• VIERNES,  07 AGOSTO DE 2020

Judicial  |  12 julio de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Redacción judicial

Frustrada extorsión en zona rural de Montenegro

0 Comentarios

Imagen noticia

Exigían $5 millones de pesos a paramédicos de Humanizar

Una llamada celular para expedir un supuesto certificado de defunción en zona rural de Montenegro, se convirtió en un caso de extorsión en la mañana de este sábado para personal médico y empleado de la empresa Humanizar Salud en Armenia.

Jorge Alberto Cardona Gómez, gerente de la empresa de salud denunció que su personal cuando se movilizaba hacia la vereda recibió una llamada indicando que los estaban siguiendo, que no avanzaran y que se detuvieran. Los delincuentes le exigieron a la médica que diera un número telefónico celular de una persona allegada para conciliar la entrega del dinero.

Según la información, no hubo una retención física pero si les exigieron a las víctimas que se quedaran estacionados y que apagaran los celulares todo bajo amenazas de muerte si hacían lo contrario. Estas personas vivieron momentos de intensa angustia y pánico durante un poco más de una hora. Los extorsionistas llamaron a la persona de confianza de la médica retenida a la que le exigieron los 5 millones de pesos para no hacerle daño a su compañera de profesión.

La médica que recibió la llamada extorsiva y de inmediato se comunicó con el gerente de la empresa para ponerlo al tanto de lo sucedido y dar el paso siguiente para no poner en riesgo a los afectados, decidieron acudir al Gaula de la Policía que atendió el llamado ciudadano y el acompañamiento necesario del caso.

El conductor de la ambulancia de Humanizar un Policía retirado tuvo una oportuna reacción, prendió el vehículo y huyó del sector donde se encontraban amenazados. En el camino se encontraron con los compañeros que habían ido en su búsqueda, acompañados del Gaula de la Policía.

El médico Jorge Alberto Cardona, gerente de Humanizar, confirmó que no hubo pago por la liberación de sus empleados y que fueron llevados escoltados hasta la empresa donde fueron atendidos y tranquilizados. Tras el susto además indicaron que en ningún momento tuvieron intención de pagar dinero alguno para no permitir que se presente este tipo de delito.

Se aclaró que nunca hubo una retención real, sino virtual, a través de las amenazas telefónicas.

 

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net