• SÁBADO,  30 MAYO DE 2020

Columnistas  |  31 marzo de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Elizabeth Pérez Pérez

EL MUNDO ‘PARÓ EN SECO’

0 Comentarios

Elizabeth Pérez Pérez

El freno de mano que el Coronavirus impuso en el mundo, puso a reflexionar a muchos.

¿Cuál es en realidad el papel que los seres humanos desempeñamos en el Planeta?

De cuidadores de lo puesto a nuestra disposición en la naturaleza, para nuestro disfrute y aprovechamiento, pasamos a ser los más grandes depredadores de todo recurso a nuestro alcance, incluso de los propios seres humanos.

Ahora, el Coronavirus obligó a cerrar comercios, teatros, grandes escenarios, salas de cine, aeropuertos, puertos, carreteras, ventorrillos y expendios de esa cantidad de bienes y servicios, que ahora, por obra y gracia de un ente minúsculo que se nos incrusta en los pulmones a los humanos, caímos en cuenta, de repente, que no son indispensables, que podemos prescindir de ellos con tal de seguir con vida.

De modo que tal como lo plantea de manera visionaria el escritor colombiano William Ospina en su ensayo ‘Parar en seco’, llegó de improviso, de forma inesperada para la mayoría, el momento de hacerlo. Y de una forma tan abrupta y masiva, que cogió por sorpresa a quienes lideran el rumbo del Planeta Azul. Algunos, tercos, insisten en que la economía, es decir, el dinero, las bolsas de valores, el circulante que va de banco en banco, que a eso la reducen, está sustentada en la producción y consumo de esos bienes y servicios, que por lo menos por estos días de Cuarentena, casi nadie puede comprar.

Pasado ‘el susto’ de ver el rostro de la muerte tan cerca, rondándonos en cada ser humano que se nos acerca, veremos si la Humanidad es capaz de responder al reto de empezar a revertir esos principios económicos, y busca alternativas para que la vida continúe en este Planeta Azul, que pasa por uno de sus más negros y luctuosos momentos.

Como prestidigitadores, muchos vaticinan un cambio. Dicen: “el mundo no será el mismo después del Coronavirus”. Es la esperanza que guardamos en nuestros corazones, quienes ya lo teníamos roto ante tantos desastres humanos y naturales que vemos a diario.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net