• MIÉRCOLES,  30 SEPTIEMBRE DE 2020

Columnistas  |  07 agosto de 2020  |  12:59 AM |  Escrito por: James Padilla Motoa

NUEVOS RETOS

0 Comentarios

James Padilla Motoa

Por James Padilla Mottoa

Era poco menos que impensable que el deporte del departamento del Quindío se fuera a venir a menos en la forma en que efectivamente ha acontecido. Es una caída vertiginosa, caída libre de una actividad que había abierto camino en décadas pasadas con base en una buena materia prima de deportistas, dirigentes, entrenadores y prensa deportiva, comprometidos en la empresa de poner a nuestra región en un lugar respetable dentro del escalafón de los mejores en Colombia. Además, porque en un tiempo breve Armenia y el departamento alcanzaron una muy buena infraestructura y escenarios que reclamaba una tierra en pleno proceso de desarrollo.

Pero en contravía con los pensamientos y esfuerzos de antes, los vericuetos políticos y desacertadas administraciones, paulatinamente fueron derrumbando lo que tanto nos había costado, hasta llegar a la situación de hoy en la que no sabemos dónde iremos a parar.

Los que han recibido la encomienda de dirigir el deporte de la comarca tienen al frente unos retos totalmente nuevos a partir de la crisis sanitaria que vivimos y que prácticamente tiene paralizada la gestión deportiva, porque nadie sabe cuándo podremos retomar el ritmo normal y desarrollar políticas tendientes a reconstruir lo que está en situación lamentable.

A este deporte hay que darle vida nueva; la tasa del deporte deberá ser el medio para nutrir esa actividad con incentivos y recursos técnicos novedosos y cuidar con celo extremo el manejo de esos medios económicos que deben llegar a los cimientos de la obra que tendremos que volver a levantar entre todos.

Los Juegos Nacionales son el termómetro que mide en Colombia el desarrollo deportivo de los departamentos; en los próximos del Eje Cafetero nosotros no vamos a tener una figuración significativa, es algo que debe quedar claro, pero sí deben marcarnos muy bien el punto de partida hacia el objetivo de rehacernos en la materia deportiva. Afortunadamente el pésimo balance que dejó para el Quindío el pasado certamen, va a permitir que se comience con una dosis de mayor optimismo y con unos escenarios nuevos y otros refaccionados, los cuales tienen que ser la garantía de mejor preparación para los atletas.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net