• VIERNES,  10 JULIO DE 2020

Cultura  |  26 mayo de 2020  |  12:01 AM |  Escrito por: Edición web

Corpocultura, una entidad con ‘contratistas de planta’, un monopolio del arte en Armenia (Segunda entrega)

0 Comentarios

Imagen noticia

Corpocultura, una entidad con ‘contratistas de planta’, un monopolio del arte en Armenia (Segunda entrega)

El reconocido fotógrafo del conflicto Jesús Abad dice que “el silencio de los fusiles hizo que escucháramos el ruido de la corrupción”, y en el caso de Armenia los estruendos han sido magnos en las últimas administraciones municipales, e incluso se han colado entre las notas musicales, coreografías y puestas en escena; sí, el eco de la corrupción ha llegado también a la cultura.

En nuestra primera entrega, nos dimos a la tarea de investigar en el SECOP I y logramos develar quién es el rey de la contratación en Corpocultura en lo que a teatro se refiere (Ver en https://www.elquindiano.com/noticia/18837/corpocultura-y-la-contratacion-monopolica-de-una-compania-en-armenia).

Recordemos que esta investigación fue motivada por una afirmación hecha por el señor Juan Diego Gaspar, quien dijo que hay dos entidades que se llevan el grueso del presupuesto de la cultura y el arte, así que en esta segunda entrega analizaremos una estruendosa partitura de hechos que continuará revelando respuestas.

Es importante anotar que las dos instituciones de las que hablaremos, hacen parte de los contratistas que más dinero recibieron de Corpocultura en el periodo 2012-2015, y que en el cuatrienio 2016-2019, escalaron a los dos primeros lugares (afirmación sustentada en los resultados de SECOP I).

En la búsqueda de notas clave que permitieran enterarse de la verdad, cobra relevancia que el pasado 9 de mayo se realizó un Facebook live en la cuenta oficial de la Corporación de Cultura y Turismo en el que los jurados de la convocatoria llamada “El Arte sigue”, hablaron sobre la evaluación de los artistas y gestores ganadores. Dos de los presentes fueron Andrés Carvajal, director de la Corporación Orígenes - Producción y Cultura y Yasmine Adriana Camelo, directora de la O.N.G. Común Unidad. Estaban allí porque hacen parte del comité de contribución parafiscal cultural PULEP, y como miembros de éste, fueron evaluadores de la convocatoria.

En la obertura no tan sublime de esta investigación salen a la luz precisamente los dos contratistas que, como lo dijo Juan Diego Gaspar, "se llevaron el grueso del dinero" de Corpocultura en el cuatrienio pasado. Se trata, nada más y nada menos, de las dos organizaciones anteriormente mencionadas, Corporación Orígenes y Común Unidad, que comparten junto con la Corporación Vaca Loca, la misma forma de acceder al recurso público de Corpocultura: la contratación directa.

En contravía del código de ética de Corpocultura, estas organizaciones han sido juez y parte en la distribución de los recursos públicos, como contratistas recurrentes de esta entidad, y al mismo tiempo, integrantes del consejo municipal de cultura: Yasmine Camelo de Común-Unidad fue consejera de música en el periodo 2012-2015, y Andrés Carvajal de la Corporación Orígenes, es actualmente consejero de la misma área.

Común Unidad y su do-re-mi de contratos en nombre de ‘lo cuyabro’

En el análisis que realizamos, sobre Común-Unidad llama la atención que durante el año 2014 ejecutó tres contratos que tuvieron que ver con música, entre ellos el Festival de Villancicos, proyecto de Corpocultura que ese año tuvo su primera edición.

Al año siguiente es contratada para realizar presentaciones artísticas en el Desfile Cuyabro y el Tedeum de las Fiestas 126 años por $57.820.000; y también suscribe un contrato para adelantar la segunda edición del Festival de Villancicos por $45.025.000, dos contratos suscritos en un lapso de tres meses por la misma entidad.

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=15-12-4268032

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=15-12-4533818

Terminado el periodo 2012-2015, O.N.G. Común-Unidad ya parecía haberse convertido en un “contratista de planta” de Corpocultura, generando la pregunta ¿cuál fue entonces el papel de Yasmine, al ser representante de música ante el Consejo Municipal de Cultura? ¿Usar su influencia como consejera para hacer que contrataran a su O.N.G.?

Pero será entre 2016 -2019 cuando se llegará a la nota más alta de este escandaloso concierto, pues Común-Unidad se convertirá en el contratista al que mayor cantidad de dinero le será asignado en este cuatrienio, con ocho contratos que suman en total $618.291.481. Mientras en Corpocultura la respuesta recurrente para muchos artistas es que no hay presupuesto.

