para un nuevo ministro que no se acaba de posesionar cuando ya tiene encima a un importante sector de la academia representada en todas sus disciplinas, y un mal presentimiento de que la clase política quiere adueñarse de un ministerio que debe empoderar a las comunidades en todos los procesos de desarrollo para que Colombia crezca o avance en una sociedad de conocimiento para un país competitivo en ciencia, tecnología e innovación.

Es otra equivocación del Presidente Duque como todas en las que ha incurrido en las últimas semanas por no tener en cuenta los propósitos o recomendaciones de la sociedad civil como en este caso, el de la comunidad científica que durante más de cuatro años promovió audiencias informativas en el Congreso de la República, realizó conversatorios con los candidatos a la presidencia de entonces; dejando claro que el país requería de este ministerio para motivar la investigación, mejorar la educación, la productividad, el trabajo y en síntesis, llegar a todos los entes territoriales dentro de ese gran propósito de alcanzar la paz nacional.

Personalmente tuve la oportunidad de estar al lado de algunos científicos apoyando su labor en el legislativo y en los medios de comunicación entre otros, para explicar las ventajas y alcances de este ministerio, pero ahora todo parece indicar que ese esfuerzo de académicos y científicos beneficiará es a la clase política para obtener más burocracia. Entonces, los unos trabajaron para los otros, o sea los académicos le hicieron todo el ejercicio a la clase política que es la que tiene en crisis al país.

Ahora bien, respecto a lo que dicen los científicos sobre este nombramiento, algunos se limitaron a precisar o mejor a preguntarse: “¿quién la conoce y qué investigaciones de impacto ha realizado?”; comentario que deja claro que es un mal comienzo para el nuevo ministerio.

En este orden de ideas, vale decir que la comunidad científica esperaba el nombramiento de una persona reconocida que despertara el respeto de los demás ministros y pudiera con excelentes bases científicas, fundamentar las prioridades del país en las distintas áreas del desarrollo.

De igual, manera qué credibilidad puede tener en el exterior o ante los científicos y académicos internacionales, una persona que desconoce los protocolos científicos y se lanza aparentemente a suministrar supuestos “medicamentos” que curan el cáncer, generando expectativas para la salud y la vida de las personas.

La ministra tendrá su espacio estos días para responder a los cuestionamientos, al igual que los académicos que regresan esta semana a las universidades, podrán expresar más detalladamente sus apreciaciones sobre la nueva ministra.

Ah, y como van las cosas, ¿será que los colombianos tendremos que ir algún día a las plazas de mercado a buscar la cura para el cáncer? Esto apenas inicia.

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net