• VIERNES,  10 JULIO DE 2020

Política  |  14 abril de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Excandidato Luis F. Jaramillo se despacha contra el alcalde Ríos en el balance de sus 100 días de mandato

0 Comentarios

Imagen noticia

El excandidato a la alcaldía de Armenia Luis Fernando Jaramillo Arias se despachó este lunes en su blog personal contra el alcalde de Armenia José Manuel Ríos Morales, al hacer un balance de sus primeros 100 días de mandato.

Jaramillo acepta que inicialmente “pensé que un hombre como José Manuel podría hacer un buen gobierno y sinceramente lo deseé, pues si a él le iba bien, a nuestra querida Armenia también le iría bien. Lo prudente, a pesar de mis dudas sobre la financiación de su campaña, era dar un compás de espera y aguardar hasta el momento simbólico de los cien días de gobierno, cumplidos el pasado jueves santo 9 de abril, qué balance se podría construir”.

Jaramillo sostiene que no pudo esperar para opinar sobre el gobierno de Ríos, que apenas comienza: “El compás de espera no me dejó argumentos para la ilusión y por eso escribo con la autoridad moral que me da una larga vida de trabajo honrado y con la autoridad política que me ofrece el respaldo de 21.476 votos limpios reportados por la registraduría en las elecciones del 27 de octubre de 2019”

Nombramientos

La arremetida empieza por los nombramientos que hizo Ríos. “Dos nombramientos en su gabinete me llamaron la atención: El de Juan Carlos Patiño, exconcejal en cuyo período dio su voto positivo (con todo lo que se ha mencionado que implicó ese sí y el ningún pronunciamiento contra ese despreciable robo a la ciudadanía) y el del exconcejal Gerson Obed Peña, según se dice de la cuerda de un señor ‘Toto’ que me honro en no conocer, como Secretario de Hacienda Municipal. El señor secretario de Hacienda es bastante hábil en cuidar la hacienda familiar, pues tiene “colocados” en Amable a su hijo Miguel Ángel Peña Patiño a su hija María José Peña Roncancio y a su esposa Luisa Fernanda Duque Nieves, y en Fonvivienda, a su suegro Octavio Duque Alzate y a su cuñada Estefanía Duque Nieves. ¡Así cualquiera, aunque la ley lo prohíba!”, señala Jaramillo en su escrito.

También se refirió al nombramiento de la gerente de Empresas Públicas de Armenia. “En la EPA, el alcalde nombró a la señora María del Pilar Herrera Pardo, una profesional poco conocida, que no tiene registro en la hoja de la función pública, hija de un personaje de ingrato recuerdo en su paso como gerente de la Empresa Sanitaria del Quindío, Esaquín, el señor Hugo Herrera Correa, con varias investigaciones y sanciones a cuestas por parte de la Contraloría Departamental, en procesos disciplinarios por contratación irregular, entrega de bienes e inmuebles y actuaciones anómalas en el ejercicio de funciones públicas. Las Empresas Públicas de Armenia merecen un gerente de la mayor jerarquía que la cuide de lo que hasta hoy los alcaldes han hecho con ella. Manejarla como la caja menor de la administración municipal”.

El concejo

El señor Jaramillo denunció que el alcalde y el concejo tienen acuerdos burocráticos. "El Alcalde logró el apoyo casi total del Concejo Municipal, cuyo presidente Bryant Stiven Naranjo Raigoza también (¡Pura casualidad!) tiene a varios miembros de su familia gozando las mieles del trabajo, tan escaso por estos días, en la alcaldía. Según me comentaba unos de los concejales, que me pidió reserva de su nombre, “el Alcalde se ha portado muy bien con nosotros”. ¿En qué consistirá ese “portarse bien”?

