• MARTES,  14 JULIO DE 2020

Región  |  14 febrero de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Agua, vida y territorio de Calarcá, en peligro

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Néstor Ocampo

Fundación Ecológica Cosmos

El pasado 30 de enero, jueves en la mañana, una comisión del Concejo de Calarcá visitó las propiedades de la empresa chilena Green SuperFood, en la vereda Planadas de Calarcá, donde ha establecido extensos cultivos de aguacate Hass, de la finca Monteloro hacia adentro. Hace siete meses, como informamos el 17 de julio de 2019, la empresa reunió a los propietarios del sector para invitarles a presionar un poco a las autoridades del municipio y el departamento para que les arreglaran la carretera. Igual “sugerencia” hicieron a la comisión del Concejo.

La primera “recomendación” a los y las concejales fue: “no tomar fotos ni hacer grabaciones con los celulares durante la visita”. Como que a nadie le pareció raro. Pero… ¿cómo así? ¿Unos extranjeros, en nuestro territorio, ordenando eso a los y las representantes del municipio, a las personas encargadas de velar por nuestro bienestar político, económico y social? ¿Acaso están haciendo algo ilegal allá?, eso sería muy grave. ¿Qué están ocultando? Y… ¿cómo es que nuestros representantes aceptan tan indignas “recomendaciones”?

Promesas de desarrollo

Por supuesto, la empresa prometió lo de siempre, “desarrollo” para las veredas, “generar empleos” y “riqueza”, palabras mágicas que se utilizan hoy para engatusar a quienes toman decisiones en los territorios y justificar cualquier cosa. Nadie pregunta por las consecuencias ambientales de ese “desarrollo”, ni por la cantidad y calidad de los empleos que dicen generar, ni por el destino de esa riqueza. Pero ya sabemos lo que todo eso nos está dejando en el Quindío: desplazamiento de campesinos, pérdida de autonomía, pérdida de diversidad biológica, pérdida de seguridad alimentaria, pérdida y contaminación de aguas. Riqueza que se va para otra parte. La empresa ha dicho que generará entre 600 y hasta 900 y 1.000 empleos “estables” en el sector (julio 7 de 2019). Pero… ¿saben los y las concejales que de esas tierras baja el agua que tomamos, y las consecuencias que todo eso tendrá sobre la calidad del agua?

Nos creen bobos

También dijeron mentiras. Aprovechando la ignorancia, real o fingida, de algunas personas, afirmaron que los cultivos no nos quitan agua a quienes vivimos en la ciudad. Y lo “demostraron” afirmando que no toman agua para riego de ninguna de las quebradas que corren por allí (¡por favor!). Claro que no la toman de las quebradas, no es necesario, los árboles de aguacate toman el agua directamente de la tierra, en grandes cantidades, para sus procesos biológicos, especialmente cuando están creciendo; una parte queda en sus tejidos y la mayor parte va a la atmosfera como transpiración vegetal. Tampoco explicaron que un fruto de aguacate es, más o menos, 70% agua; de tal manera que cuando de allí sacan 100 toneladas de aguacate para exportar, se están llevando 70.000 litros de agua. El agua de la transpiración vegetal y de los frutos que sacan, es agua que no irá al acueducto de la ciudad. Nos creen bobos.

Nueva carretera

Tampoco se comentó mucho sobre la carretera que la empresa está “recuperando” por esas montañas con la intención de llevarla, por la vereda El Túnel, hasta la carretera central que va a La Línea, porque también están comprando muchas fincas en ese sector. Claro, nadie se da cuenta de que ésta empresa no solo está afectando un recurso estratégico como el agua sino que nos está imponiendo, de hecho, un ordenamiento territorial favorable a sus intereses, que no son los mismos de Calarcá.

Poder extranjero

La empresa Green SuperFood es chilena, como se dijo, pero en la comitiva iba al menos un peruano. Eso nos hace pensar que las empresas aguacateras de chile y Perú, también “inversionistas” mexicanos, que han llegado al Quindío invitadas por la anterior administración departamental, actúan coordinadamente y con el apoyo y la asesoría de la Promotora de Inversiones de Armenia y el Quindío, Invest In Armenia. También se puede suponer el apoyo de administraciones municipales, departamental, y de la CRQ, porque desde hace varios años se han denunciado irregularidades cometidas por esas empresas sin que ninguna de esas “autoridades” haya actuado efectivamente. Esas empresas siguen creciendo y consolidando sus cultivos y su poder.

La calidad del agua

Es necesario llamar la atención sobre el hecho de que esos extensos cultivos se están estableciendo en la parte alta de cuencas hidrográficas que surten acueductos de ciudades y centros poblados, áreas que fueron declaradas de interés social por la Ley 99 de 1993. Y es necesario recordar también que esos cultivos son intensivos en el uso de abonos y pesticidas (venenos) que de una u otra manera termina afectando la calidad del agua que bebemos y usamos en otras actividades.

Es hora de que alguien haga algo. Es necesario resolver la ineficacia de las “autoridades” y exigir que se impongan restricciones a la propiedad privada que se derivan de la función social y ambiental que la Constitución les asigna. Por el momento invitamos a ciudadanos y ciudadanas a defender con mayor ahínco nuestro derecho a la vida y a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, son derechos fundamentales que están en juego. Debemos detener la usurpación de nuestro Territorio; Agua, Vida y Futuro están en peligro.

En la foto pueden ver la comisión del Concejo y los representantes de las empresas aguacateras. Al fondo la carretera que Green SuperFood está “recuperando”. En primer plano y al fondo los arboles de aguacate, por miles.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net