En 2016, Común-Unidad ejecutó dos contratos, el primero por un valor de $66.511.481 con el objeto de realizar el Desfile Cuyabro en el marco de las Fiestas de Armenia 127 años, y el segundo por un valor de $104.000.000 para, según el objeto del contrato, “realizar un evento artístico y lúdico a través de presentaciones artísticas en el marco de la Temporada Decembrina en la Plaza de Bolívar”, incluyendo en las obligaciones contractuales el Festival de Villancicos. Ante esta realidad, surge la pregunta ¿por qué no se realizó una licitación pública para elegir la institución que contrataría por ese valor?, ¿no había quién más pudiera hacer un festival de villancicos en la ciudad?

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=16-12-5539335

En 2017 también se le encomendaría la ejecución de dos contratos directos: el nº 18 por $25.000.000, para realizar su proyecto “De Ronda por el Eje Cafetero”, que consistía en capacitar en realización de eventos culturales a veinte artistas y gestores de la región y realizar tres eventos culturales, y un contrato para realizar actividades conmemorativas en el Desfile Cuyabro de las Fiestas de Armenia 128 años (el nº 68, por la suma de $113.280.000), y del cual atrae nuestra atención el siguiente apartado:

“…La Alcaldía de Armenia y la Corporación de Cultura y Turismo reconocen que, la Fiesta y sus Desfiles de Carnaval, son sin duda un acontecimiento social…” “…en ella se manifiestan los diseños de la convivencia, el conjunto de reglas que orientan la vida en común, las jerarquías, como las discriminaciones o exclusiones”.

Y genera especial interés, porque precisamente la exclusión de artistas, entidades, y de sus proyectos, es un hecho que ha marcado la contratación de Corpocultura, que ha optado contratar con sus instituciones y personas predilectas… toda una endogamia contractual de la que sólo pueden resultar taras en la genética de la cultura local.

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=17-12-6369622


Fragmento página 1 del contrato de prestación de servicios profesionales culturales nro. 68 de 2017, suscrito entre Corpocultura y ONG Común Unidad

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=17-12-6963447

En 2018 Común-Unidad sigue sonando en Corpocultura, y esta vez le asignaron $40.000.000 para una segunda edición de su proyecto “De Ronda por el Eje”, a través del contrato de prestación de servicios nº 23.

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=18-12-7700990

También ejecutó un proyecto que Corpocultura presentó al Programa Nacional de Concertación, resultando aprobado con un monto de $49.500.000, cuyo nombre fue “Desfile Cuyabro-apoyo de grupos folclóricos, artísticos y artesanos a través de las carrozas del Carnaval” y el cual fue suscrito con Común-Unidad para ejecutarlo desde el 10 de agosto. Casi un mes después, el 9 de octubre, cuando ya estaban en marcha las Fiestas 2018, Común-Unidad firma otro contrato, el tercero de este año y el segundo relacionado con el Desfile Cuyabro, nos referimos al nº 083, por un valor de $115.000.000.

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=18-12-8339144

Documento completo en:  https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=18-12-8547656

En este punto del análisis, resulta claro que Común Unidad es una de las voces principales de este coro de “contratistas de planta” de Corpocultura.

En 2019 continúa la contratación directa con Común Unidad, al suscribir un contrato para el Desfile Cuyabro, en el marco de los 130 años de Armenia (contrato nº 110). Tras esta acotación, surge el cuestionamiento: ¿por qué tiene que acudir Corpocultura a la tercerización, siendo canalizada la contratación de todos los grupos artísticos que participaron en este desfile a través de Común-Unidad? ¿Dónde aparecen los productos artísticos de esta institución, que año tras año contrata cuantiosos recursos del Estado en todas sus instancias (nacional, departamental y municipal)?


Fragmento página 1 del contrato de prestación de servicios profesionales culturales nro. 110 de 2019, suscrito entre Corpocultura y ONG Común Unidad

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=19-12-9968426

Corporación Orígenes y el mi sostenido que suena en su contratación

El caso de la Corporación Orígenes implica sumergirse en un vasto universo, sí, en una inquietante diversidad de objetos contractuales que concuerdan con su larga lista de objetivos consignados en su Certificado de Cámara de Comercio. Parece que, desde el origen, esta entidad ha estado predispuesta al monopolio del presupuesto, ¿capacidad de gestión o rebusque carente de ética?

