• MARTES,  26 MAYO DE 2020

Cultura  |  29 marzo de 2020  |  12:01 AM |  Escrito por: Edición web

Cómo cree que será la vida después de la Pandemia Manuel Gómez Sabogal

0 Comentarios

Imagen noticia

Después de la pandemia:

Todavía enclaustrado, vale la pena pensar, aunque no me gusta, en ese futuro que espera al mundo después de la pandemia.

A hoy, sabemos que hay más de 2000 millones de personas enjauladas, encerradas, guardadas, todo debido al coronavirus

En un mundo egoísta como este no debemos esperar mucho, pues ahora, vemos que las redes sociales se atiborran de mensajes llenos de amor, afecto, ternura, paz, tranquilidad. Sin embargo, pasará lo que sucedió en el Quindío después del terremoto. Hubo abrazos, llanto, llamadas a Dios, plegarias, oraciones, misas, cultos, lágrimas. Después de unos meses, el Quindío volvió a la normalidad. Es decir, el egoísmo, el odio, la maldad se volvieron a hacer presentes.

Es una comparación válida, pues después del terremoto en el Quindío, hemos vivido algo peor y todos lo sabemos: corrupción. Es decir, los cambios en algunas personas duraron poco tiempo.

Así va a pasar. Y será peor, pues aun ahora, no se ve la presencia de Dios por lado alguno. Nada tiene que ver Dios con lo que sucede, pues siempre he dicho que es un mensaje para que entendamos, pero como somos sordos, ciegos y mudos, nada sabemos de lo que puede seguir.

Si hoy hay problemas, después de la pandemia no todo será color de rosa. Si en el Quindío ha habido grandes dificultades, estos no se solucionarán después, sino que, al contrario, se acrecentarán.

El desempleo aumentará, muchas empresas pequeñas quedarán cerradas, la intolerancia se sumará a la inseguridad. Habrá más contratiempos, pues la situación política de nuestro territorio no permite mejoras. No soy pesimista. Es lo que vislumbro.

Quisiera que todo fuese diferente, pero no lo veo así. Quisiera mirar el futuro con más alegría y lleno de puntos muy positivos, pero algo me dice que no será así, que todo volverá a la normalidad aquí y en el mundo.

Ojalá todos cambiásemos, pensáramos en los demás y nos volviésemos solidarios, pero lo que siempre sucede es que habrá más egoísmo y la soledad de cada ser será más irracional

Quién más que yo quisiera que en nuestro departamento no hubiese incertidumbre. Quién más que yo quisiera un cambio en todos y cada uno de los seres que poblamos el Quindío. Sin embargo, después de este obligado encierro, saldrá a relucir lo que nadie quisiera…

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net