Nuevos mejores amigos

El excandidato Jaramillo desvela quienes fueron los financiadores de la campaña de Ríos. “ Sus mecenas fueron “empresarios amigos” y el ya mencionado César Augusto Pareja Giraldo, conocido como “Toto”, compañero sentimental de la exgobernadora Sandra Paola Hurtado, acusada por la Fiscalía el pasado 14 de agosto de 2019 de que “…la exfuncionaria estaría involucrada en irregularidades detectadas en la suscripción de los contratos de obra SID 001, 002, 003 y 004 de 2015” para favorecer al contratista José Carlos Vergara, a cambio de comisiones que habrían ascendido al 15% del valor de los contratos y así atracar el erario departamental en $3.343 millones de pesos.

Otra amiga muy cercana ahora del alcalde Ríos es la exgobernadora del Valle Dilian Francisca Toro, una distinguida militante del partido de la U, baronesa electoral en su tierra, experta en capotear escándalos desde 1992 hasta la fecha, relacionados entre otras cosas con desfalcos a la salud, cuotas políticas en Supersalud, la CVC, el Hospital Universitario del Valle, la Secretaría de Deportes de Cali, Emcali, la Secretaría de Salud del departamento y hasta un escándalo que involucró a su cuñado Jorge E. Caicedo Zamorano, notario Tercero de Cali. Dilian Francisca es una muy buena profesora para José Manuel en la "nueva" forma de hacer política que se tomó el país, mediante la cual los medios no importan, solo los resultados.

También tenemos en este ramillete al senador, pacoreño de nacimiento, Mario Alberto Castaño Pérez, presidente de la Comisión IV de presupuesto del Senado de la República, miembro del partido Liberal, cuna del MIL, engendro de un señor al que le dicen “Carriel” y de su hija Luz Piedad Valencia hoy en la cárcel, que en su campaña electoral obtuvo 1.600 votos en el Quindío y ahora funge como nuestro líder y defensor, gracias al Alcalde de Armenia y al gobernador Roberto Jairo Jaramillo”.

Las reuniones

El señor Jaramillo, excandidato a la alcaldía por el Centro Democrático, señala que hubo una serie de reuniones donde se tejieron muchas de las cosas que están sucediendo, entre ellas la candidatura de José Manuel Rios: “Como nada queda oculto entre cielo y tierra, he sido enterado de reuniones efectuadas en varias partes y fechas estratégicas. Para no hacerme demasiado largo, mencionaré tres:

La de la Hacienda La Estampilla, en Roldanillo, Valle del Cauca, en predios del dueto Sandra Paola Hurtado y Toto, en los esfuerzos para perfilar a José Manuel Ríos como candidato a la alcaldía de Armenia. No tengo el detalle de por qué no lo promovieron por el partido de la U, pero al fin nuestro hoy alcalde consiguió el aval del partido Mais, Movimiento Alternativo Indígena y Social.

La del 1 de marzo de 2020 en la finca La Bretaña de propiedad de la familia del gerente de Amable Jesús Antonio Niño Sánchez, a la que asistieron entre otras personas el gobernador, el alcalde, el senador Mario Castaño, Antonio Restrepo Salazar, mi antiguo rival en la búsqueda por el aval del Centro Democrático a la alcaldía de Armenia militante ahora de no sé qué partido y Toto quien, según el periodista Jorge Eliécer Orozco Dávila, fungió como anfitrión y que, también según otras versiones que he recibido, se ufanaba en la fiesta y lo ha repetido en varios sitios de Armenia con la expresión “el alcalde soy yo”. Me llamó la atención, de la información que recibí sobre esa fiesta, la presencia de la excandidata Piedad Correal Rubiano, probablemente ya reconciliada con el alcalde Ríos después del “knock out” que le propinó con la grabación que consiguió para comprobar las triquiñuelas que Piedad utilizaba para hacerse con la alcaldía, promovida por el exalcalde Oscar Castellanos y su grupo de funcionarios.

En Pan y Café, de reciente ocurrencia, en la que ‘Toto’ (¡Otra vez Toto!) recibió la visita de varios de los hoy funcionarios ganadores electorales de la contienda del 27 de octubre, con presupuestos en mano, para pagar “los favores recibidos”, como se hace en la plegaria al Espíritu Santo. Pareciera que ‘Toto’, estuviera en todas partes.

La cereza del Postre

El señor Luis Fernando Jaramillo también denunció irregularidades en los contratos para atender la emergencia del Coronavirus en Armenia.

