• MARTES,  02 JUNIO DE 2020

Región  |  27 marzo de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Crónica del Toque de Queda. Día Quinto

0 Comentarios

Imagen noticia

La mañana del miércoles 25 de marzo estuvo muy calmada. Mucha más gente acató la medida del toque de queda y eran pocos los vehículos y motocicletas que circulaban por la ciudad. La Policía con la Secretaría de Gobierno realizaba en varios puntos los controles pertinentes, con el propósito de castigar con multa de casi un millón de pesos a quienes infringían la norma de quedarse en casa para contener el coronavirus.

Las calles amanecieron limpias, no porque las hubieran aseado, sino porque nadie tuvo la oportunidad de ensuciarlas. 237 indigentes o personas en condición de calle amanecieron en Cenexpo, un albergue colectivo, improvisado, pero con muy buenas condiciones de salubridad y comodidad. Una muy buena decisión del alcalde de Armenia José Manuel Ríos y su secretario de Desarrollo Social Juan Carlos Patiño.

Los supermercados siguieron recibiendo gente, pero con las precauciones pertinentes, aunque muchas personas acudieron sin tapabocas a hacer sus compras. El problema de este miércoles 25 de marzo estuvo en los sitios donde los adultos mayores, los jóvenes y otras personas reclaman su subsidio del gobierno. Ahí hubo aglomeraciones, muchas personas, incluso sin tapabocas y sin ninguna prevención, lo que aumenta los contagios con el virus Covid-19.

Al mediodía, el ministerio de Salud anuncia 92 casos más de coronavirus en Colombia, para completar 420 en total. De ellos, 4 más en el Quindío, para completar 12. Así, el Quindío se convierte, porcentualmente, la segunda región colombiana, después de Bogotá, con mayor número de contagiados.

Nos dimos a la tarea de ir al campo, para saber que estaba pasando en las zonas rurales. En la primera parada en la vereda La Cristalina, del municipio de Circasia, nos encontramos con Segundo Nemesio Goyes, administrador de una finca de café y plátano. Un hombre campesino sencillo, que nos recibió con el azadón en la mano.
Seguimos nuestro camino por la vereda y nos topamos con un recolector de café: José Anaín Castaño, que, acompañado de un niño, estaba ‘pegado’ de un árbol de café arábigo variedad Castilla, tratando de coger las pepas rojas.

Más adelante, llegamos a una zona de ganaderías. Rayaban las tres de la tarde y estaban haciendo el segundo ordeño del día. El turno era para Luciana, que sin remilgo ofrecía su ubre para que el ordeñador, Carlos Mario Herrera, le sacara la leche.

Finalmente, regresamos a Armenia y nos movilizamos hacia Cenexpo, el albergue para las personas en condición de calle. El panorama en el albergue es conmovedor, pero con la esperanza de que mañana estas personas podrán estar mejor. Ellos están conformes, incluso contentos con la atención recibida, pues les dieron colchonetas, cobijas, comida, techo para evitar mojarse por si llueve. El alcalde nos anuncia que mañana (hoy) habrá sancocho de gallina. Esta es una obra de la alcaldía de Armenia en compañía de la Cámara de Comercio y de varios empresarios de la ciudad.

La noche ha caído en este quinto día del Toque de Queda. Las calles están maravillosamente solas, los pocos buses de Tinto terminan su recorrido. Hay un viento ligero en la ciudad, que no levanta ningún papel, porque papeles no hay en estos caminos de asfalto.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net