• LUNES,  01 JUNIO DE 2020

Región  |  10 abril de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Crisis económica en ancianatos del Quindío, gobierno departamental no ha girado dineros de la estampilla proancianos

0 Comentarios

Imagen noticia

Ni un solo peso han girado este año los gobiernos de Armenia y el Quindío a los hogares que atienden ancianos en esta capital, lo que tiene a estas instituciones viviendo en apuros, sobre todo, en una temporada tan difícil como la que se está atravesando por cuenta del Coronavirus, que hace más complicado el hacer gestiones para buscar recursos, afirman los directores de estas instituciones.

Para muestra dos casos puntuales, el Hogar del Anciano El Carmen, donde todo ha estado controlado, con una alta población de Adultos mayores en estado de vulnerabilidad, su director Arcesio Ocampo, dice que siguen los protocoles para mantener la tranquilidad frente al Covid-19.

En este momento se atienden 150 personas mayores, 90 hombres y 60 mujeres entre los 75 y 100 años, con las enfermedades crónicas propias de su condición y algunos con movilidad reducida.

La institución alberga el 60% de la población de adultos vulnerables de Armenia y sin el giro de los dineros del municipio y la gobernación del Quindío, ha podido pasar con cierta tranquilidad los meses de enero, febrero, marzo y abril porque tenía reservas de la estampilla pro-bienestar del adulto mayor correspondiente al año pasado, además de ahorros del programa Colombia Mayor y de los aportes de los abuelos que se encuentran en la institución en las modalidades de pensión y media pensión, a lo que se suman los benefactores que siempre están presentes y no los desamparan.

Ocampo Mejía ve el futuro con preocupación debido a que cada mes el hogar requiere recursos estimados en $100 millones de pesos para el pago de salarios, seguridad social, servicios públicos y remesa, en la institución que cuenta con 30 trabajadores de los cuales 20 pertenecen al área asistencial y los otros 10 integran el sector administrativo y de vigilancia.

Con la esperanza de un desembolso lo más rápido posible, Arcesio Ocampo tramita la cuenta correspondiente a los tres primeros meses de este año que no le han sido girados todavía por parte del municipio de Armenia, a los cuales, se suma la deuda del mes de diciembre de 2019 que tampoco ha sido cancelada y pasó a vigencias expiradas, por lo tanto hay que esperar al Concejo Municipal, mientras que en el departamento no han hecho la transferencia, debido al cambio de gobierno y la contingencia de la pandemia.

Del auxilio de Colombia Mayor, el Carmen tiene inscritos 83 abuelos y el recuso es entregado al hogar para alimentos, útiles de aseo y medicinas, pero si el municipio y la gobernación no hacen los desembolsos lo antes posible, se presentarán problemas.

Nada distinto es el panorama en el Hogar Anita Gutiérrez de Echeverry que opera en el corregimiento El Caimo, cuya directora Julieta Jiménez, afirma que haciendo milagros ha sostenido la institución en los cuatro meses transcurridos del presente año, porque no ha logrado recursos de la Gobernación del Quindío, ni de la Alcaldía de Armenia.

Aunque la directora del hogar indicó que desde hace varias semanas firmó contrato con la administración municipal, que en lo corrido del año no ha entregado un solo peso, cada vez le exigen nuevos documentos y el proceso no termina, lo que relentiza la obtención de los recursos para el hogar que atiende 50 adultos mayores.

Jiménez mantiene la esperanza del desembolso de 47 millones de pesos correspondientes a toda la vigencia del 2020, que según le informaron, serán entregados en forma anticipada en su totalidad como consecuencia de la emergencia por la pandemia.

Explicó que el sostenimiento de un abuelo vale alrededor de un millón 600 mil pesos cada mes, mientras que en general la institución registra erogaciones en cuantía de 60 millones de pesos mensuales incluyendo las obligaciones con 16 empleados de planta, más 35 cuidadoras que son subsidiadas por las familias.  

A ninguna institución de este tipo en Armenia, le han pagado, aunque desde hace varias semanas les prometieron que lo harían, mientras que los costos de los alimentos están por las nubes y hay que hacer muchas maromas para sostener a los abuelos dicen angustiados los directores de estas entidades quienes día a día se enfrentan a una dura realidad.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net