En el cuatrienio 2012 - 2015 esta corporación tuvo contratos relacionados con actividades en el marco de las Fiestas de Armenia. En 2014, por ejemplo, se hallan los contratos nº 53 y el nº 59, sí, dos contratos para ejecutar en el marco de las Fiestas. Este mismo año suscribió también otro contrato por $50.000.000, cuyo objeto fue “mantener, conservar y recuperar 33 bienes culturales patrimoniales (monumentos, esculturas, bustos, barranquismo y murales) del Municipio de Armenia”, lo que indica que esta entidad, además de enfocarse en los espectáculos públicos y formación en música, le alcanza su capacidad de acción para que Corpocultura requiera sus servicios de mantenimiento de las placas conmemorativas, bustos, y demás bienes patrimoniales. Una notica extra para el amplio pentagrama de Orígenes.

Dos contratos para las Fiestas 2014:

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=14-12-2936507

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=14-12-3062611

Y otro más en 2014, esta vez para conservar bienes patrimoniales


Página 1 del contrato de prestación de servicios profesionales culturales nro. 61 de 2014, suscrito entre Corpocultura y Corporación Orígenes

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=14-12-3142773

El año siguiente, a la Corporación Orígenes le es asignado el contrato nº 67 del 2015, que de nuevo buscaba mantener, conservar y recuperar bienes patrimoniales de la ciudad, pero no sólo esto, de hecho 2015, con un total de cuatro contratos, es el año más prolífico en la relación contractual de esta entidad con Corpocultura en los últimos ocho años. Los demás contratos tienen que ver con actividades de promoción del Paisaje Cultural Cafetero (contrato nº 42-2015) y la presentación de artistas en dos épocas del año: Fiestas 126 años (contrato nº 18) y Festival de Cometas (contrato nº 19). Estos dos últimos, suscritos el mismo día, o sea que esta entidad aseguró asignación presupuestal para dos eventos diferentes, como si en la ciudad no hubiese más productores de espectáculos.

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=15-12-3957592

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=15-12-3957614

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=15-12-4181703

Fragmento página 1 del contrato de prestación de servicios profesionales culturales nro. 67 de 2015, suscrito entre Corpocultura y Corporación Orígenes

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=15-12-4485694

En esos cuatro años la Corporación Orígenes parece haber abonado de forma importante el terreno para el periodo venidero 2016 - 2019, si se recuerda que la contratación directa es la melodía predilecta de Corpocultura, pues el concurso de méritos parece ser menos importante que las relaciones cercanas, lo que no es otra cosa más que nepotismo.

Es cuestionable que la Corporación Orígenes Producción y Cultura haya logrado prácticamente tener recursos fijos para sus proyectos a través de contratación directa, si se tiene en cuenta que para la mayoría de artistas, gestores y organizaciones culturales, la respuesta al llegar a Corpocultura a solicitar recursos para sus proyectos es negativa, justificando que el presupuesto público de la ciudad es escaso. Resulta menos doloroso el cuarteto de cuerdas “Las siete palabras de Cristo en la cruz” de J. Haydn que una cita en Corpocultura para un artista o gestor que no esté en el roscograma oficial de la entidad.

En el cuatrienio 2016-2019 la Corporación Orígenes suscribió 9 contratos con la entidad rectora del arte y la cultura de Armenia, por un monto total de $371.940.099, logrando ubicarse como el segundo contratista al que más presupuesto le fue asignado, sólo superado por el otro protagonista de esta entrega, ONG Común-Unidad.

El origen común del problema que esta investigación plantea, es que la contratación directa impuesta en la Corporación de Cultura y Turismo de Armenia impide la democratización de los recursos y desemboca en un estancamiento del desarrollo cultural de la ciudad.

Corporación Orígenes, entre 2016 y 2019, echa mano de nuevo del espíritu transversal que consigna en su certificado de existencia y representación legal, esta vez suscribiendo contratos relacionados con la realización del Festival Orígenes, talleres pedagógicos sobre la industria musical, actividades de lectura y escritura para diferentes poblaciones, capacitación de vigías del patrimonio y la realización de conciertos en el marco de las Fiestas de Armenia.

De este análisis llama la atención que en 2016, ocurre algo similar a lo que ya había pasado en 2015, ¿se acuerdan que había suscrito dos contratos el mismo día?, pues esta vez suscribió dos contratos con un día de diferencia; el primero fue el nº 106, firmado el 19 de diciembre por un monto de $7.715.000, con el objeto de “capacitar y actualizar a un grupo de vigías municipal en temas de patrimonio cultural para que ellos se conviertan en promotores y educadores de sus comunidades”, y el contrato nº 108, suscrito el 20 de diciembre de 2016 por un monto de $43.000.000 y que tuvo por objeto “realizar un evento artístico y lúdico con actividades de lectura y escritura dirigido a la población de adultos mayores del municipio de Armenia”. Ambos tuvieron plazo de ejecución de 12 días, así que la Corporación Orígenes tuvo un ajetreado fin de año cumpliendo las actividades derivadas de estos dos contratos con objetos tan disímiles. Esto, mientras muchas entidades pasaban un amargo fin de año ante la acostumbrada respuesta por parte de Corpocultura que no hay presupuesto.