“Personalmente me puse en la tarea de revisar los contratos de la urgencia manifiesta para enfrentar la crisis del coronavirus y encontré, no solo irregularidades en las compras, sino también atentados contra la idea tan promovida de “Quindiano compra quindiano” porque parece que todo lo tenemos que importar o del vecindario o de otras regiones del país para darles participación en las decisiones de políticas públicas del Quindío como en el caso de Mario Castaño y contratos o participaciones, como ha sucedido con Jorge Eduardo Rojas Giraldo el excalcalde de Manizales premiado con contratos por más de doscientos catorce millones de pesos ($214.000.000) o con Seguridad Nápoles, una empresa bogotana favorecida con un contrato de cinco mil ciento ochenta y cuatro millones de pesos ($5.184.000.000) que compromete una vigencia futura de 2021 para dejar el “burro amarrado”.

Encontré también que en el afán de contratar y de pescar en el río revuelto de la pandemia, se han celebrado contratos como uno con la Comercializadora y Distribuidora Agroindustriales S.A.S. empresa radicada en Cali, cuya actividad principal es el comercio al por mayor de productos alimenticios para el “suministro de guantes y tapabocas para atender la pandemia Covid-19 en las dependencias de la administración central y en el municipio de Armenia Quindío”, por trescientos cincuenta millones de pesos ($350.000.000), con un plazo de ejecución de 12 días y cuyo contrato publicado en SECOP, ni siquiera tiene la firma del representante legal de la empresa contratista.

Pero no contenta con los guantes y tapabocas que se contrataron con la Comercializadora y Distribuidora Agroindustriales S.A.S., la alcaldía contrató con el grupo Imaka S.A.S. representado legalmente por María del Carmen Granada Gómez, el "Suministro de insumos y elementos de bioseguridad, aseo y desinfección para atender la pandemia Covid-19 en las dependencias de la Administración Central y en el municipio de Armenia Quindío" por quinientos cincuenta millones de pesos ($550.000.000) para una vigencia de 13 días. Como curiosidad adicional, el grupo Imaka tiene como objeto social el “Comercio al por mayor de materiales de construcción, artículos de ferretería, pinturas, productos de vidrio, equipo y materiales de fontanería y calefacción”.

Y para cerrar con broche de oro, la alcaldía decidió, también con el argumento de urgencia manifiesta, contratar sin controles el “suministro de servicios logístico, operativo y asistenciales para garantizar los servicios logístico y de restaurante, que requiere el personal administrativo, fuerza pública, organismos de control o voluntariado, que apoyan la gestión del municipio de armenia para atender la emergencia generada por el coronavirus Covid-19, en el municipio de Armenia”. Vaya uno a saber qué significa “suministro de servicios logístico, operativo y asistenciales para garantizar los servicios logístico y de restaurante…”, con lo cual cualquier control es imposible. La afortunada beneficiaria del contrato por trescientos millones de pesos ($300.000.000) fue la empresa Guitarra and Coffee S.A.S, que tiene como objeto social principal el Catering para eventos y cuya representante legal es la señora Jennifer Heredia Young. La señora Heredia tiene la cómoda posición de ejecutar el contrato entre el 3 de abril y el 30 de mayo o “hasta agotar presupuesto, lo primero que ocurra”. Deduzca usted.

En estos contratos no aparece el alcalde Ríos Morales como firmante; no me imagino dónde estaba ni por qué delegó tales responsabilidades, pero hay una persona siempre presente. La doctora Gabriela Valencia Velásquez, directora del Departamento Administrativo de Bienes y Suministros de la Alcaldía de Armenia. Buena delegación: Cotizó, compró y firmó por urgencia manifiesta. Cero controles”.

Finalmente, Jaramillo concluye: “José Manuel va perdiendo el año porque, si como lo sugieren todos los indicios y documentos presentados aquí, en lugar de estar pagando compromisos y haciendo politiquería, debería ponerle seriedad a su momento histórico para atender los verdaderos intereses de nuestros conciudadanos”.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net