• MIÉRCOLES,  01 ABRIL DE 2020

Columnistas  |  27 marzo de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Elizabeth Pérez Pérez

EL ‘RE-RE’ QUE EN TIEMPOS DE CONFINAMIENTO POR EL CORONAVIRUS, SON TRES

0 Comentarios

Elizabeth Pérez Pérez

En la cultura cafetera está arraigada la idea del ‘Re-re’, como una manera de mantener vivos, florecientes y productivos los cafetales.

Aprovecho esta idea para contarles que ahora, en estos días de confinamiento en casa, podemos empezar a aprender otro concepto relacionado: el de las ‘Tres Erres’, enfocado en lograr la sustentabilidad de nuestro planeta a través del reciclaje y la transformación.

En realidad la idea es simple y circula hace mucho tiempo. Lo que pasa es quizá nos falta ponerla en práctica en nuestra cotidianidad, y este puede ser el momento preciso.

Las ‘Tres Erres’ de las que hablo son: Reciclar – Renovar – y Reutilizar.

Cuando vayas a tirar algo a la basura, míralo, y piensa si te puede volver a servir para algo, transformándolo en un matero, un adorno, o lo que tu imaginación y creatividad te muestren. Así estás reutilizando un producto que no irá a la basura, ni tendrás que comprarlo.

Ah, que este vestido, el bolso, los zapatos, el cofre, la correa, el collar, los aretes, ya no los quiero porque pasaron de moda, están obsoletos o simplemente por cuestión de gusto, entonces, en lugar de echarlos por el chut de la basura, y con un poco de imaginación, puedes renovarlos y transformarlos en atuendos nuevos. Así, al finalizar la cuarentena saldrás estrenando, y no tuviste que gastar más que un poco de tiempo y uno que otro accesorio que de seguro guardabas en casa y ni te acordabas.

En esta cuarentena tienes además la posibilidad de aprender a reciclar en tu hogar, y que se vuelva en un hábito entre los miembros de la casa. Es fácil. Empieza por separar los residuos orgánicos, es decir, los que resultan en la cocina mientras preparas los alimentos, depositándolos en un recipiente aparte. Otros residuos susceptibles de reciclar, como papel, vidrio, plástico, envases, envolturas de alimentos u otros productos, echarlos en otro recipiente, que puede ser una bolsa plástica, una caja, un tarro, o la que te ingenies para depositarlos.

Así facilitas la labor diaria que cumplen los recicladores, y pones tu grano de arena para ayudar a que la vida en la tierra siga floreciendo, y manteniéndose, para bien, no solo de nuestra especie humana, sino de todos los seres vivos que compartimos y habitamos este Planeta Azul.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net