• DOMINGO,  25 OCTUBRE DE 2020

Armenia  |  08 septiembre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

En Armenia la Defensoría del Pueblo alerta sobre “gobernabilidad del crimen” en comunas y barrios

0 Comentarios

Imagen noticia

El grupo armado de delincuencia organizado conocido como “La Oficina de Armenia”, sería el GADO “La Cordillera”, ha configurado una especie de “gobernabilidad del crimen” fundamentada en la suscripción de pactos entre combos o pequeñas estructuras que tienen control territorial en algunos barrios y comunas de la capital quindiana.

Sobre el particular la Defensoría del pueblo ha emitido Alerta Temprana al señalar que estos serían regulados por dicha Oficina, con el fin de evitar al máximo los ciclos de violencia visible en la ciudad y mantener las garantías requeridas para que Armenia y sus inmediaciones continúen siendo destino de negocios y descanso predilectos por los narcotraficantes, al tiempo que continúen fluyendo las rutas de tráfico de estupefacientes y armas y en general, los corredores que conectan al departamento del Quindío con el interior del país y con el puerto de Buenaventura.

Agrega que “La Oficina de Armenia” ha venido configurando una especie de complejo delictivo, en donde las estructuras de crimen organizado y grupos delincuenciales locales le pagan tributos a esta, para contar con su autorización en la distribución de estupefacientes en un barrio o sector determinado y reciben a cambio instrucciones relacionadas con el proveedor al que deben comprarle determinadas sustancias ilegales.

De manera análoga, dicha estructura ofrece servicios de seguridad, escoltas, sicarios, transporte, armamento, espacios de reunión, como fincas o apartamentos, a narcotraficantes y miembros de grupos delincuenciales que llegan al Quindío a hacer negocios o a realizar cualquier actividad.

Indica la Defensoría que se ha conocido también la presencia del Grupo Armado de Delincuencia Organizada GADO “Los Flacos”, provenientes de Cartago, Valle del Cauca, quienes tendrían presencia en otros municipios de la parte plana del Quindío.

Explica que, aunque esta estructura tendría su origen en el Bloque Central Bolívar de las AUC, habría heredado varios elementos del Cartel del Norte del Valle y absorbido a reductos del GADO “Los Rastrojos”, con vínculos políticos y con autoridades de alto nivel que sostenía este cartel en el municipio de Cartago.

Por su parte, el GADO “La Cordillera”, procedente del Risaralda, ejerce influencia y presión hacia el departamento del Quindío, inicialmente en Circasia y paulatinamente se ha ido expandiendo hacia Armenia, municipios, en los que ha acudido a la vinculación de jóvenes de los barrios con mayores vulnerabilidades socioeconómicas.

A pesar de que la Fiscalía General de La Nación y la Policía Nacional, en desarrollo de operativos regionales, han logrado la captura de varios de sus integrantes, ha tenido una amplia facilidad de recomposición y de continuar en su proceso de expansión y fortalecimiento.

El proceso de monitoreo en el marco de la Alerta Temprana, permitió identificar vínculos entre un GADO de incidencia focalizada, conocido en su momento como “Los Peludos”, que concentró su dominio en los barrios del plan piloto de la comuna 1 de Armenia, Portal del Edén, Génesis, Bambusa y Nuestra señora de la Paz, con la Oficina del Valle de Aburrá de Antioquia, este GADO habría consolidado su presencia en dicho sector de la ciudad, tras el desmantelamiento del GADO “Los Gorilas” y desde entonces, sostienen una disputa con el GADO “Los Lecheros” y sus sucesores.

Otros GADO locales, o de incidencia focalizada, como “La Línea de la Muerte”, “Los Canasteros”, “Los Tóxicos” y “Los Forasteros”, desarrollan actividades delictivas focalizadas en comunas y barrios de la ciudad, mediante acuerdos de operación con estructuras de nivel regional y nacional mucho más grandes, con el propósito de evitar guerras y distribuirse el comercio local de todas las variedades de sustancias psicoactivas, que van desde la marihuana hasta drogas sintéticas, como principal fuente de economía ilegal en el territorio.

Finalmente, se considera pertinente señalar que, en los últimos años, el GADO “Los Rastrojos” ha enfrentado un proceso de “fragmentación” con ocasión de la entrega a las autoridades o captura de sus principales líderes, lo que ha provocado disputas por controles territoriales.

En este sentido, aunque en Armenia se han conocido algunas denuncias en las que sus víctimas refieren a este grupo como victimario, en realidad se trataría de grupos recompuestos por sus lugartenientes o que en algún momento estuvieron vinculados operativamente a dicha estructura.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net