• SÁBADO,  30 MAYO DE 2020

La Guaca  |  18 marzo de 2020  |  12:01 AM

Cómo controlaron la peste en Macondo

0 Comentarios

Imagen noticia

"Cuando José Arcadio Buendía se dio cuenta de que la peste había invadido el pueblo, reunió a los jefes de familia para explicarles lo que sabía de la enfermedad del insomnio, y se acordaron medidas para impedir que el flagelo se propagara a otras poblaciones de la ciénaga. Fue así como les quitaron a los chivos las campanitas que los árabes cambiaban por guacamayas, y se pusieron a la entrada del pueblo a disposición de quienes desatendían los consejos y súplicas de los centinelas e insistían en visitar la población. Todos los forasteros que por aquel tiempo recorrían las calles de Macondo tenían que hacer sonar su campanita para que los enfermos supieran que estaban sanos. No se les permitía comer ni beber nada durante su estancia, pues no había duda de que la enfermedad sólo se transmitía por la boca, y todas las cosas de comer y de beber estaban contaminadas por el insomnio. En esa forma se mantuvo la peste circunscrita al perímetro de la población. Tan eficaz fue la cuarentena, que llegó el día en que la situación de emergencia se tuvo por cosa natural, y se organizó la vida de tal modo que el trabajo recobró su ritmo y nadie volvió a preocuparse por la inútil costumbre de dormir. Gabriel García Márquez, Cien años de soledad. Esta pieza literaria le debe decir mucho a nuestros gobernantes.

Liderazgo costoso para Roberto

Hace una semana nos dieron la siguiente noticia: “Colombia Líder, organismo de la sociedad civil que hace seguimiento al desempeño de mandatarios regionales, invitó a tres gobernadores, entre ellos Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas del Quindío y a una veintena de alcaldes entre los que se cuenta José Manuel Ríos Morales de Armenia, al conversatorio Ciudades para vivir y trabajar, realizado en Bogotá este miércoles. Alejandro Santos director de la revista Semana e integrante de la junta de Colombia Líder, anunció que ese organismo hará acompañamiento al Quindío en aras de fortalecer sus herramientas de gestión pública a partir del seguimiento al Plan de Desarrollo que estructura en la actualidad”. Esta no es más que una ‘jugadita’ de los dueños de la Revista Semana para sacarles un billete a los alcaldes y gobernadores. Ese mismo acompañamiento se lo hicieron a la exgobernadora Sandra Paola Hurtado Palacio, con una gran publicación en la Revista Semana, y a un costo de $850 millones de pesos. El exgobernador Carlos Eduardo Osorio se negó a aceptarlo. Cuando el gobernante es pretensioso, se gasta los recursos públicos y atiende estas ‘jugaditas’.

Estoy ocupado, dice el político 

En campaña, los políticos contestaban todas las llamadas y los mensajes que les escribían en el What App. Apenas son elegidos, cambian de estrategia. Un ejemplo, nuestra querida amiga y colega Cristina Arbeláez, concejal de la Alianza Verde en Calarcá. A todos los mensajes que le escribimos responde: “Cristina: Hola! Hablas con Cristina Arbeláez. Dame un ratico mientras puedo leerte, pues son muchos mensajes diarios. Un abracito 💚”. Y finalmente, nunca leen los mensajes, y, por supuesto, nunca responden”. Los disculpamos, sabemos lo ‘ocupados’ que mantienen.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net