• MIÉRCOLES,  03 JUNIO DE 2020

Salud  |  30 marzo de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

El Quindío cuenta con 44 camas en las UCI de las instituciones de Armenia

0 Comentarios

Imagen noticia

Solo un señor con coronavirus, de los 16 pacientes que se atienden en el Quindío con Covid-19, permanece en la Unidad de Cuidados intensivos del Hospital San Juan de Dios de Armenia, donde es atendido desde hace 4 días, por un equipo integrado por 30 profesionales de la salud, todos muy capacitados y cumplidores de los protocolos para evitar el contagio.

Este domingo se permitió la salida de una señora que recibía cuidados por la pandemia en la institución, siendo trasladada a su vivienda donde continúa en aislamiento hasta que se cure del virus.

La capital del Quindío cuenta con 44 camas en las UCI de las distintas instituciones encargadas de la atención en salud, el más importante hospital del Quindío, el San Juan de Dios, tiene 18 camas en la UCI y 16 ventiladores para brindar atención a los pacientes del Coronavirus, no se sabe si se llegue el momento que sea necesario utilizar todos estos equipos, aunque los médicos piensan que, según los avances de la pandemia, es posible que eso suceda en la región, aunque la esperanza es que no se desborde la situación.

La segunda institución preparada ante una situación de emergencia por coronavirus en la región, es la Clínica del Café, institución que dispone de 14 camas con igual número de ventiladores en la UCI y 10 camas adicionales para cualquier eventualidad.

Por su parte las Clínicas Central y de la Sagrada Familia están disponibles para atender el resto de pacientes con diferentes patologías que requieren de UCI, las autoridades trabajan para dotar de equipos de ventilación la mayor cantidad de camas.

Actualmente el Hospital San Juan de Dios de Armenia cuenta con 110 especialistas en distintas áreas de la salud, 80 hospitalarios, 110 profesionales de enfermería y 300 auxiliares.

La institución tiene equipos de protección personal para afrontar la fase inicial de la pandemia y no con los trajes extraordinarios que se observan en los profesionales de la salud que atienden en Europa o en Asia.

El hospital no solo atiende el paciente con coronavirus en la UCI de la institución, sino que se concentra en 130 personas hospitalizadas por distintas razones, además de atender un promedio de 6 partos diarios.

El gerente encargado de la entidad Jorge Raúl Ossa Botero indicó que la institución se encuentra a paz salvo con la mayoría de su personal, es decir que los salarios fueron pagados a tiempo y que falta un pequeño grupo de contratistas a quienes este lunes se les hace el desembolso de sus dineros, debido a que no se alcanzó a cumplir el trámite administrativo la semana pasada.

Informó que la nómina de la institución alcanza un monto de $1.300 millones, que por fortuna han sido cancelados para garantizar el cumplimiento de las obligaciones con el personal que trabaja con mística y responsabilidad.

Lamentó el gerente del Hospital San Juan de Dios, la estigmatización a que se han visto sometidas algunas personas vinculadas con el equipo encargado de atender a los pacientes, quienes en tiendas o transportes no han sido atendidos con respeto y solidaridad.

Llamó la atención a la comunidad para que entienda que estos profesionales corren todos los riesgos en su trabajo y que están preparados para adoptar las medidas suficientes de cuidado y prevención del contagio, por lo tanto, estos trabajadores se merecen lo mejor y toda la solidaridad.

El funcionario pidió a la gente del Quindío obedecer la medida de aislamiento, para detener la pandemia y no vivir las tragedias registradas en otros lugares del mundo.

Ossa Botero se mostró esperanzado en que ojalá no se venga la avalancha tan rápido y afirmó que en lo personal la pandemia le deja varias enseñanzas, entre ellas que el planeta nos está pasando factura por el mal trato que se le ha dado, dijo que disfrutó el mensaje del Santo Padre cuando invitó a volver a pensar en el otro y que el mundo nos muestra que todos somos iguales de vulnerables y estamos aterrorizados.

Finalmente señaló que cuando salgamos de esta gran tragedia mundial todos tendremos que empezar la reconstrucción de una nueva humanidad.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net