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=16-12-5952998

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=16-12-5976829

De nuevo salta a nuestras mentes la pregunta, ¿Por qué Corpocultura otorga por contratación directa dos contratos a una misma entidad en un periodo tan corto de tiempo? ¿Acaso no hay más personas jurídicas o naturales idóneas y con la experiencia para cumplir estas necesidades?

Al siguiente año, en el documento de estudios previos del contrato nº 26 -2017, es tan evidente la posición privilegiada de Orígenes, que incluso Corpocultura hace alusión de forma directa a la necesidad de contratarlos: “…Esta labor se ve reflejada en las diferentes experiencias de grupos organizados como la Corporación Orígenes Producción y Cultura que ha dedicado su tiempo a recuperar, difundir, mantener y reconocer nuestra identidad…”.


Fragmento página 1 del contrato de prestación de servicios profesionales culturales nro. 026 de 2017, suscrito entre Corpocultura y Corporación Orígenes

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=17-12-6401195

No se dan cuenta en la Corporación Orígenes que con su accionar desestiman y van en contravía del objetivo que dicen perseguir de “conservar el patrimonio cultural” si se tiene en cuenta que las manifestaciones artísticas hacen parte del patrimonio vivo; pero si otras entidades, artistas y gestores no pueden acceder a los recursos de Corpocultura porque ya están prácticamente preasignados ¿de qué conservación del patrimonio puede hablar Orígenes?

Es tan evidente que no se enteran de las consecuencias de su proceder, que provocó un ruido rompetímpanos en esta investigación enterarnos que Andrés Carvajal, director de Corporación Orígenes hace parte de la Junta Directiva de Corpocultura. Es decir, está siendo juez y parte, fungiendo como miembro de la Junta, y contratando reiteradamente al mismo tiempo.

Continuando con este análisis, el 14 de agosto del 2019, Corporación Orígenes suscribió el contrato de prestación de servicios nº 99, cuyo objeto fue “realizar un evento artístico y cultural a través de un concierto y talleres pedagógicos de la industria musical en el municipio de Armenia”.

Documento completo en: https://www.contratos.gov.co/consultas/detalleProceso.do?numConstancia=19-12-9819262

¿Es ético que Andrés Carvajal haya contratado con Corpocultura, a pesar de ser miembro de la Junta directiva de esta entidad? Dice en el código de ética de Corpocultura que “todo servidor público, contratista y pasante deberá declararse impedido para actuar en un asunto cuando tenga interés particular en su regulación, gestión, control o decisión”.

Y dentro de las prácticas que deben evitarse para la prevención de conflictos de intereses, este mismo código sugiere acciones como “utilizar indebidamente información privilegiada o confidencial para obtener provecho o salvaguardar intereses propios o de terceros y todo tráfico de influencias para favorecerles en trámites”. ¿Será que los demás miembros de la Junta son conscientes de que Carvajal es juez y parte?, ¿será que todos los artistas y gestores que él representa en esta Junta directiva, han estado oportuna y explícitamente informados de las diversas opciones de contratar con Corpocultura?

¿Acaso este código de ética está siendo aplicado sólo para algunos casos o personas? ¿No aplica para la Corporación Orígenes?

La institución rectora del arte y la cultura de Armenia, a través de su forma de contratación predilecta, no ha sido la excepción a la desbordada corrupción política que ha marcado las más recientes administraciones municipales. Lamentablemente no sólo ha generado como consecuencia un atraso en el desarrollo cultural y artístico de la ciudad, sino que también, ha desembocado en el fomento de desafortunadas prácticas de “gestión cultural”, como el oportunismo, el clientelismo y el “todo vale”, disonantes herencias del terremoto, en el que abundaron recursos para la reconstrucción del tejido social, y pulularon también personas y organizaciones más interesadas en lucrarse, que en realizar acciones de impacto.

Ahora, tras realizar esta investigación, tienen nombre propio y un “origen común” aquellas dos entidades que se llevaron el grueso del dinero para el arte y la cultura de Armenia, esas que Gaspar enunció en el conversatorio realizado el 13 de abril a través de la cuenta oficial de Facebook de Corpocultura. Lo que no esperábamos era que el moderador de dicho foro, el señor Andrés Carvajal, fuera una de las caras visibles de esta tajante afirmación, y que Yasmine Camelo, integrante del comité de contribución parafiscal cultural PULEP, fuera la otra voz principal de este inadvertido coro de “contratistas de planta” de Corpocultura.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net