• VIERNES,  27 NOVIEMBRE DE 2020

La Guaca  |  12 agosto de 2020  |  08:01 AM

¿Bodeguitas?

0 Comentarios

Imagen noticia

El análisis de EL QUINDIANO sobre la situación del alcalde José Manuel Ríos Morales activó, guardando proporciones, las ‘bodeguitas’ de este ‘cafetal’. Salieron voces a defenderlo y otros a sentenciarlo, en una lucha que claramente evidencia que hay un grupo de personajes que no conciben un lado o el otro, así proclamen justicia.

Pues les contamos a esas ‘bodeguitas’, que la labor de este medio no es defender a este o aquel, sino al municipio y la institucionalidad, así que si se sienten señalados, la libre expresión y el criterio de este medio de comunicación, veedor ciudadano, está por encima de sus intereses o preferencias particulares.

No crean que los Ángela o los Luis, o los Guillermo, o los Augusto o César, con sus perfiles foráneos, están validados para ser la verdad absoluta, en defensa de este o aquel. Dejemos que la justicia defina, con libertad, en su honesto proceder.

‘Bodeguitas’ parroquiales

Así las ‘bodeguitas’ aseguren que no hay nada, lo cierto es que el alcalde José Manuel Ríos Morales tiene que explicar muchas cosas ante la justicia. Sí, una cosa es que el juez no concedió la medida de aseguramiento y otra, muy clara, es que no tenga responsabilidad en los hechos imputados. Eso lo tiene que demostrar.

En el debido proceso, que se debe respetar para cualquier lado involucrado en el caso, se puede apelar la decisión, lo cual sucedió, y el alcalde Ríos, en cumplimiento del debido proceso y la presunción de inocencia, debe seguir acudiendo a la justicia, derecho que tiene que prevalecer, para argumentar su defensa.

Entre tanto, curiosamente, ya tres o cuatro ‘bodeguitas plataneras’, y sin credibilidad, han sido activadas para menospreciar, en cada medio que se publique algo contra el alcalde, la investigación de la Fiscalía. Reclaman respeto al debido proceso, pero pretenden coaccionar a la justicia. No reclamen garantías con amenazas, que es feo, por lo que exhortamos a la justicia a que aclare este hecho, que una vez más desconcierta a los armenios, ya bastante golpeados con los casos de corrupción.

Y los otros implicados 

El análisis que efectuó EL QUINDIANO la semana anterior dejó al descubierto otros elementos, gracias a nuestros lectores. Muchos ciudadanos se preguntan por la responsabilidad del entonces socio de la Comercializadora y Distribuidora Agroindustriales SAS, Jhon Fredy Correa Carvajal, y quien sería el que aportó cerca de $50 millones a la campaña del que ahora funge como alcalde, aunque suspendido, de Armenia.

En menos de unos meses, el señor, dicen las ‘bodeguitas’, pasó de ser socio a ser un simple empleado, empero y según la Fiscalía “habría un material probatorio suficiente y contundente que demostraría que algunos socios de la citada empresa habrían donado dinero a la campaña política del alcalde de Armenia, José Manuel Ríos. Uno de ellos, Jhon Freddy Correa Carvajal, que aparecía como accionista de la comercializadora, y sería quien aportó 50 millones de pesos a la campaña del ahora suspendido alcalde Ríos Morales, de acuerdo con el informe de Cuentas Claras del Consejo Nacional Electoral, CNE”. Esto se tiene que aclarar.

Otro elemento a precisar 

El señor Jhon Freddy Correa Carvajal, según se determinó, era la pareja de una funcionaria de la alcaldía de Armenia, al momento de la adjudicación del contrato, pues la Fiscalía pudo establecer que él era compañero permanente de la subdirectora de esa época en el Departamento de Fortalecimiento Institucional, DAFI, Lilia Yireth Pérez, por tanto y como lo informaron varios medios de la región, al revelar los informes del ente de control, ello contemplaba una inhabilidad para suscribir el contrato 002 del año 2020. Esto también se debe aclarar.

¿Acciones que generan dudas?

Una vez se descubrió este embrollo, dicen algunas personas cercanas a los involucrados, los perfiles en las redes sociales de Correa y Pérez fueron restringidos al público y permanecen por el momento así, cuando ellos eran activos usuarios de estas plataformas.

La señora Pérez ha sido asidua contratista de la alcaldía, en particular de la secretaría de Educación -donde la recuerdan con cariño-, como aparece en el Sigep, para luego ser subdirectora de DAFI, en los primeros meses del año 2020, fecha que coincide con el contrato de su esposo y que ahora enreda al alcalde Ríos Morales. No es persecución, es que la ciudadanía de Armenia, ya cansada de tantos hechos dudosos, exige la verdad.

Apelación

En el Estado de Derecho y el sistema actual se puede solicitar la apelación. Por eso, la Fiscalía apeló la semana anterior la decisión del Juez Quinto de no otorgar la medida de aseguramiento contra el alcalde Ríos Morales y su exdirectora de Bienes y Suministros. Ello está en la ley, y para bien de la institucionalidad, el debido proceso debe ser garantía. Hay que facilitar que la justicia dilucide este caso, para bien de todos, porque dineros públicos están comprometidos, además de la institucionalidad de una ciudad que lleva años en una inseguridad jurídica, por los relevos de sus alcaldes.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net